El tren de Amtrak que quedó atrapado en Oregón medio de la nieve por más de 40 horas con casi 200 personas a bordo

tren Derechos de autor de la imagen Carly Bigby
Image caption Entre los pasajeros del tren se contaban bebés y niños.

Entre la nieve, en medio de la nada, un tren estadounidense con 183 pasajeros a bordo, entre ellos varios menores de edad, quedó atrapado desde la noche del domingo luego de que un árbol lo golpeara antes de caer sobre las vías.

Y aunque no se reportaron heridos, la pesadilla estaba por comenzar: estuvieron allí por casi dos días, hasta la mañana de este martes cuando fueron finalmente rescatados.

Amtrak, la compañía propietaria del ferrocarril, indicó en un comunicado que el tren estaba finalmente en movimiento, pero que debido a las condiciones climáticas, se esperaban retrasos a lo largo de la ruta.

Las crudas nevadas y la presencia de troncos en varios tramos de las líneas impidieron a los rescatistas avanzar hasta el lugar del accidente hasta este martes.

Aunque el tren contaba con energía eléctrica, comida, agua y otros elementos esenciales, algunos artículos, como pañales comenzaron a agotarse y los niveles de estrés crecían, según reportes de medios locales.

Indicaron, además, que la mala recepción de la señal de teléfonos móviles en la zona aumentó la preocupación entre los pasajes y sus familiares.

Casi 40 horas después del suceso, los cuerpos de socorro llegaron finalmente hasta el tren que viajaba desde Seattle a Los Ángeles.

Dificultades

Según informaron medios locales, el alto nivel de la nieve dificultó las tareas de rescate, mientras algunos pasajeros comenzaron a mostrar síntomas de ansiedad.

"Nos han pedido que abramos las ventanas, pero no podemos bajar del tren porque hay cuatro pies (1,2 m) de nieve en todas las direcciones. No hay dónde ir", contó una pasajera, Rebekah Dodson, a la televisora KTVL News.

En otra entrevista con CNN, Dodson relató que varios estudiantes, que viajaban en el tren muchos de ellos de Japón, estaban "asustados" porque algunos profesores no creían su "excusa" para faltar a clases.

Derechos de autor de la imagen Carly Bigby
Image caption El tren quedó atrapado luego de chocar con un tronco.

Una de las dudas tras el suceso fue por qué la compañía de trenes no trasladó a los pasajeros hasta la vecina ciudad de Oakridge, en el oeste de Estados Unidos.

Amtrak informó que los pasajeros se mantuvieron a bordo del tren tras el accidente debido a cortes de energía en la localidad y para evitar separarlos entre los dos pequeños hoteles que existen en las cercanías.

Los residentes de Oakridge alegan que la situación allí también es cada vez más grave, ya que las gasolineras locales y las tiendas de comestibles han tenido que cerrar debido a la falta de electricidad.

"No se puede conseguir agua, no se puede obtener comida, no se puede obtener ningún tipo de combustible para generar calor o cocinar", dijo Christina Mentzer a KPIC-TV.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado