Ola de frío ártico: qué son los criosismos o sismos de hielo que se reportan durante el vórtice polar en EE.UU.

Personas corriendo en Chicago Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los meteorólogos esperan que el vórtice polar empiece a desvanecerse el fin de semana.

El frío extremo que afecta a Estados Unidos esta semana no solo pone a las personas a tiritar sino que a algunos también los sacude.

Desde el martes, el Medio Oeste de EE.UU. soporta los efectos de un vórtice polar, una masa de vientos helados giratorios que descendieron del Ártico y que han causado que en algunos lugares de ese país, la temperatura caiga hasta los -48 ºC.

Hasta el viernes, al menos 21 personas habían muerto por causas relacionadas con este fenómeno.

Mientras tanto, residentes de los estados de Ohio, Illinois y Pensilvania, en el norte de EE.UU., aseguran haber escuchado fuertes ruidos provenientes del suelo, según medios locales.

Los científicos creen que detrás están los criosismos o "sismos de hielo".

¿Qué tienen que ver los temblores con el frío?

Congelamiento interno

Cuando llueve o nieva en algún lugar, grandes cantidades de humedad se depositan en el subsuelo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Para que ocurra el sismo de hielo, debe haber muy poca o ninguna nieve sobre el suelo.

Un descenso dramático de la temperatura hace que esta humedad se convierta en hielo y se expanda (debido a que, al ser menos denso que el agua líquida, ocupa más espacio).

"Esta expansión continua impone una gran cantidad de presión en el suelo congelado y la roca circundante", dicen Steven Battaglia y David Shannon en un estudio difundido por la revista Weatherwise en 2015 citado por un artículo de Forbes publicado el viernes.

"Una vez que la presión es demasiado fuerte, se libera violentamente, se fractura la superficie y se produce un fuerte ruido cerca a la rotura", señalan Battaglia y Shannon.

Para que esto ocurra, debe haber muy poca o nada de nieve en la superficie, de lo contrario los copos protegen al suelo de los cambios súbitos de temperatura, según explica un artículo de la revista Live Science publicado el miércoles.

"Suena como una explosión"

Michelle Tebbetts, residente de Dillsburg, Pensilvania, experimentó un sismo de hielo durante este vórtice polar, según contó a la cadena local WHP-TV.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Grandes áreas de la superficie del lago Michigan, en el noreste de EE.UU., se congelaron.

"Sonó como si se hubiera caído un mueble grande", dijo.

Según Steven Tebbetts, otro residente de Dillsburg, estos sismos "suenan como un 'boom' o una explosión y producen un pequeño remezón en la casa".

Si estos fenómenos tienen efectos parecidos a los temblores, ¿pueden ser medidos por los sismógrafos?

Muy pequeños

En los terremotos se mueven las placas tectónicas de la tierra, a kilómetros de profundidad, mientras que los sismos de hielo son mucho más superficiales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Al menos 90 millones de estadounidenses han experimentado temperaturas de -17 ºC o menos durante el vórtice polar.

Además, los criosismos son demasiado débiles como para que los detecte un sismógrafo, según explicó el geólogo Jeri Jones de Jones Geological Services en 2018 al periódico estadounidense USA Today.

"No son muy fuertes, por lo general no causan mucho movimiento y solo se pueden escuchar a una distancia de unos 100 metros (como si uno escuchara un camión pasando cerca a la casa)", señaló el geólogo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado