Knickers, el enorme buey que se salvó de la muerte por ser demasiado grande
Media playback is unsupported on your device

Knickers, el enorme buey que se salvó de la muerte por ser demasiado grande y pesado

Knickers (bragas en español) siempre había sido más grande que el resto de reses, pero su dueño nunca pensó que esa sería una razón para no poder venderlo.

Pero cuando Geoff Pearson lo subastó en el mercado local, los procesadores de carne no tuvieron ningún interés en hacerse con este toro castrado.

¿La razón? Era demasiado grande.

Y es que Knickers mide 1,94 metros y pesa algo más de 1.400 kilos. Los compradores de ganado aseguran que no tienen la maquinaria necesaria para manipular a un ejemplar de tal tamaño.

Su tamaño, literalmente, lo salvó de una muerte segura.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados