¿Es realmente Estados Unidos el país más desigual del mundo?

Una persona sin techo en el metro de Nueva York. Derechos de autor de la imagen Andrew Lichtenstein

La campaña para las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2020 ha comenzado.

El senador socialista Bernie Sanders anunció que será nuevamente candidato a la Casa Blanca, con un discurso donde aseguró que la codicia de las empresas estadounidenses "ha resultado en que este país tenga más desigualdad de ingresos y de riqueza que cualquier otro de los mayores países en la Tierra".

¿Está en lo correcto sobre la desigualdad?

Veredicto: la desigualdad es alta, pero no es la más alta.

Estados Unidos es ciertamente el país más rico del mundo y está creando más millonarios nuevos que ningún otro, tal como lo demuestran informes recientes, como el que elabora Credit Suisse.

Respecto a la desigualdad, hay distintas maneras de medirla. Una de las más comunes es la utilización del Coeficiente de Gini.

Este método le asigna a los países un puntaje que va de cero a 100, donde cero es la máxima igualdad.

Por otro lado, cuando Sanders se refiere a los "mayores países", habría que darle una mirada a las mayores economías desarrolladas, que son el grupo del G7, más Rusia y China.

De estas naciones, el Coeficiente de Gini ubica a Estados Unidos en el segundo lugar de los países más desiguales, después de China, según los datos más recientes del Banco Mundial.

El organismo obtiene la información a partir de encuestas a hogares recolectadas por las agencias de estadísticas gubernamentales y sus propias investigaciones.

Si observamos un grupo más extenso de países, como es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Estados Unidos queda en el cuarto lugar, después de México, Chile y Turquía.

La desigualdad tiende a ser mayor en países que no son desarrollados. Regiones como América Latina, el Caribe y África Subsahariana han tenido históricamente los niveles más altos.

¿Qué pasa con la distribución de la riqueza?

La mayor parte de la riqueza del mundo está en manos de una pequeña fracción de la población.

El 1% más rico del planeta concentra en la actualidad casi la misma proporción de la riqueza global que concentraba al inicio del milenio, según el Informe Global de Riqueza 2018 de Credit Suisse.

La desigualdad de la riqueza subió después de la crisis financiera de 2008, pero ha dejado de crecer en los últimos dos años.

Esto aumenta las posibilidades de un crecimiento de la riqueza más inclusivo en el futuro, según el mismo informe.

En Estados Unidos, la proporción de la riqueza en manos del 1% más rico es alta, pero no la más alta.

Al compararla con otras grandes economías seleccionadas en el informe, el 1% concentra más riqueza en Brasil, Rusia e India.

De hecho, la porción de los ingresos del 1% más rico en Rusia, aumentó marcadamente en la década de los 90, superando a países como EE.UU., Reino Unido y Francia, de acuerdo al análisis de la base de datos global sobre desigualdad, World Inequality Database.

El informe de Credit Suisse muestra que existe un patrón similar en el caso del 10% más rico, excepto en Italia, donde la porción de ese segmento aumentó en 2018.

Una vez más, Rusia lidera la lista, donde el 10% superior concentra más del 80% de la riqueza del país.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado