Ola de calor en Europa: las temperaturas récord que afectan al continente en pleno invierno

Surfista en Dorset. Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Hacer surf en Dorset, en el sur de Inglaterra, es posible estos días gracias a las altas temperaturas alcanzadas pese a estar en mitad del invierno.

Mientras Reino Unido batía esta semana su récord de calor en invierno durante dos días consecutivos, en algunos puntos de Noruega se alcanzaban casi los 18ºC.

A la vez, en el sur de Italia se acercaron a temperaturas de 0ºC y en zonas de Grecia o Turquía llegó a nevar durante el fin de semana.

¿Qué está pasando con el invierno, tradicionalmente una época de frío, en Europa?

Este lunes fue el primer día desde 1998 que Reino Unido superó los 20ºC en esta época del año. Solo un día después, volvió a batir el récord gracias a los 21,2ºC registrados en los jardines de Kew en Londres.

En febrero de 2018, sin embargo, las temperaturas en el país llegaron a ser tan bajas como los -11,7ºC que se vieron en Farnborough, en Hampshire.

"Nunca habíamos visto algo así... En Gales, 20,6ºC es como en pleno verano", le dijo a la agencia AFP Étienne Kapikian, meteorólogo del servicio francés Météo-France.

El Centro Meteorológico de la BBC avanzó que este mes de febrero será probablemente uno de los más calurosos desde que comenzaron los registros en 1878.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption ¿Tomando sol en Devon, en el suroeste de Inglaterra, en pleno febrero? Es una estampa bastante inusual.

Otros países del este de Europa también están viviendo un invierno muy particular. En el caso de España, la ciudad gallega de Orense registró este martes 24,8ºC.

Según la Agencia Estatal de Meteorología española, un anticiclón seguirá dejando temperaturas máximas de récord esta semana, sobre todo en el norte del país.

Otras ciudades donde sus habitantes miraron asombrados el termómetro esta semana fueron Pleyber-Christ, Francia (21ºC) o Uccle, Bélgica (18,8ºC).

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Bañistas se acercaron a la playa de Arcachon, en Francia, para disfrutar este miércoles de la agradable temperatura.

Pero las temperaturas también están siendo sorprendentemente elevadas en los países nórdicos.

El sábado, la ciudad sueca de Kvikkjokk cercana al círculo polar Ártico llegó a los 9,1ºC. En Linge (Noruega), el termómetro alcanzó 17,8ºC.

Mientras, en el sur de Europa la situación es bien diferente.

El termómetro marcó 5ºC en Lecce (Italia) y 3ºC en Tesalónica (Grecia) donde nevó el fin de semana pasado, así como en el noroeste de Turquía.

¿Cambio climático?

Esta inusual situación está "relacionada con la circulación atmosférica que se instaló este fin de semana y que perdura", dijo Kapikian al describir las bajas presiones en el Atlántico y en el este de Europa que enmarcan un potente anticiclón en Europa Occidental.

Pero ¿está el cambio climático detrás de estas temperaturas récord en esta época del año?

La directora interina del Instituto de Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford en Reino Unido, Friedericke Otto, consideró lógico que la población se pregunte si las temperaturas récord estaban siendo impulsadas por este fenómeno.

"No tengo dudas al afirmar que hay un elemento de cambio climático en estas temperaturas cálidas", dijo, apuntando al hecho de que la primavera empiece mucho antes como una de sus señales más evidentes.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Parques de Londres como el de St. James se ven repletos de personas estos días.

Pero, según la experta, "el cambio climático por sí solo no lo está causando", asegurando que hay otros factores a tener en cuenta.

El editor de ciencia de la BBC, David Shukman, explicó que los científicos y meteorólogos suelen ser reacios a vincular las olas de calor, tormentas o inundaciones de manera directa al cambio climático sin un estudio específico que lo demuestre.

Pero, según Shukman, las investigaciones han demostrado que episodios como la ola de calor del verano pasado fueron más probables por los crecientes niveles de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera.

De momento, las previsiones apuntan a que las altas temperaturas en Europa descenderán gradualmente a partir de la segunda mitad de esta semana o inicios de la próxima, cuando la región se vea afectada por vientos o lluvias.

Pese a todo, ello no evitarán que los valores sigan muy por encima de lo habitual para esta época.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado