Por qué 145 ballenas quedaron varadas en una costa paradisiaca de Nueva Zelanda

Ballenas piloto varadas en Nueva Zelanda. Derechos de autor de la imagen DOC
Image caption 145 ballenas piloto quedaron varadas en la isla Stewart de Nueva Zelanda esta semana.

Las imágenes son sorprendentes: docenas de ballenas yacen varadas en una idílica playa de una zona remota de Nueva Zelanda.

El grupo fue encontrado por alguien que caminaba en la isla Stewart a principios de esta semana. Y unos cuantos días más tarde, otras 51 ballenas piloto murieron después de quedar varadas en una playa en las islas Chatham.

Si bien las ballenas varadas no son algo raro, normalmente se encuentra un solo animal en lugar de toda una manada. Es por esto que los recientes grupos de ballenas varadas ha despertado interés por lo extraño y raro del fenómeno.

¿Por qué sucede? Si bien las razones exactas siguen sin quedar claras, los expertos dicen que muchos factores diferentes podrían estar involucrados.

Enfermedad y lesión

"Con frecuencia, los animales que aparecen en una playa están agotados, están malnutridos o no han comido porque están enfermos", dijo Simon Ingram, profesor de Conservación Marina en la Universidad de Plymouth, Reino Unido.

"Pueden estar en la etapa final de una enfermedad o morir en el mar y terminar arrastradas hasta una playa", agregó.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Factores como enfermedades o lesiones se dan cuando se encuentra un solo animal varado, no grupos grandes.

Sin embargo, las enfermedades o lesiones suelen ser un factor cuando se encuentra un solo animal varado.

"El problema es que en un grupo numeroso de animales es muy probable que algunos de ellos estén enfermos de todos modos", explicó.

También es cierto que ha habido casos en que grupos de ballenas sanas han quedado varados. Entonces, ¿qué podría estar detrás de estos casos?

Errores de navegación

Algunos expertos dicen que ciertos aspectos de la costa o del lecho marino pueden desorientar a las ballenas, especialmente si vagan fuera de su hábitat habitual.

"Algunos lugares como la punta de Nueva Zelanda son zonas propicias para encallamientos", señaló Ingram.

"A veces esto se debe a las características geográficas de la costa. Si hay una característica como una península o un promontorio, entonces los animales que deberían estar en aguas más profundas pueden encontrarse repentinamente en una bahía confusa y poco profunda".

Derechos de autor de la imagen DoC
Image caption Expertos están tratando de entender por qué grandes números de ballenas están quedando varadas en la costa.

Las aguas poco profundas pueden suponer un riesgo para las ballenas piloto, en particular debido a la forma en que navegan y se comunican.

"Estos animales buscan comida y se alimentan en gran parte por ecolocalización", apuntó Andrew Brownlow, patólogo veterinario que ha realizado autopsias en ballenas pilotos varadas en Escocia. "Así que usan el sonido para navegar, comunicarse y encontrar su presa".

"Usar la ecolocalización en áreas con barro limoso muy superficial es como tratar de caminar por un bosque en un día con neblina", explicó, "es muy difícil orientarse y ver con claridad".

Esta combinación de aguas poco profundas y ecolocalización confusa es un grave peligro y puede llevar a encallamientos en masa.

"Terminan llegando a zonas poco profundas y quedan varadas por la marea que baja, por lo que la disposición natural de la tierra es un factor de riesgo real para estos animales", dijo Brownlow.

Derechos de autor de la imagen DoC
Image caption Muchas de las ballenas tenían heridas tras quedar atrapadas en aguas poco profundas.

Seguir al líder

Pero si una sola ballena se lesiona o se pierde, ¿por qué terminan varadas en grandes cantidades? Los expertos dicen que la respuesta está en su comportamiento de manada.

"Es un problema que se tiene con estos animales tan sociales que tienden, por razones que nunca hemos esclarecido, a seguir a un líder enfermo a la playa o perdiéndose como grupo", indicó Brownlow.

"Esta especie en particular parecer ser bastante propensa a ese tipo de comportamiento de manada".

Esto significa que si una ballena piloto se encuentra con un problema, puede tener un impacto en el resto del grupo.

Brownlow señaló como ejemplo un caso en 2015 cuando alrededor de 30 ballenas quedaron varadas en la Isla de Skye, en la costa oeste de Escocia.

"Creemos que fue porque una de las hembras tenía problemas para dar a luz y estaba muy angustiada", explicó. "Ella vino a aguas poco profundas, y todos los demás en el grupo la siguieron a la playa".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las ballenas piloto son tremendamente sociales y se siguen unas a otras hacia situaciones de peligro como aguas poco profundas.

Aguas en calentamiento

Otra posible causa de los encallamientos, sugieren algunos expertos, es que las temperaturas del agua se están volviendo más cálidas.

"Hemos tenido una semana fuera de lo normal, que todavía no ha concluido, y es justo decir que ha sido un año completamente inusual", dijo Karen Stockin, una científica de mamíferos marinos de la Universidad Massey de Nueva Zelanda a la agencia de noticias AFP sobre los últimos grupos de ballenas varadas.

"Sospecho que mucho de esto ha sido por las temperaturas más cálidas de la superficie del mar que estamos viendo en este momento".

También explicó que es probable que esto afecte hacia dónde se mueven sus presas y que, como consecuencia, estemos viendo cómo las diferentes especies de ballenas las siguen.

El verano de Nueva Zelanda comienza el sábado y Stockin advirtió que puede haber más ballenas varadas por venir.

"Ahora estamos entrando en la temporada de ballenas varadas, esto es solo el comienzo y somos muy conscientes del hecho de que este es un comienzo muy agitado", dijo.

Mientras que Stockin dice que el calentamiento global puede estar involucrado en el aumento de las temperaturas del mar, la mayoría de los expertos advierte que es importante no apresurar conclusiones sobre el papel de los humanos en estos casos.

"Es probable que las ballenas piloto quedaran varadas en Nueva Zelanda desde antes de que la gente viviera allí", expuso Ingram. "Probablemente no tenga nada que ver con lo que los humanos han hecho".

"Estos animales se encuentran en un ecosistema muy dinámico, por lo que yo sería muy cauteloso al establecer cualquier conexión entre estos ejemplos y el cambio climático".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Contenido relacionado