Fortune 500: cómo hizo China para sobrepasar a EE.UU. en el ranking de las compañías más grandes del mundo (y qué tienen que ver los "zombis gigantes")

Banderas de China y EE.UU. quemándose. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En el ranking aparecen 121 firmas estadounidenses y 129 empresas chinas (incluyendo 10 de Taiwán).

Por primera vez China sobrepasó a Estados Unidos en el ranking Global Fortune 500, una lista que desde hace tres décadas selecciona a las empresas más grandes del mundo según sus ingresos.

En el ranking aparecen 121 firmas estadounidenses y 129 empresas chinas (incluyendo 10 compañías de Taiwán).

"El equilibrio de poder está cambiando", dice la publicación.

"Ese cambio no solo transforma la esfera de los negocios, sino que el mundo entero", agrega.

Uno de los argumentos de Fortune es que el comercio está jugando un rol cada vez más influyente en los asuntos internacionales.

Si bien siempre ha existido una dura competencia económica entre los países, ahora Estados Unidos y China están en una guerra por la supremacía tecnológica sin precedentes.

También es una batalla de "vida o muerte" en lo que se refiere a la seguridad nacional.

Es por eso, agrega, que la primera economía del mundo ha impuesto a sus empresas una prohibición parcial en la compra de productos fabricados por el gigante de las telecomunicaciones Huawei.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sinopec Group es la mayor empresa estatal china del sector petrolero y gasífero. Ocupa el segundo lugar en el Global Fortune 500 después de Walmart.

Y aunque los ingresos del total de empresas chinas que aparecen en la lista solo representa el 25,6% de todo el Global Fortune 500 (mientras que las estadounidenses representan el 28,8%), "China es el poder emergente, económicamente más pequeño, pero que crece más rápido", apunta la publicación.

El presidente Xi Jinping ha declarado que en el año 2049, China será un país "completamente desarrollado, rico y poderoso", y aunque faltan tres décadas, el país asiático avanza a pasos agigantados.

En este contexto, el rol que juegan las empresas estatales es crucial, dado que "reciben generosos subsidios que les dan una ventaja por sobre el sector privado en Occidente", señala Fortune.

Cuidado con los "zombis gigantes"

"Debemos tener cuidado con la manera en que interpretamos estas listas", le dice a BBC Mundo Michael Pettis, investigador asociado senior del centro de estudios Carnegie Endowment for International Peace y profesor de Finanzas de la Escuela de Administración Guanghua de la Universidad de Pekín.

"En ningún país se asocia el dinamismo económico con las empresas más grandes".

Empresas más grandes del mundo

(por nivel de ingresos)

EmpresaIngresos en millones de dólares
Walmart514.405
Sinopec Group414.649
Royal Dutch Shell396.556
China National Petroleum392.976
State Grid387.056
Saudi Aramco355.905
BP303.738
Exxon Mobil290.212
Volkswagen278.341
Toyota Motor272.612
Fuente: Fortune

De hecho, argumenta, casi la mayor parte de las empresas del Global Fortune 500 no estaban en la lista hace 25 años.

Y en el caso de las que estaban en el ranking estadounidense en esa época, actualmente son más pequeñas o incluso están pasando por serios problemas.

Además, advierte que en el pasado "hemos visto muchas veces que en las etapas finales de una burbuja de inversión, la participación de un país en el ranking de Fortune puede "elevarse repentinamente, solo para caer de golpe en la próxima década o en las dos siguientes".

Lo que realmente importa, dice Pettis, es el número de empresas dinámicas, vibrantes y de rápido crecimiento.

"Y el Global Fortune 500 no distingue entre zombis gigantes y empresas viables".

Las empresas zombis son compañías que están extremadamente endeudadas.

En las economías desarrolladas cerca de un 13% del total de empresas está en esa situación, según un estudio de Bank of America Merrill Lynch.

"Grandes burbujas"

Sobre el ascenso de las empresas chinas en la lista, expertos apuntan a que probablemente está relacionado con recientes inyecciones de capital que les ha puesto el gobierno, con el objetivo de lograr las metas de mejorar la infraestructura y estimular el crecimiento comercial.

"Coincide con la estrategia de la "Nueva Ruta de la Seda", dice Jun Du, profesor de Economía de la Universidad de Aston en el Reino Unido, en diálogo con BBC Mundo.

Como resultado, "se pueden haber creado grandes burbujas".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las grandes empresas chinas crecen con subsidios y fuertes inyecciones de capital por parte del Estado.

Por otro lado, agrega que históricamente han existido dudas respecto al real nivel de competitividad que tienen las firmas del Estado porque dependen del capitalismo estatal y el poder monopolístico que manejan.

Sin embargo, "hay cada vez más compañías que han salido adelante por sí mismas", explica Jun. Y aunque representen un pequeño porcentaje en el Fortune 500, son competitivas.

"Es estúpido"

"Sumar 10 empresas taiwanesas a las empresas chinas en el ranking es algo estúpido", le dice a BBC Mundo Derek Scissors, investigador del American Enterprise Institute (AEI), con sede en Washington.

Al restarlas, las firmas chinas llegan a 119, mientras que las estadounidenses son 121. En estricto rigor, no sería adecuado decir que las compañías del gigante asiático lideran la lista.

Pero más allá de los números, Scissors argumenta que es muy difícil comparar empresas tan distintas.

"Las compañías chinas son monopolios administrados por el Estado que no han ganado sus ingresos competitivamente. Sus ingresos están establecidos por ley".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Algunos expertos argumentan que las empresas chinas y las estadounidenses no son comparables.

"No son comparables con los ingresos de Apple, Walmart o Netflix", agrega.

Otro punto a tener en cuenta, dice, es que las empresas chinas "no informan resultados en años malos". Como tampoco el gobierno es transparente cuando a la economía le va mal.

"El desarrollo de China no se puede detener"

Una visión completamente distinta tiene Yu Xiong, profesor y presidente de Administración de Tecnología y Operaciones en la Escuela de Negocios Newcastle, de la Universidad de Northumbria, en el Reino Unido.

"A pesar de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el desarrollo de China no se puede detener", le dice a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Analistas proyectan que más empresas chinas seguirán entrando al Global Fortune 500 en los próximos años.

Además, el analista sostiene que existe un aumento en el liderazgo mundial de las empresas tecnológicas chinas.

Esto ocurre, agrega, precisamente cuando el mercado chino está creciendo a una velocidad nunca antes vista, dado que han mejorado las condiciones económicas de la población.

"Deberíamos ver más y más empresas chinas en el top del Global Fortune 500 en los próximos años".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado