Endometriosis: "Fue un alivio saber que no estaba loca", la joven que pasó 7 años sin ser diagnosticada

Alex Roach
Image caption Alex Roach pasó siete años sin que le diagnosticaran endometriosis.

El dolor menstrual que sufría Alex Roach, una británica de 24 años, era tal que le impedía realizar sus tareas del día a día.

Sin embargo, los médicos lo diagnosticaban como algo "que le pasa a las mujeres".

La joven tuvo que esperar siete años y consultar a numerosos médicos para poder descubrir por qué estaba sufriendo tanto: tenía endometriosis.

Es una enfermedad que provoca que la capa interna que recubre el útero se desarrolle en otras partes del cuerpo, y puede conducir a infertilidad.

Esta británica no es la única que ha tenido problemas para ser diagnosticada. Las autoridades sanitarias británicas están pidiendo que haya más concientización entre médicos y profesionales de la salud para entender mejor el trastorno.

Derechos de autor de la imagen Alex Roach
Image caption Alex Roach tuvo que esperar siete años para un diagnóstico.

Roach, que trabaja en una firma de abogados en Cardiff, Gales, le contó a la BBC que sus problemas comenzaron cuando le llegó la menstruación cuando era estudiante.

Y "no eran los típicos cólicos, era un dolor severo", dice.

"Muchos médicos me dijeron que yo era mujer, que eso era lo que pasaba y que era doloroso para algunas".

Su familia la llevó a ginecólogos, pero durante años siguieron sin saber qué era lo que causaba ese dolor tremendo que estaba interfiriendo con su asistencia al colegio y sus actividades.

"Nunca escuché hablar de endometriosis durante esos años", afirma.

Finalmente, un médico sugirió hacerse una laparoscopía, un procedimiento exploratorio en el que se introduce una cámara en el abdomen.

El cirujano no era experto en endometriosis y dijo que no había encontrado nada. Así que la joven continuó tomando los anticonceptivos hormonales que le habían recetado.

Cuando estaba en su segundo año de universidad se sometió a otra laparoscopía con un especialista en endometriosis y finalmente, cuando tenía 20 años -siete años después de su primer dolor abdominal- la diagnosticaron.

"(La noticia) fue bastante agridulce. Fue un alivio saber que no estaba loca", afirma Alex.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La endometriosis afecta a una de cada 10 mujeres de edad reproductiva.

¿Qué es la endometriosis?

  • Es un trastorno en el que el tejido que recubre el útero (endometrio) se desarrolla fuera del útero, por ejemplo en los ovarios o trompas de falopio.
  • Afecta principalmente a niñas y jóvenes en edad reproductiva. Es menos común en mujeres que han pasado la menopausia.
  • Es un trastorno a largo plazo que puede tener un impacto importante en la vida diaria, pero hay tratamientos que pueden ayudar.
  • Los síntomas incluyen: dolor en el bajo vientre o en la espalda, que a menudo empeora durante la menstruación, dolor al ir al baño, náusea, estreñimiento, diarrea o sangre en la orina durante la menstruación, dificultad para embarazarse.
  • Para algunas mujeres, la endometriosis puede conducir a depresión.

Diagnóstico y cirugía

Roach fue sometida a una cirugía después de su diagnóstico.

"La mitad del lado izquierdo de mis órganos se había fusionado (debido a la cicatrización y adhesiones). Tenía quistes. Tenía sangrado interno. Estaban ocurriendo todo tipo de cosas que yo no había anticipado", relata.

Después la volvieron a operar por cálculos biliares y le extrajeron la vesícula biliar debido a problemas causados por las hormonas que estaba tomando.

A pesar del diagnóstico, cinco médicos de familia le dijeron que no había causas físicas subyacentes y sólo cuando pagó para que le tomaran un escáner encontraron que tenía un enorme quiste, que posteriormente le extrajeron.

Derechos de autor de la imagen Alex Roach
Image caption Alex Roach fue sometida a tres operaciones debido a la enfermedad.

Roach ahora cree que debe haber un mayor entendimiento de esta enfermedad que afecta a una de cada 10 mujeres y del impacto que causa en la vida de éstas.

La joven no sabe si necesitará más cirugías en el futuro y tampoco sabe cuáles son sus posibilidades de tener hijos.

"Tiene que haber un reconocimiento de que no se está haciendo suficiente para identificar y diagnosticar la enfermedad. Es terrible sufrir estos dolores, pero es aún peor no tener idea de por qué ocurren", afirma.

"Es la principal causa de infertilidad y si me hubieran diagnosticado antes, hubiera hecho una enorme diferencia en mi vida, y en la vida de muchas mujeres, además de haber evitado el daño que me causó".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado