George Clooney: Catch-22, el proyecto que convenció al actor estadounidense de volver a la televisión

George Clooney Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Clooney dirige, produce y actúa en la nueva adaptación de Catch 22.

Después de vender su empresa tequilera Casamigos por US$1.000 millones en 2017, George Clooney ha estado virtualmente retirado del mundo de la actuación.

Y es que las apariciones de Clooney han sido más bien escasas: algunos comerciales y participaciones como invitado en programas de televisión.

Hasta que se encontró con un proyecto que lo motivó lo suficiente como para abandonar su vida de prejubilado: una nueva adaptación de "Catch-22", la novela satírica escrita por el estadounidense Joseph Heller en 1961.

Clooney actúa, dirige dos episodios y es productor ejecutivo de la miniserie se estrenó en el servicio de streaming Hulu en mayo.

"George Clooney volvió a la televisión por un buen motivo", escribe Daniel D'Addario en la revista Variety.

"Es una forma de conquistar una complicada pieza de la literatura estadounidense, pero con el beneficio de más horas y dinero del servicio de streaming".

El mismo Clooney reconoce que el formato de serie le ofreció una forma de contar la historia que lo liberó de las limitaciones del cine.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption En las últimas dos décadas, Clooney se había dedicado más al cine que a la pantalla chica.

"Muchas de las historias que me gusta contar no involucran superhéroes", le dice a BBC News.

"Entonces, no es tan malo poder filmar este tipo de historias en los servicios de streaming", explica.

"Leí Catch-22 hace 40 años... ¡cuando era un recién nacido!", bromea. "Y ya solo recordaba que era un libro muy especial, pero luego vi el guión y pensé que era genial, una historia fantástica".

¿Qué es "Catch-22"?

Si bien "Catch-22" es el título de una novela de Joseph Heller, su significado ha cobrado vida propia en el idioma inglés.

"Catch" puede traducirse como "entrampamiento" y la expresión hace referencia a una situación en la que todas las opciones te llevan al mismo frustrante resultado. Hagas lo que hagas, no puedes ganar.

En el libro de Heller, el capitán John Yossarian es un piloto estadounidense de la Segunda Guerra Mundial destacado en Italia quiere ser declarado loco para que lo envíen de vuelta a casa, ante el temor de que lo maten en combate.

Derechos de autor de la imagen IMDB
Image caption George Clooney interpreta al teniente Scheisskopf en "Catch-22".

Pero Yossarian queda atrapado por la regla que dice que el temor a la muerte era una respuesta racional y que cualquiera que pidiera ser exonerado por ese motivo no podía estar realmente loco.

Además, los que estaban verdaderamente locos no pedirían ser enviados a casa, ya que no le temerían el peligro. Por lo tanto, efectivamente nadie podría ser enviado a casa.

Adaptación en el cine

La adaptación cinematográfica de 1970 de "Catch-22", dirigida por Mike Nichols, recibió una respuesta mixta de audiencias y críticos.

Muchos pensaron que abordar una obra literaria tan imponente en dos horas era una tarea casi imposible.

"Creo que Mike Nichols lo hubiera dicho, dos horas no son suficientes para contar esta historia", le dice a la BBC Grant Heslov, otros de los directores y protagonistas de la serie.

"Así que nosotros tuvimos la oportunidad de profundizar en los arcos de todos los personajes principales", añadió.

Clooney dice que querían conseguir a los mejores actores posibles para el proyecto.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tessa Ferrer, Hugh Laurie y Kyle Chandler, actores de la adaptación de "Catch-22".

"Pero no podíamos pagarles, así que conseguimos a estos muchachos", bromea, en referencia al elenco. "Y Hugh (Laurie) nos hizo un favor", señala sobre otra de las grandes figuras del proyecto.

Laurie, famoso por su papel protagónico en la serie Dr. House, interpreta al mayor Coverley en Catch-22.

"Como ambos hemos interpretado a médicos, somos parte de una fraternidad", dice Clooney.

"Es un miserable"

Catch-22 ha recibido críticas variadas.

"Es una serie casi perfecta", escribió Merrill Barr en la revista Forbes. "Cada actor aporta su mejor interpretación y la escritura es absolutamente de primera categoría".

En Vulture, Matt Zoller Seitz dijo que la historia "funciona mejor de lo que uno piensa como programa de televisión". "Aunque no lo suficiente como para disipar la sensación de que todavía falta ver una adaptación tan mordaz como la novela original", agregó.

Mike Hale, de The New York Times, opinó que "aparentemente, el Catch-22 de Catch-22 es que para ponerlo en pantalla, hay que mutilarlo".

"Si no eres particularmente amante del libro, y te gustan los melodramas de la Segunda Guerra Mundial con mucha música de grandes bandas sonoras, entonces Catch-22 puede ser para ti", sugirió.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Ellen Kuras, Grant Heslov, George Clooney, Christopher Abbott, Kyle Chandler y Tessa Ferrer, actores de la serie.

Preguntamos a actores y creativos cómo fue trabajar con Clooney y todos respondieron que fue un deleite.

Bueno, casi todos.

"Es terrible. Es un miserable, se queja mucho, no tiene ningún tipo de encanto", bromea el productor ejecutivo Richard Brown.

"¡Ni siquiera es guapo! Todo es mentira".

* Este artículo está basado en una nota original de Steven McIntosh que puedes leer aquí.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado