"Mukbang", el negocio de los "youtubers" que comen sin parar frente a la cámara

KimThai comiendo un plato de marisco Derechos de autor de la imagen KKIMTHAI
Image caption La "youtuber" estadounidense Kim Thai dedica su canal a crear videos de "mukbang" en los que se graba comiendo diferentes platos de todo el mundo.

¿Alguna vez escucharte hablar del "mukbang"?

Esta tendencia tiene enganchadas a millones de personas en el mundo frente a la computadora para ver a otras comer grandes cantidades de alimentos.

En la mayoría de las culturas, comer es una experiencia social o comunitaria; un momento para desconectar de la rutina diaria y ponerse al día con sus seres queridos.

Pero, ¿qué pasa si cenas solo y la experiencia te resulta desalentadora?

Aunque la cuarta parte de los surcoreanos viven solos, comer solo todavía se considera un tabú en esa sociedad.

Y el "mukbang" comenzó como un método para que las personas que comían solas se sintieran acompañadas.

El primer "mukbang"

La moda del "mukbang" empezó en 2010 en un sitio web llamado AfreecaTV, el cual permitía la interacción entre los anfitriones y sus espectadores.

Media playback is unsupported on your device
El canal de YouTube de Banzz tiene 3,3 millones de suscriptores.

El término"mukbang" combina la palabra coreana para decir "comida" (muk-da) con la que se traduce como "teledifusión" (bang-song) y eso describe exactamente lo que es: emisiones televisadas en las que la gente come suficiente comida como para alimentar a una familia entera mientras cuenta divertidas historias.

Las cifras son impresionantes: la estrella "mukbanger" surcoreana Banzz atrae a un promedio de medio millón de espectadores en cada uno de sus videos de YouTube, y su canal tiene más de tres millones de suscriptores.

Dice que come tanto que debe hacer ejercicio durante 12 horas al día para quemar todas esas calorías.

Pero, ¿por qué este fenómeno es tan popular?

Amor por la comida

La comida forma parte de la esencia de la cultura coreana.

Derechos de autor de la imagen Valery Sharifulin
Image caption La comida es un elemento social crucial en Corea del Sur y la base de relaciones íntimas.

"Al igual que los esquimales tienen un millar de palabras para la nieve, los surcoreanos tienen decenas de miles de términos relacionados con varios aspectos de la comida", le contó a la BBC Jeff Yang, un escritor y crítico cultural asiático-estadounidense.

Pero fue el avance tecnológico del país lo que creó esta expresión de la cultura culinaria coreana.

"Corea del Sur tiene una cultura de internet única -impulsada por la banda ancha omnipresente y prácticamente un acceso constante todos los días y a todas horas a plataformas y medios digitales- y una larga tradición de amor por la comida", explicó Yang.

Cobrar en "globos estrella"

La tendencia pronto terminó por convertirse en un lucrativo negocio en el que los individuos, que se llaman a sí mismos BJs (la abreviatura de broadcast jockeys) pueden ganar hasta US$10.000 al mes, sin contar con los patrocinios.

No se paga por visita, anuncio o salario: los BJs hacen dinero a través de las donaciones de los espectadores, en forma de "globos estrella", un tipo de moneda virtual que puede convertirse en efectivo.

Ser un "mukbanger" puede ser muy lucrativo, por eso cada vez más participantes se suman a esta locura.

Pero el "mukbang" no solo es popular en Corea del Sur: viajó desde AfreecaTV a YouTube, y llegó hasta Estados Unidos, en donde los BJs comenzaron a hacer sus propias versiones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El "mukbang" es ahora popular en Estados Unidos, un país con una larga historia de competitivos concursos de comida.

"El auge del 'mukbang' en el mundo no es inusual", dice Yelena Mejova, quien investiga las relaciones entre actividades reales del mundo real y los comportamientos en internet en la Universidad de Qatar.

Ella dice que el lenguaje de la comida es internacional, y que es algo con lo que todo el mundo puede sentirse identificado: "Es una parte importante de la cultura de todo el mundo. Como humanos, queremos que la experiencia mediática sea lo más cercana posible a la realidad".

Pero este fenómeno también sirve para otro propósito.

