La nube radioactiva que recorrió Europa y "se originó en Rusia" (y de la que muy pocos se enteraron)

Barriles con material nuclear Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El nuevo estudio asegura que la nube radioactiva se originó en el sitio de una planta de reprocesamiento de combustible nuclear en Rusia.

Fue la emisión más seria de material radioactivo desde el accidente en la central nuclear de Fukushima en Japón en 2011.

En septiembre de 2017 una nube ligeramente radioactiva se desplazó a lo largo de gran parte de Europa, aunque su existencia no fue divulgada en la prensa.

Ningún gobierno se responsabilizó entonces de la propagación de material radioactivo, pero un nuevo estudio asegura tener la respuesta sobre el origen del incidente.

Cerca de 70 científicos de distintos países se basaron en más de 1.300 mediciones de diferentes puntos del continente europeo para resolver el misterio.

¿Su conclusión? el origen de la nube no fue una accidente en un reactor, sino en una planta de reprocesamiento de combustible nuclear ubicada en territorio ruso.

Las autoridades en Rusia negaron en diversas ocasiones que una de sus plantas fuera el origen de la nube, y no han hecho pública ninguna reacción oficial tras la publicación del nuevo estudio.

Rutenio 106

"Los datos indican una liberación desde una instalación de reprocesamiento nuclear en el sur de los Urales, posiblemente el complejo nuclear Mayak", señala el estudio publicado en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Proceedings of the American Academy of Sciences (PNAS).

"Descartamos que se haya tratado de la caída de un satélite o de una liberación en territorio rumano, a pesar de que las concentraciones halladas allí fueron elevadas", agrega el estudio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Detectamos rutenio 106 radioactivo. Las mediciones indican la mayor liberación singular de radioactividad de una planta de reprocesamiento civil", afirmó Georg Steinhauser.

Los autores aseguran que los niveles de radiación fueron bajos yno representaron un riesgo para la salud de los habitantes de Europa.

Entre los expertos que aportaron mediciones se encuentran Dieter Hainz y Paul Saey, del Instituto de Física SubatómicaTU Wien, de Viena.

Los datos fueron evaluados por el profesor Georg Steinhauser, de la Universidad de Hannover, Alemania, junto con Olivier Masson, del Instituto IRSN de Francia.

"Detectamos rutenio 106 radioactivo. Las mediciones indican la mayor liberación singular de radioactividad de una planta de reprocesamiento civil", afirmó Steinhauser.

Desde Europa al Caribe

Los valores detectados fueron hasta 100 veces más altos que las concentraciones totales medidas en Europa después del accidente nuclear de Fukushima.

El hecho de que no se midieron otras sustancias radioactivas que no fueran rutenio es una indicación clara de que la fuente debe haber sido una planta de reprocesamiento nuclear, de acuerdo a los investigadores.

Derechos de autor de la imagen O. Masson et al
Image caption El rutenio 106 fue detectado en grandes partes de Europa Central y Oriental, además de Asia, la Península Arábiga e incluyso el Caribe.

La primera alarma fue lanzada por científicos en Italia, que notaron un aumento abrupto en las mediciones de rutenio 106.

El material fue posteriormente detectado en grandes partes de Europa Central y Oriental, y fue registrada incluso en Asia y la Península Arábiga.

Los investigadores afirmaron que se encontró rutenio 106 incluso en el Caribe.

"Terminó muy rápidamente"

La planta Mayak en Rusia ya había sido escenario de la segunda descarga nuclear más grande de la historia en septiembre de 1957, después de la explosión del reactor nuclear de Chernóbil, en Ucrania, en 1986.

En 1957, un tanque con deshechos líquidos de la producción de plutonio estalló, causando altos niveles de contaminación.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El estudio se basó en más de 1.300 mediciones en diferentes puntos del continente europeo.

El lanzamiento de 2017 se produjo de acuerdo al estudio el 25 de setiembre de 2017 al mediodía, casi exactamente 60 años después del incidente de 1957.

"Esta vez, sin embargo, fue un lanzamiento pulsado que terminó muy rápidamente, a diferencia de los lanzamientos de Chernóbil y Fukushima, que duraron varios días", afirmó Steinhauser.

"Demostramos que el accidente ocurrió en el reprocesamiento de elementos de combustible gastado, en una etapa muy avanzada, poco antes del final de la cadena de proceso. Y aunque actualmente no hay una declaración oficial, tenemos una muy buena idea de lo que pudo haber ocurrido", agregó el científico.

El estudio señala que el análisis de la distribución de rutenio "apoya la hipótesis de que el combustible fue reprocesado unos dos años después de ser usado, posiblemente para la producción de una fuente de Cerio 144 para un experimento con neutrinos en Italia".

Puedes ver aquí el estudio.

* La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.

Temas relacionados

Contenido relacionado