En fotos: las obras que hicieron del venezolano Carlos Cruz-Diez un pionero del arte cinético y óptico

El artista venezolano Carlos Cruz-Diez falleció en París a los 95 años. No solo fue uno de los artistas plásticos más renombrados de Venezuela, sino también una de las figuras más destacadas del arte cinético a nivel mundial.

Pie de foto,

Las obras abstractas, a menudo geométricas, de Carlos Cruz-Diez se exhiben en muchos de los principales museos del mundo.

Pie de foto,

Nació en Caracas, donde también estudió, pero pasó la mayor parte de su vida en París, ciudad en la que murió el sábado. Sus obras no solo se pueden encontrar en los mejores museos del mundo, como la galería Tate Modern de Londres o el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), sino también en espacios públicos como el aeropuerto Simón Bolívar de Caracas, donde sus enormes murales se alinean con paredes y suelos.

Pie de foto,

En Liverpool, Cruz-Diez repintó una antigua nave piloto con una colorida variación del "camuflaje disruptivo" o "camuflaje deslumbrante", utilizado en la Primera Guerra Mundial y que consistía en complejos patrones de formas geométricas en colores contrastantes, que se interrumpen y se cruzan entre sí. El artista tenía 90 años cuando recibió la llamada para crear un diseño para el barco, que descansa en un dique seco de la ciudad inglesa.

Pie de foto,

En muchas de sus obras Cruz-Diez utilizó colores y líneas para crear una sensación vertiginosa que cambia según el ángulo en que las mira el espectador. Según dijo, su arte "cambia constantemente porque la luz cambia constantemente".

Pie de foto,

En Los Ángeles, los visitantes que se dirigen al Broad Museum son recibidos por un paso de peatones diseñado por Cruz-Diez, quien reemplazó las rayas negras y blancas convencionales con colores más vibrantes como el verde, el azul y el naranja.

Pie de foto,

No todo su arte es de gran escala. Su pintura "Fisiocromía Nº 321-A", de 1967, mide 2,4 metros por 0,6 metros.

Pie de foto,

La obra "Cromosaturación" fue expuesta en la Galería Hayward de Londres en 2013, distribuida en varias salas.