Combatiendo la soledad

"Algunos surcoreanos pasan solos muchos periodos de tiempo, y buscan algún tipo de medio de comunicación para cubrir su necesidad social", le contó Yang a la BBC.

Cenar solo todavía no es un comportamiento "normal" en la sociedad surcoreana.

"Las personas temen que su reputación se vea dañada si la gente los identifica como solitarios, y eso es un gran tabú", dice Chang May Choon, corresponsal en Corea del Sur en el periódico asiático The Strait Times.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cada vez son más los surcoreanos que viven solos, pero comer solo conlleva un estigma.

En 2017, había unos 5,6 millones de hogares unipersonales en Corea del Sur, según Statistics Korea, una agencia estatal responsable de estadísticas nacionales.

El incremento de la gente que vive sola se tradujo en un declive de las cenas en grupo.

Una encuesta de investigación realizada por el conglomerado surcoreano Hankook en 1.000 adultos del país en 2018 reveló que el 46% de quienes viven solos "siempre" se sienten solos, y al 44% les ocurre a veces, pero cerca del 90% se sienten solos en algún momento.

Superando trastornos alimenticios

El "mukbang" podría tener también inesperados beneficios para la salud. Según explican algunos BJs en sus emisiones en vivo, puede ayudar a personas con desórdenes alimenticios: quienes perdieron su apetito pueden comenzar a sentir afán nuevamente por los alimentos.

El "mukbanger" estadounidense Erik the Electric (Erik el eléctrico) dijo que algunos de sus espectadores son ahora "más restrictivos con sus dietas, y quieren vivirlo indirectamente a través de mí".

Él mismo sufrió anorexia durante años y dice que hacer esos videos le ayudó a relajarse más sobre la comida.

Pero mientras los "mukbangers" estadounidenses parecen más interesados en la "comida competitiva" o en gestionar trastornos alimenticios -con pocas audiencias- los espectadores surcoreanos parecen más interesados en el "mukbang" como una forma de entretenimiento o una manera de buscar la sensación de tener compañía.

El éxito de las mujeres

Las "mukbangers" suelen tener más éxito que sus equivalentes masculinos.

Derechos de autor de la imagen HyuneeEats
Image caption Hyunee tiene 1,2 millones de suscriptores en su cana de YouTube de "mukbang".

"Las mujeres atractivas son muy populares en los canales de 'mukbang', principalmente porque la cultura de Corea del Sur exige a las mujeres jóvenes que sean pequeñas, educadas, bonitas y que se comporten bien", dice Yang.

"Hay algo provocativo y extrañamente excitante en ver a una muchacha excediéndose en esas limitaciones en un canal privado e íntimo", explica.

ASMR

Un consejo: si odias el sonido de gente masticando y sorbiendo, mantente alejado.

Pero si te encantan esos ruidos, el "mukbang" puede ser justo lo que necesitas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Comer tiene que ver solamente con el olfato y el gusto; los "mukbangers" también comprenden la importancia del sonido.

Algunos "mukbangers ponen mucho cuidado en enfocarse en las audiencias interesadas en la respuesta meridiana sensorial autónoma o ASMR, que consisten en la sensación de bienestar que algunos individuos experimentan como resultado de estímulos específicos.

El sonido de mascar suavemente un alimento puede ser uno de ellos.

La controversia

Quienes critican los videos dicen que el "mukbang" fomenta los atracones de comida descontrolados.

En 2018, el Ministerio Surcoreano de Salud y Bienestar anunció un plan para desarrollar pautas para la alimentación compulsiva en los medios, con el objetivo de mejorar el comportamiento alimenticio y crear un sistema de monitoreo.

Pero la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) dice que la tasa de obesidad de Corea del Sur probablemente se duplicará hacia el año 2030.

Mientras tanto, miles de personas siguen conectándose cada día a su canal favorito de "mukbang".

"Ya sea para establecer una conexión, superar trastornos alimenticios o pasar un buen rato... ¿no deberíamos ser libres de ver algo tan dañino como a otras personas comer?", le dijo a la BBC Jenny Cha, quien ve videos de "mukbang" al menos una vez al día.

"Asusta pensar que nuestro gobierno pueda decidir lo que podemos y lo que no podemos ver".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado