Una increíble prótesis magnética le cambió la vida a una mujer que se quedó sin nariz
Media playback is unsupported on your device

La mujer que usa prótesis intercambiables después de que le extirparan la nariz

Jayne Hardman desarrolló una enfermedad autoinmune conocida como vasculitis y tuvo que someterse a quimioterapia.

"Mi nariz comenzó a hincharse y se volvió increíblemente deforme", dice Jayne.

Esta enfermedad fue avanzando hasta el punto en que le carcomió el tejido de la nariz, por lo que tuvieron que extirpársela por completo.

Después, Jayne ya no quería verse en el espejo ni salir de casa. Ahora, esta británica de 42 años tiene varias prótesis de nariz que usa según la ocasión. Una de ellas, por ejemplo, es un poco más rosada, que usa cuando sale a tomar algo con los amigos.

Un sistema de imanes mantiene la prótesis en su lugar. "Fue un sueño hecho realidad", dice Jayne.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.