El servicio religioso que duró 96 días en una iglesia de Holanda para evitar la deportación de una familia

Servicio en la iglesia Bethel. Derechos de autor de la imagen Twitter de Hayarpi Tamrazyan
Image caption El servicio en la iglesia Bethel, de La Haya, empezó en octubre.

La iglesia Bethel en La Haya, Holanda, anunció este miércoles que pone fin al maratónico servicio religioso que inició el pasado 26 de octubre y que tenía como objetivo frenar la deportación de una familia armenia del país europeo.

La decisión de la iglesia se produjo después de que los partidos en la coalición del gobierno holandés alcanzaran un acuerdo el martes por la noche que le permitirá a la familia permanecer en Holanda.

La familia Tamrazyan estaba refugiada en la iglesia Bethel desde octubre, protegida por la legislación holandesa que establece que las autoridades no pueden interrumpir un servicio religioso.

"La iglesia va a detener el servicio continuado que se celebra desde el 26 de octubre", declaró Theo Hettema, miembro de la dirección de la iglesia.

"El acuerdo político del martes les ofrece ahora a las familias como los Tamrazyan una perspectiva segura de futuro en Holanda", agregó.

Esta es la historia que BBC Mundo publicó cuando el servicio religioso superó el mes desde su inicio.

Gesto de solidaridad

La iglesia Bethel empezó a celebrar un servicio el 26 de octubre que duró 96 días. No es que los pastores de este templo protestante quisieran batir algún récord.

El objetivo del rito maratónico era evitar la deportación de la familia Tamrazyan a su país, Armenia, una ex república soviética.

"Desde el viernes 26 de octubre, hay un servicio continuo en la iglesia Bethel. Así, se le otorga refugio a la familia Tamrazyan, que ha vivido en Holanda durante nueve años y está bajo amenaza de expulsión", decía un comunicado de la Iglesia protestante de La Haya en su página web.

"Las próximas horas, día y noche, personas de todo el país (pueden) visitar el vecindario y la iglesia de Bethel. ¡Bienvenidos a esta celebración.

Desde entonces, miles de feligreses y cientos de pastores participaron en distintos momentos del servicio, de acuerdo a la Iglesia.

Pero ¿cómo llegó la familia Tamrazyan a esta situación?

Amenazas

Sasun y Anousche Tamrazyan y sus tres hijos, Hayarpi, Warduhi y Seyran, llegaron a Holanda en 2009, después de que el padre recibiera amenazas de muerte por cuestiones políticas, según una solicitud de asilo que cita The Washington Post.

Derechos de autor de la imagen Twitter de Hayarpi Tamrazyan
Image caption Hayarpi, de 21 años, publicó un video en Twitter para "pedir ayuda en nombre de su hermano y hermana".

Los últimos años vivieron en un centro de solicitantes de asilo en La Haya, pero sus sucesivas peticiones para quedarse en Holanda han sido rechazadas.

La última vez, les negaron un "perdón de niños", que permite que una familia se quede si los hijos han vivido al menos cinco años en Holanda.

Ese perdón solo lo obtiene un 10% de los que lo piden, de acuerdo a la Iglesia protestante de La Haya.

En septiembre, los Tamrazyan recibieron una orden de deportación.

Una de las hijas, Hayarpi, de 21 años, publicó un video en Twitter para "pedir ayuda en nombre de su hermano y hermana".

Dilema

Días después, la joven y su familia decidieron refugiarse primero en la iglesia Reformada de La Haya y luego en Bethel.

Derechos de autor de la imagen Twitter de Hayarpi Tamrazyan
Image caption Los hermanos Tamrazyan han crecido en Holanda.

"Hayarpi y su familia son bienvenidos en Bethel, la iglesia que toma su nombre de la historia bíblica del refugio de Jacob, de la ciudad de la paz y la justicia. A partir de ahora, oraremos día y noche, día y noche", tuiteó Axel Wicke, predicador de Bethel, el 26 de octubre, cuando recibieron a los Tamrazyan.

Las leyes holandesas impiden que las autoridades intervengan un templo religioso mientras se está celebrando algún rito.

Theo Hettema, presidente del Consejo General de Ministros de la Iglesia protestante, explicó que el objetivo del refugio era "crear tiempo y espacio para dialogar con el gobierno".

"La Iglesia protestante de La Haya respeta las órdenes judiciales, pero se enfrenta a un dilema: la elección entre respetar al gobierno y proteger los derechos de un niño", dice esta organización en un comunicado.

Según esta iglesia, hay otros 400 niños en Holanda en la misma situación que los Tamrazyan.

*Esta nota se publicó originalmente el 28 de noviembre de 2018.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado