Abigail Disney, la heredera de un imperio que de joven se avergonzaba de la fortuna familiar

Abigail Disney Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Abigail Disney es la sobrina nieta de Walt Disney.

Abigail Disney no es solo la heredera del imperio que lleva como nombre su apellido.

Esta mujer de 59 años supo hacerse un espacio como directora y productora de cine. Además, es filántropa, activista, defensora de los derechos de la mujer y de la paz.

Es la nieta de Roy O. Disney, hermano de Walt Disney, con el que fundó The Walt Disney Company.

Pero Abigail no siempre se sintió cómoda con el nivel de vida de su familia.

Cuando era joven "me avergonzaba la fortuna de mi familia", dijo en una entrevista publicada en marzo a la revista estadounidense The Cut.

Y dice que aunque podría ser multimillonaria, no quiere serlo.

Eso la llevó a deshacerse de parte de su herencia al cumplir la mayoría de edad.

Si bien a cuánto asciende su fortuna no es público, Abigail Disney reveló que ha donado en torno a los US$70 millones en los últimos 30 años.

Primeros pasos

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Disney es cineasta y activista de los derechos de las mujeres.

Abigail Disney nació en 1960 y fue criada en Los Ángeles, California.

Tiene una licenciatura por la Universidad de Yale, una maestría de la Universidad de Stanford y un doctorado de la Universidad de Columbia.

"Ciertamente tengo un complejo de inferioridad en torno a las personas que realmente han ganado su dinero" y no lo han heredado, aseguró Disney.

"He pasado mucho tiempo esforzándome por conseguir títulos de posgrado que me hagan sentir que soy válida. Pero esos sentimientos comenzaron a desaparecer", reconoció.

Pasión por el cine y el feminismo

Tal vez porque lo lleva en los genes, Abigail siguió los pasos de sus antepasados y se dedicó a crear películas.

Incluso uno de sus films "The Armour of Light" ("La armadura de la luz"), de 2015, obtuvo un premio Emmy. La película trata sobre la violencia de las armas en Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Disney trata de visibilizar la lucha por los derechos de las mujeres y la paz.

Desde que produjo en 2008 el documental "Pray the Devil Back to Hell" ("Reza para que el diablo vuelva al infierno") -en el que muestra el activismo de las mujeres en Liberia, África, y cómo esto llevó a Ellen Johnson Sirleaf a convertirse en la primera mujer presidenta-, Disney se enfocó en los temas de la mujer y la paz.

"Hay mucha energía invertida en (y sé que esta es una palabra inventada) invisibilizar a las mujeres", dijo Disney a la revista independiente sobre temas de la mujer Pass Blue.

Abigail tiene como foto de perfil en Twitter un anillo en el que repudia el patriarcado.

También fundó la productora Fork Filmscuyas integrantes son todas mujeres.

"Somos una organización liderada por mujeres, y producimos y financiamos documentales poderosos que cambian las perspectivas", se autodefinen en su página de Facebook.

Cuando la BBC le preguntó en 2015 cómo influía en su trabajo tener el apellido Disney, Abigail aseguró que "la visibilidad ayuda".

"Si puedo usar eso para ayudar a dar visibilidad a personas que tienen cosas para decir que provocan una transformación, mucho mejor", dijo la cineasta.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Abigail Disney dice que podría ser multimillonaria, pero que no quiere serlo.

Millones y desigualdad

En 2016, en Nueva York, 50 millonarios escribieron al gobernador del estado, Andrew Cuomo, pidiéndole que subiera sus impuestos argumentando que las desigualdades económicas habían aumentado demasiado.

En este grupo llamado "Patriotic Millonaires" (Millonarios Patrióticos) está Abigail Disney junto a otros ricos como Steven Rockefeller, cuarta generación de esa familia de importante fortuna.

"Una vez más, los periodistas se quedan sin aliento y con asombro de que una persona pueda abogar por una política que no los beneficie personalmente. Hay una cosa que se llama el bien mayor. Mis padres me enseñaron que eso era más importante que cualquier cosa que yo quisiera para mí", publicó en un tuit.

"Si fuera la reina del mundo, aprobaría una ley contra los aviones privados, porque te evitan ver cierta realidad", también le dijo a The Cut.

Para Disney, existe una noción generalizada de que la riqueza es sinónimo de éxito y que eso te hace mejor persona.

"Es fundamental recordar que solo eres un miembro de la raza humana, como todos los demás, y no hay nada en tu dinero que te haga mejor que nadie".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado