Las noticias falsas que creó el gobierno británico durante la Guerra Fría

El comunicado falso del IRD.
Image caption El IRD falsificó un comunicado de prensa para desacreditar a la Federación Mundial de la Juventud Democrática, respaldada por los comunistas.

Funcionarios del gobierno británico falsificaron documentos para producir noticias falsas durante la Guerra Fría, según muestran archivos recientemente publicados.

El Departamento de Investigación de la Información (IRD, por sus siglas en inglés) era la unidad secreta de propaganda del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Durante 30 años suministró información a periodistas y también tenía sus propias agencias de noticias.

Casi 2.000 de sus archivos han sido transferidos a los Archivos Nacionales desde el inicio de 2019.

'Guerrero frío'

Los archivos son de principios de la década de 1960, en el apogeo del IRD, cuando empleaba a entre 400 y 600 personas, según Paul Lashmar, autor de "La Guerra de Propaganda Secreta de Gran Bretaña".

En 1978 Lashmar formó parte del equipo de periodistas que reveló la existencia del IRD.

Cuenta que esta es la primera vez que los documentos falsificados han sido expuestos.

El equipo fue financiado por el llamado "voto secreto", que usó dinero del gobierno que no estaba sujeto al escrutinio parlamentario.

Parte del proyecto involucraba trabajar en el extranjero, pero también se proporcionó información a académicos y corresponsales basados en Londres.

Image caption El muro de Berlín, que dividió el este y el oeste de la ciudad alemana, fue un símbolo famoso de la Guerra Fría.

Entre los archivos recién publicados se encuentran listas de periodistas de confianza.

En 1960 la lista incluía a Neal Ascherson, entonces un joven reportero en el periódico The Observer que fue presentado al IRD por Edward Crankshaw, un especialista soviético de alto rango.

"Me llevaron a un club de Londres y tuvimos un lindo almuerzo Edward, yo y este caballero", recordó Ascherson.

"Después de que me investigaron y pusieron a prueba, se me permitió recibir el boletín de noticias del 'producto' de Europa del este".

La información del IRD se entregaba en forma manual y era tratada como un secreto, pero Ascherson contó que descubrió "muy rápidamente que era completamente inútil", ya que contenía noticias "viejas y obsoletas".

En su opinión el análisis era "infantil... muy guerrero frío", y aseguró que nunca se basó en la información.

Papel de carta falsificado

Según Lashmar, los funcionarios del IRD disfrutaban del juego, compitiendo con sus rivales comunistas.

Un esquema complejo consistió en falsificar un comunicado de prensa de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD), una organización respaldada por los comunistas con sede en Budapest.

En 1963, estudiantes africanos en Bulgaria fueron noticia en todo el mundo. Muchos habían abandonado el país, alegando discriminación racial, y el IRD decidió usar esto para "intensificar la indignación... contra los países del Bloque".

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption Las informaciones falsas eran enviadas a cientos de diarios en todo el mundo.

Usando papel membretado falso, el IRD hizo circular un comunicado de prensa a cientos de periódicos y formadores de opinión, enviándolos a través de la bolsa diplomática británica, para que tuvieran el sello postal correcto.

El comunicado de prensa, que fue reproducido en su totalidad por una agencia de noticias en Zanzíbar, incluía una declaración ofensiva que decía que los africanos "que emergían de la jungla oscura de la carencia, no estaban equipados para comprender que la comida, el combustible y la ropa no se adquirían libremente...".

Los estudiantes africanos estaban furiosos. El sindicato de estudiantes de Nigeria dijo que esto era una declaración de "superioridad blanca".

Algunas semanas después, la FMJD insistió en que había sido un comunicado falso.

"Trotskistas" en Islington

La mayoría de los esfuerzos del IRD se concentraron en noticias extranjeras, pero ocasionalmente actuaron en Reino Unido.

En 1962, el diputado laborista de Islington North, Gerry Reynolds, pidió la ayuda del Departamento.

Temía que su partido laborista local fuera tomado por "un grupo bien organizado de descontentos de extrema izquierda, probablemente trotskistas", y quería que el IRD desenterrara cualquier información sobre las personas involucradas.

Image caption Una copia falsa del Times de Corea del Norte, con propaganda comunista dentro.

El IRD acudió a los servicios de seguridad, que confirmaron que Dorothy Hayward había sido miembro del Partido Comunista Revolucionario en 1947; que Sidney Lubin había respaldado a un candidato del consejo comunista en 1951; y que Francis Dunne había distribuido un boletín trotskista.

Esta información era "un poco mezquina" escribió un oficial del IRD, que claramente esperaba datos más jugosos. No obstante, se lo pasó a Reynolds, quien permaneció como diputado allí hasta 1969.

No se sabe qué sucedió -si es que sucedió algo-, con esas personas que el IRD había nombrado.

Carteles falsos

Los archivos muestran que el IRD falsificó y distribuyó declaraciones del Instituto Internacional para la Paz, en Viena, en varias ocasiones.

También falsificó carteles de la Unión Internacional de Estudiantes, reemplazando el acrónimo "EE.UU." por caracteres chinos, para convertir una campaña nuclear anti-Estados Unidos en una campaña contra los chinos.

Image caption Un poster falso creado por el IRD.

Esta es la primera vez que se revelan las falsificaciones hechas por el IRD.

En esa época, el Departamento se enfocaba en destacar los documentos falsos producidos por los comunistas.

Se sabía que eran prolíficos: incluso, en un momento, llegó a circularse entre los líderes africanos un documento falso del gabinete británico.

En Corea del Norte y Alemania Oriental tales falsificaciones se produjeron a escala industrial, según los archivos recientemente publicados.

"¿Debería una democracia publicar en secreto material falso o falsificado? No. Si personas totalitarias están manipulando las cosas... eso no significa que debamos seguir su ejemplo", señala Lashmar.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado