Vicky Knight, la mujer desfigurada por el fuego que se volvió actriz de cine gracias a sus cicatrices

Vicky Knight posa en la película con una máscara facial para la cirugía de su personaje. Derechos de autor de la imagen MODERN FILMS
Image caption Vicky Knight odió sus cicatrices desde que era niña hasta que la actuación le hizo ver las cosas diferente.

"Solía culpar a mis cicatrices por haber arruinado mi vida. Las odiaba. Pero ahora, ellas son las que me trajeron aquí".

Vicky Knight tenía 8 años cuando un pirómano incendió el apartamento donde ella dormía. Dos de sus primos murieron, así como el hombre que salvó su vida.

Le quedaron quemaduras en el 33% de su cuerpo.

"A veces, incluso ahora, cuando hay fuegos artificiales en la noche, los recuerdos vuelven a mí", le dice a Radio 1 Newsbeat de la BBC.

En la actualidad, Knight trabaja en la unidad de quemados en Essex, sureste de Reino Unido, donde fue tratada cuando era niña.

Pero además de su trabajo diario, y sin experiencia en actuación, ella también es la estrella de una nueva película.

Derechos de autor de la imagen MODERN FILMS
Image caption El personaje de Vicky Knight en la película lleva una máscara transparente después de una cirugía facial.

Una tarea difícil

La película Dirty God (Dios sucio) se estrenó este viernes en Reino Unido.

Se trata de una joven madre de nombre Jade que es víctima de un ataque con ácido.

Hacer la película no fue fácil para Vicky Knight.

"En la película hay desnudos y para mí estar desnuda y mostrar esas cicatrices que he ocultado durante tanto tiempo, realmente me alteró".

"Tuve bastantes quiebres emocionales mientras grabábamos, así que todas las lágrimas que ves son reales".

A Knight le ofrecieron el papel en la película después de publicar un video sobre sus quemaduras en las redes sociales que se volvió viral. Unos años más tarde fue contactada por un director de casting.

Derechos de autor de la imagen MODERN FILMS
Image caption Si bien Vicky Knight tiene cicatrices reales en su cuerpo, ella usó una prótesis en su cara para la película "Dirty God".

Personaje y vida real

Vicky Knight dice que le fue fácil relacionarse con su personaje.

"Jade atraviesa momentos horribles en su vida como cuando sus compañeros de trabajo se burlan de ella. Yo también sufrí eso".

En la película, Jade busca en internet clínicas para realizar una cirugía que los médicos le dicen que no funcionará.

Knight dice que ella también lo hizo, enviando correos electrónicos a cirujanos de todo el mundo para ver si podían quitarle las cicatrices.

"Los sentimientos que tenía en ese entonces, tuve que ponerlos en la película y fue muy difícil. El mío fue un incendio y el suyo fue ácido, pero el cuidado posterior de las quemaduras fue el mismo".

Derechos de autor de la imagen MODERN FILMS
Image caption La actriz dice que se sintió muy identificada con su personaje y que muchas veces se quebró emocionalmente durante el rodaje de la película.

Pero también hay diferencias entre el personaje y la vida real.

Vicky Knight no tiene cicatrices en la cara. Ella tuvo que usar maquillaje protésico.

La actriz cuenta que la película le cambió completamente la vida, ayudándola a aceptar sus cicatrices.

"Me acosaron mucho cuando estaba en la escuela, me golpearon. Incluso hasta ahora la gente me llama por apodos y eso que ya pasaron 16 años".

"Llegué al punto en mi vida hace unos años donde me rendí. Ya no quería vivir con mis cicatrices".

Derechos de autor de la imagen MODERN FILMS
Image caption "La película me dio una perspectiva muy positiva de la vida", dice Vicky Knight.

"Amo mis cicatrices"

Al principio, Knight no entendía por qué los productores querían filmar tantas tomas en primer plano de sus cicatrices. Pero cuando vio las imágenes en la pantalla grande, todo cambió.

"Yo decía: 'Wow, esto parece arte'. Esta es mi propia obra de arte. Ahora amo mis cicatrices, estoy orgullosa de ellas. Soy yo, son parte de mí".

"Quiero que la gente me mire y piense que soy un modelo a seguir".

Vicky Knight solía pensar que solo sería buena para las películas de terror, pero ahora que vio la película, dice que sabe que es una buena actriz.

"La película me dio una perspectiva muy positiva de la vida. Si alguien más pasó por esto, espero que con la película pueda obtener un poco de esperanza y amor propio".

"Se siente tan bien decir que estoy aceptando mis cicatrices. Ellas son yo ahora. Si no te gustan, no las mires".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado