"Lo siento, te hemos circuncidado": el error por el que un hospital de Inglaterra deberá pagar más de US$24.000 a un paciente

Terry Brazier
Image caption Terry Brazier fue al hospital para recibir un tratamiento para la vejiga y acabó siendo circuncidado.

A sus 70 años, Terry Brazier se llevó una sorpresa poco agradable tras una visita rutinaria al hospital: lo circuncidaron por error.

Ocurrió el verano pasado, cuando acudió al centro médico Leicester Royal Infirmary, ubicado en Leicester, una ciudad del centro de Inglaterra, para que le inyectaran bótox en la vejiga, un tratamiento que se usa contra males como el de la vejiga hiperactiva.

Sin embargo, hubo una confusión con su caso. "Lo siento, pero te hemos circuncidado", recuerda que le dijeron.

El hospital aseguró "lamentarlo profunda y genuinamente". Ahora, deberá pagarle 20.000 libras (unos US$24.400) como compensación.

Brazier contó que, tras la cirugía, le hicieron esperar dos horas antes de informarle de la negligencia.

"Ah ¿sí?", dice que fue lo único que respondió.

"¿Qué más iba a decir? Estaba pasmado. No podía creer lo que me estaban diciendo".

Un error que no debería ocurrir

Este error fue registrado como lo que en el campo médico anglosajón se conoce comonever event, un incidente de seguridad grave y que se podía haber evitado fácilmente.

Es decir, que no debería ocurrir en situaciones en las que las medidas de prevención disponibles se hayan implementado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Ha habido bromas, pero todo esto tiene un lado serio", dice el paciente. (Foto de archivo)

El de este paciente es uno de los ocho never events registrados en los hospitales de Leicester en 2018, según el Servicio Local de Denuncia Democrática.

Brazier, que tiene dos nietos, asegura que decidió tomar acciones legales después de que el hospital admitiera en una carta que no había realizado los chequeos necesarios.

"Ha habido bromas, pero todo esto tiene un lado serio", opina.

"Podría haber sido incluso peor para otra persona. Alguien podría haber acabado con una amputación en la parte del cuerpo equivocada", remarca.

"Esto no debería haber sucedido y, aún más importante, no quiero que pase otra vez".

"Vas al hospital y pones tu confianza en esta gente. Esperas que no vaya a cometer errores, especialmente no uno como este".

Andrew Furlong, director médico de los Hospitales Universitarios de Leicester, dijo: "Nos tomamos los sucesos como este muy seriamente. Llevamos a cabo una investigación exhaustiva para asegurarnos de que aprendimos del incidente y de que hacemos todo lo que podemos para evitar que vuelva a ocurrir".

"Si bien el dinero nunca podrá deshacer lo que pasó, esperamos que este pago le provea de algo de compensación".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado