La salomónica decisión de un tribunal en China de separar a dos hermanos y dejar a uno con la familia de la asesina de su padre

Michael Simpson y sus hijos, Alice y Jack Derechos de autor de la imagen Familia Simpson
Image caption Según los abuelos paternos, tras la separación de la pareja los niños pasaban más tiempo con su padre que con su madre.

Los padres de un británico asesinado por su esposa china en Shanghái ganaron la custodia de uno de sus nietos, tras una extensa batalla legal en un tribunal chino.

Alice, de seis años, podrá irse con sus abuelos paternos a Reino Unido, mientras que Jack, de ocho, deberá permanecer con sus abuelos maternos en China, determinó la corte.

Esta también ordenó a la familia británica pagar cerca de US$13.000 a los padres de la asesina de su hijo.

No obstante, sus abuelos paternos aseguraron que continuarán luchando para obtener la custodia del otro nieto y reunificar a la familia, tras la salomónica decisión del tribunal.

Discusión acalorada

La saga por la custodia de los niños comenzó en 2017, después de que Michael Simpson, hijo de Ian y Linda Simpson, fuera asesinado por su esposa Weiwei Fu.

La pareja se conoció poco después de que Michael llegara a China en 2009 para trabajar para la cadena de ropa británica Next en un puesto ejecutivo.

Derechos de autor de la imagen Familia Simpson
Image caption Los abuelos prometieron mantener el contacto con la familia China, continuar con la enseñanza de mandarín para los niños y viajar a China todos los años.

Michael tenía 34 años cuando su esposa -con quien no convivía desde hace un año y de la que se estaba divorciando- lo apuñaló en el cuello en su departamento de Shanghái, tras una acalorada discusión.

Él murió inmediatamente. Su novia sufrió heridas graves.

Weiwei Fu está actualmente cumpliendo su sentencia de cadena perpetua.

Mejor calidad de vida

En un comunicado que enviaron a la BBC, los Simpson dijeron estar "encantados" con el regreso de Alice.

El objetivo de traerlos a Reino Unido, señalaron, es brindarles una mejor educación y calidad de vida.

Los abuelos y la niña esperan regresar a Reino Unido apenas consigan el visado.

"(Alice) está hablando con su hermano y sus abuelos todos los días por WeChat y está preparada y feliz para su nueva aventura. Es un placer absoluto estar con ella", dijeron sus abuelos paternos.

Según explicaron en varias oportunidades, los niños fueron trasladados a la remota localidad de Nanzhang, en el noroeste de China, después de que su madre fue enviada a prisión.

Allí, los niños compartían una habitación pequeña con su primo, en la casa de sus abuelos maternos.

La explicación que les dieron es que fueron llevados allí porque sus padres estaban trabajando en el extranjero.

Durante este período, la familia materna le negó acceso a los niños por 21 meses a los abuelos paternos.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado