Cómo ver un eclipse solar total sin dañarte los ojos

Eclipse solar total con nubes. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El eclipse solar sucede cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean de tal forma que esta última se interpone en el trayecto de la luz solar antes de que llegue a nuestro planeta.

Ver un eclipse solar es una experiencia que dura para toda la vida. El problema es que puede perdurar por las razones equivocadas.

"Mirar fijamente al Sol, con o sin eclipse y aunque sea por poco tiempo, puede provocar daños a la retina, la parte del ojo encargada de procesar los estímulos luminosos y enviarlos al cerebro", informó la Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof) con motivo del eclipse solar total de este martes 2 de julio.

El fenómeno fue visible de forma total desde partes de Chile y Argentina, y parcialmente desde todos los países de Sudamérica y partes de Centroamérica.

Según Sochiof, el daño en la retina "se produce por la radiación solar sobre los fotorreceptores y puede ocurrir sin dolor, ocasionando una disminución de la visión, alteración en la percepción de colores y formas".

En algunos casos, agregó la organización, es irreversible e incluso puede causar un tipo de ceguera llamada retinopatía solar.

"También el Sol aumenta la frecuencia de patologías de la superficie del ojo y cataratas", informó Sochiof, cuya alerta se alinea con lo que distintas organizaciones han advertido en oportunidades anteriores, entre ellas, la NASA (agencia espacial estadounidense).

En otras palabras, nunca se debe mirar al Sol de forma directa sin la protección apropiada.

Para disfrutar de este espectáculo celestial de forma segura es necesario tomar una serie de medidas preventivas.

Lentes y visor de eclipse

Para ver un eclipse solar de manera segura es necesario tener lentes o visores manuales especiales, los cuales poseen filtros que bloquean los rayos de Sol dañinos.

"Su característica es que no solo reducen la luz solar visible a niveles seguros y cómodos, sino que también bloquean la radiación solar ultravioleta e infrarroja", explicó Sochiof.

Para ello deben cumplir con las normas mundiales específicas conocidas como ISO 12312-2.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los lentes de eclipse deben cumplir con las normas internacionales ISO 12312-2.

No obstante, Sochiof recomendó "no adquirirlos en el comercio informal, ya que no es seguro que cuenten con la certificación adecuada o el certificado que dicen tener puede ser falso".

También advirtió: "Antes de colocarse los lentes especiales, se debe inspeccionar que el filtro esté en perfectas condiciones, sin tener daños, rayaduras ni perforaciones y que este no tenga una antigüedad de más de tres años".

La organización hizo un llamado especial a cuidar y controlar a los niños durante el fenómeno.

Además de todo lo anterior, la NASA incluso dio un consejo adicional sobre su colocación en sí: "Cubra sus ojos con sus lentes especiales o visor solar antes de mirar hacia arriba al Sol brillante. Después de observar el Sol, dese la vuelta y quíteselos".

Máscara de soldador

Si bien lo más práctico y accesible es utilizar lentes de eclipse, existe otra opción segura: la máscara de soldador.

Según Sochiof, en este caso el vidrio de la máscara debe ser grado 14 o superior, aunque como son escasos en el mercado, los vidrio grado 12 son señalados como una alternativa no ideal.

Y aclaró: "Cualquier vidrio grado menor no debe ser utilizado de ninguna manera, ya que no otorga la seguridad suficiente".

Otros artilugios

Ver el eclipse de Sol de manera indirecta es otra forma de disfrutar del fenómeno sin poner en riesgo la vista (ni gastar dinero).

Para eso es necesario proyectar la luz solar en una superficie, la que sea.

El ejemplo más simple es un cartón con un agujero en el centro. Lo único que debes hacer es colocarlo de forma tal que proyecte la sombra sobre una superficie plana, como el suelo u otro cartón.

A medida que la Luna va bloqueando la luz solar, la evolución de la medialuna se irá dibujando.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Un hermoso ejemplo de las sombras en forma de media Luna creadas por el eclipse solar.

Este mismo mecanismo puede hacer que, de forma natural, los árboles proyecten el eclipse en el suelo filtrando la luz entre sus hojas.

De hecho, la propia NASA recomienda estar atento a estas sombras para fotografiarlas: "La luz filtrada a través de las hojas de los árboles superpuestas creará orificios naturales, que también crearán minirréplicas del eclipse en el suelo".

Lo que NO debes usar

Existen muchos mitos sobre materiales que sirven para ver un eclipse solar: vidrio ahumado, placa de radiografía, rollo fotográfico, CD...

Pero lo cierto es que todos son peligrosos para la vista.

Los lentes de sol tradicionales tampoco son seguros para mirar al Sol, aunque sean oscuros.

En agosto de 2017, con motivo del eclipse solar total que atravesó Estados Unidos, BBC Mundo entrevistó a Ralph Chou, profesor emérito de Optometría y Visión de la Universidad de Waterloo en Canadá y autor principal del estándar ISO 12312-2.

"Los lentes de sol más oscuros, los que usan los montañistas, permiten el pasaje de un 1% de la luz solar", explicó.

"Pero los lentes de eclipse con el estándar ISO 12312-2 dejan pasar no más del 0,003% de la luz, o sea que hay una reducción de luz cerca de 10.000 veces mayor que en el caso de los lentes comunes más oscuros.

"Los lentes de sol para conducir autos, por ejemplo, dejan pasar el 15% de la luz. Así que aún si alguien se colocara varias capas de estos lentes, jamás obtendría la protección necesaria", agregó Chou.

Sochiof también informó que "está totalmente prohibido mirar el sol a través de una cámara, teléfono inteligente, binocular, telescopio o cualquier otro dispositivo óptico sin que tenga un filtro solar certificado para este uso".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El eclipse solar puede verse (y fotografiarse) con celular solo si se le coloca un filtro especial como el de los lentes de eclipse.

Cuando SÍ quitarte los lentes

Dicho todo esto, hay un momento y lugar donde es posible quitarse la protección ocular: durante el eclipse solar total.

En la llamada "franja de totalidad", cuando la Luna esté bloqueando al Sol por completo, entonces es posible y hasta recomendable ver el fenómeno de forma directa.

En palabras de la NASA: "Si está dentro del recorrido del eclipse total, retire sus gafas especiales o visor solar solo cuando la Luna cubra completamente la cara brillante del Sol y esté todo oscuro. Luego de presenciar el eclipse en su totalidad, vuelva a colocarse la protección para ver las fases parciales que restan".

El objetivo es poder ver la atmósfera exterior del Sol, la corona, considerada por muchos científicos como la verdadera protagonista del eclipse.

Lo mismo sucede con las cámaras, celulares, telescopios y binoculares, a los cuales se les deben retirar las lentes especiales durante la totalidad.

Como explicó el fotógrafo de National Geographic Babak Tafreshi en 2017: "El filtro es necesario para las fases parciales, pero unos segundos antes de la totalidad debe eliminarse para capturar el efecto anillo de diamante, la corona solar y sus prominencias, o para revelar los colores del paisaje y el cielo si se trata de una imagen de campo amplio".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado