Los increíbles tesoros encontrados en la tumba del "Tutankamón británico"

Una investigadora analiza uno de los objetos encontrados Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Los tesoros hallados en la tumba datan del siglo VI.

Una tumba ubicada cerca de una carretera, entre un pub y un supermercado, ha sido calificada como "la versión británica de una sepultura de Tutankamón" por los reveladores artefactos encontrados en ella.

El lugar fue identificado en 2003 por obreros que trabajaban en una construcción en la localidad de Prittlewell, en el sur de Reino Unido.

Aunque era evidente que se trataba de un sitio funerario, lo cierto es que los únicos restos humanos que se hallaron allí fueron unos fragmentos de dientes.

Sin embargo, los encargados de la excavación arqueológica señalaron que podría tratarse del sitio donde fue sepultado un príncipe anglosajón del siglo VI.

Y además, el ejemplo más antiguo de una tumba de la realeza de los cristianos anglosajones que habitaron la isla desde el siglo V y hasta el XI, aproximadamente.

Los investigadores del Museo de Arqueología de Londres (MOLA, por sus siglas en inglés) indicaron que estaban "impresionados" por el estado de conservación en el que se hallaba la cámara fúnebre.

Derechos de autor de la imagen Mola
Image caption La tumba contenía al menos 40 artefactos incluidos valiosos objetos de reinos extranjeros.

"Hombre de la nobleza"

Los restos de una estructura de madera, que debió haber medido unos 4 metros cuadrados de superficie y 1,5 metros de profundidad, albergaban unos 40 artefactos muy valiosos y raros.

Entre ellos se cuenta una lira -una especie de arpa antigua- y una caja de unos 1.400 años de antigüedad que se cree que es el único ejemplo de trabajo artesanal de madera pintada de este periodo que se puede encontrar en Reino Unido.

También se hallaron monedas de oro, un adorno de plata incrustado en un recipiente para servir vino, vasijas de vidrio decorado y un ánfora que se cree que llegó desde Siria.

Derechos de autor de la imagen Mola
Image caption Aunque el lugar fue hallado en 2003, cerca de la localidad de Prittlewell, apenas ahora se conocen los resultados de los artefactos hallados allí.

Cada uno de estos objetos fue puesto en la tumba como "parte de una cuidadosa coreografía para el rito del entierro", lo que indica que la persona sepultada allí pertenecía al linaje real de la época.

Los habitantes de la localidad han bautizado informalmente al ocupante de la cámara fúnebre: lo llaman "el príncipe de Prittlewell y el rey de la ostentación", debido a las riquezas entre las que fue enterrado.

En un principio se había sugerido que los restos pertenecían a Saeberto, rey sajón del Reino de Essex desde el año 604 hasta 616.

Pero los datos arrojados por las pruebas de carbono -y otras más que realizaron los investigadores- indicaron que la tumba fue construida entre el año 575 y 605, al menos 11 años antes de su muerte.

Después de 15 años de investigación, los arqueólogos señalan que su "mejor apuesta" es que este lugar fue diseñado para Seaxa, el hermano de Saeberto.

Diseñada para un príncipe

  • Cruces hechas con papel dorado, que estaban en un extremo del ataúd, fueron colocadas sobre los ojos del muerto, lo que confirma que era un cristiano.
  • Sin embargo, otras tradiciones ceremoniales como el túmulo fúnebre, los artefactos mortuorios y la cámara de madera reflejan creencias y tradiciones precristianas.
  • Una gran hebilla de cinturón dorada sugiere que el individuo pertenecía a la nobleza.
  • El ataúd "excepcionalmente largo" y con una tapa elaborada tenía espacio no solo para el cuerpo sino para otros objetos. Solo la caja mortuoria debe haber pesado unos 160 kilos
  • Por el tamaño del ataúd, se cree que la persona enterrada allí tenía unos 1,68 metros de altura.
  • Fue hallada también una silla plegable de hierro, que creen era desde la cual un señor real repartía recompensas a sus guerreros más leales.

Fuente: Mola

Derechos de autor de la imagen Mola
Image caption Los restos de una lira, una especie de arpa antigua, estaba entre los objetos hallados.
Derechos de autor de la imagen Mola
Image caption Se cree que el lugar fue diseñado para Seaxa, el hermano del rey anglosajón Seaberto de Essex.

Sophie Jackson, quién lideró el proceso de investigación, señaló que ninguno de los expertos esperaba que el lugar hallado en 2003, y a primera vista poco promisorio, tuviera lo que podría ser "el equivalente británico de la tumba de Tutankamón".

"El lugar estaba entre una carretera, un ferrocarril y un supermercado. Nadie esperaba encontrar algo ahí", dijo Jackson.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El lugar del entierro se encontraba entre un pub, un supermercado y una carretera en el sur de Reino Unido.

Jackson también anotó que la tumba les reveló una imagen de un "tiempo realmente interesante", cuando el cristianismo apenas comenzaba a llegar a las islas británicas.

"Creo que estaban en la transición entre los entierros paganos con toda su pompa y, a la vez, la inclusión de esas cruces", explicó.

Para la experta, lo más probable es que la tumba fuera para albergar el cuerpo de Seaxa.

"Hay un debate sobre si él ya era un guerrero consumado o apenas era un adolescente", dijo.

"¿Él murió antes de que pudiera demostrar su valor?", se pregunta la académica.

¿Quién fue Tutankamón?

Derechos de autor de la imagen Reuters

Tutankamón fue un faraón egipcio que murió hace unos 3.000 años.

Su tumba fue descubierta por el arqueólogo británico Howard Carter en 1922, en un área conocida como el Valle de los Reyes.

Es sin duda una de las tumbas egipcias mejor conservadas, entre las halladas hasta ahora. Además, en su interior se encontraron cerca de 2.000 objetos valiosos y reveladores.

La cámara central estaba llena de tesoros y adornada con detalladas pinturas que mostraban la historia de la vida y la muerte del rey Tutankamón.

Una vez que los tesoros fueron catalogados y limpiados, la tumba se convirtió en un destino turístico cuando se abrió al público en la década del 30

Profunda investigación

La investigación del lugar fue realizada por más de 40 expertos en varios campos, que trabajaron juntos para reconstruir la cámara.

En algunos casos, los artículos se habían deteriorado tanto que solo quedaban las impresiones sobre el suelo.

Los artefactos que desaparecieron fueron recreados digitalmente utilizando técnicas que incluyen tomografías computarizadas y análisis microscópicos de muestras de suelo.

Derechos de autor de la imagen Mola
Image caption Los análisis de carbono señalan que el lugar fue construido entre los años 575 y 605.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado