Reconocimiento facial en vivo: el polémico experimento tecnológico de la policía de Londres que tildan de "autoritario"

Mujer con dibujos de reconocimiento facial. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La policía de Londres está probando un nuevo sistema de reconocimiento facial en las calles más concurridas de la ciudad.

Los compradores navideños, turistas y ciudadanos británicos que visiten las comerciales calles del centro de Londres durante esta semana estarán más vigilados que nunca.

La Policía Metropolitana de la capital británica está llevando a cabo un experimento para probar una tecnología con la que espera identificar más eficiente y rápidamente a sospechosos de crímenes y fortalecer la seguridad de la ciudad, en la que viven más de ocho millones de personas.

Los agentes dicen que se trata de un sistema llamado "reconocimiento facial en vivo" -el mismo que se usa en ciertos aeropuertos y aduanas para reconocer a los pasajeros- que les permitirá identificar a gente buscada por la policía o por los tribunales.

Las pruebas se están llevando a cabo este lunes y martes en las zonas de Soho, Piccadilly Circus y Leicester Square, algunas de las áreas más transitadas y visitadas de la capital británica.

Sin embargo, algunas voces aseguran que se trata de un sistema demasiado "intrusivo" e incluso "autoritario".

"Peligrosamente autoritaria"

La organización británica en defensa de la privacidad Big Brother Watch describió el uso de esa tecnología como "peligrosamente autoritaria".

En un comunicado, el grupo dijo que "monitorear a personas inocentes en público es una violación de los derechos fundamentales a la privacidad, a la libertad de expresión y al derecho de reunión".

"Estamos luchando contra esto para todos aquellos que no quieran convertirse en tarjetas de identidad andantes en una nación vigilada".

Los activistas aseguran que el sistema no está regulado por ninguna ley que proteja a los ciudadanos.

"Esas cámaras de reconocimiento facial en tiempo real son puestos de control biométricos que identifican a miembros del público sin su conocimiento", explican.

"La policía ha comenzado a incluir en las cámaras listas secretas de vigilancia que contienen no solo criminales, sino sospechosos, manifestantes, fanáticos de fútbol y gente inocente con problemas de salud mental".

Una investigación elaborada por el organismo a principios de este año sugiere que se trata de una tecnología que detecta a un número "asombroso" de personas inocentes a las que define como sospechosos.

Derechos de autor de la imagen CHRIS RATCLIFFE/Getty Images
Image caption Las zonas del centro de Londres están particularmente abarrotadas durante la época navideña.

La Policía Metropolitana dijo que unos agentes "claramente uniformados" llevarán a cabo el experimento y distribuirán panfletos con información durante ocho horas en esos días.

También aseguró que quien se negara a ser escaneado "no sería visto como sospechoso".

Pero Big Brother Watch lo pone en duda.

"La policía dijo públicamente que cualquier persona que no lo desee podría elegir no ser escaneada por las cámaras de reconocimiento facial", pero "en privado, la policía informó a los agentes de que quien se alejara de las cámaras podría ser visto como sospechoso y detenido", se lee en la cuenta oficial de Twitter de la organización.

Hannah Couchman, una activista en Liberty, otro organismo por los derechos humanos, declaró que unos agentes policiales le dijeron que "la gente que pareciera nerviosa, se alejara o se cubriera el rostro" podría resultar sospechosa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las cámaras registran y detectan los rostros de los transeúntes en vivo.

"Un riesgo y una oportunidad"

Elizabeth Denham, quien fue nombrada comisaria de información en julio de 2016, dijo en un post publicado en mayo por la Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido (ICO, por sus siglas en inglés) que la tecnología de reconocimiento facial podrá aportar "beneficios significativos para la seguridad pública".

Pero también dijo que su aplicación podría ser "particularmente intrusiva" y que representa "un verdadero cambio en la manera en la que ciudadanos decentes son monitoreados en su vida diaria".

"La forma en que el reconocimiento facial se está usando en espacios públicos puede ser muy intrusiva".

"La tecnología representa un riesgo y una oportunidad", escribió Denham.

Algunos países como China ya usan este tipo de sistemas en sus calles. En el país asiático, la policía usa gafas de reconocimiento facial en vivo para buscar sospechosos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Estas gafas de la policía de China usan un sistema de reconocimiento facial en vivo similar al que está probando Reino Unido.

Pero el caso de China es muy distinto a de Reino Unido.

China es líder mundial en reconocimiento facial y cuenta con la mayor red de videovigilancia del mundo.

"Hay ojos invisibles que siempre te siguen, sin importar lo que hagas", le contó a la BBC, Ji Feng, un poeta crítico del gobierno.

Eso es precisamente lo que temen grupos como Big Brother Watch, que asegura que esta tecnología puede hacer que si no estás registrado por la policía, lo estés próximamente.

La policía dijo en una nota de prensa que se ha comprometido a 10 pruebas durante los próximos meses.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado