Por qué el Gran Colisionador de Hadrones cerrará durante dos años

Gran Colisionador de Hadrones Derechos de autor de la imagen CERN
Image caption El Gran Colisionador de Hadrones es el mayor centro de investigación dedicado a la física de partículas del mundo.

El mayor destructor de átomos del mundo se apagó.

El Gran Colisionador de Hadrones o GCH, el acelerador de partículas más poderoso del planeta, dejó de funcionar temporalmente para convertirse en un instrumento aún más potente.

La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) informó en un comunicado que el colisionador se desactivó por dos años para que algunos de sus instrumentos sean mejorados.

Los físicos esperan que cuando vuelva a despertar, en 2021, el acelerador permita explorar nuevas fronteras en la composición de la materia y la historia del universo.

Renovaciones

Varios sectores del colisionador será actualizadas.

Los inyectores que alimentan partículas al acelerador serán modificados para permitir la circulación de haces de partículas más potentes, de acuerdo con un comunicado del CERN.

Los aceleradores lineales, que constituyen los primeros pasos del proceso del acelerador, van a ser reemplazados.

Derechos de autor de la imagen CERN
Image caption Los inyectores que alimentan partículas al acelerador serán modificados para permitir la circulación de haces de partículas más potentes

Otros sectores en el camino hacia el anillo final del LHC también recibirán actualizaciones.

Uno de los detectores de cálculo de las colisiones será prácticamente reemplazado.

"Gran Apagón"

El actual cierre del colisionador es llamado el Gran Apagón 2, Long Shutdown 2 o LS2. El primero tuvo lugar entre 2013 y 2015 cuando se introdujeron otras mejoras.

El acelerador también debió apagarse debido a un corto circuito en 2016, a causa de una visitante inesperada.

Una comadreja que saltó la valla de una estación del GHC no sobrevivió al choque con un transformador de alto voltaje.

El trabajo actual en el acelerador también es en preparación de un proyecto mayor que convertirá al acelerador en el Gran Colisionador de Hadrones de Alta Luminosidad, que comenzará en 2025.

Está previsto que el acelerador de alta luminosidad aumente la tasa de colisión entre cinco y siete veces.

El Gran Colisionador de Hadrones en datos

Derechos de autor de la imagen CERN
Image caption A 100 metros bajo tierra, más de mil imanes dirigen las partículas a lo largo de un túnel de 27 km.
  • El Gran Colisionador de Hadrones es un acelerador de partículas impulsadas desde dos puntos a casi la velocidad de la luz. Cuando chocan permite a los científicos detectar nuevos fenómenos físicos.
  • Más de 1.200 imanes están en cada extremo del túnel circular de 27km de largo y a 100m bajo tierra, en la frontera de Francia y Suiza, cerca de Ginebra.
  • Los imanes dirigen el haz de partículas de protones (o iones de plomo) por el anillo del GCH. A lo largo del túnel hay anillos que se cruzan y permiten que se produzcan las colisiones.
  • Los experimentos que se analizan de estas colisiones generan cada año más de 10 millones de gigabytes en datos.

Montañas de datos

Los científicos seguirán muy ocupados durante los dos años de "descanso" del colisionador.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El colisionador es un gran complejo de anillos donde las partículas son aceleradas. Los anillos se cruzan provocando el choque de las partículas subatómicas y en cada intersección las cámaras monitorean el resultado.

Los experimentos realizados entre 2015 y 2018 produjeron tantos datos que muchos de ellos aún deben ser analizados.

Se estima que el archivo de datos de CERN contiene el equivalente a mil años de transmisiones ininterrumpidas de video.

Descubrimientos

El colisionador es un gran complejo de anillos donde las partículas son aceleradas hasta casi la velocidad de la luz.

Los anillos se cruzan provocando el choque de las partículas subatómicas y en cada intersección las cámaras monitorean el resultado.

Los experimentos en el GHC permitieron descubrir el famoso bosón de Higgs, una partícula parcialmente responsable de dar masa a otras partículas.

Durante décadas la elusiva partícula había sido un gran enigma de la física. Pero no existía la tecnología para construir un acelerador lo suficientemente potente para probar su existencia, que fue finalmente confirmada en 2012.

Image caption El pentaquark es una de las partículas detectadas con el Gran Colisionador de Hadrones.

"Además de otros muchos resultados hermosos, durante los últimos años los experimentos nos han permitido hacer un progreso tremendo en la comprensión de las propiedades del bosón de Higgs, una partícula muy diferente que puede darnos indicios más allá del Modelo Estándar de física", señaló en un comunicado Fabiola Gianotti, directora general de CERN.

El colisionador permitió otros descubrimientos, incluyendo el de dos partículas llamadas pentaquark y "Xicc++".

Pero no ha sido posible detectar hasta ahora otro Santo Grial, pruebas de la teoría llamada "supersimetría", una lista de partículas compañeras para cada partícula existente que podría ayudar a comprender la materia oscura.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Temas relacionados

Contenido relacionado