El asesino "frío y manipulador" que pensó que podría salirse con la suya pero se enfrenta a cadena perpetua

Espejo con un mensaje Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption "Manipulador y malvado": Ben Field dejó mensajes en espejos de una de sus víctimas y la convenció de que provenían de Dios.

Cuando Ben Field viajaba sentado en la parte de atrás de una furgoneta de la policía después de haber sido arrestado, dijo: "Creo que me libraré de casi todo".

Había logrado seducir a dos vecinos solitarios, asesinando a uno y estafando al otro. Pero ahora se enfrenta a una posible pena de cadena perpetua.

Aparentemente Field, de 28 años, era un joven encantador, preocupado y religioso que daba sermones en la iglesia bautista de su padre.

Pero tenía un plan siniestro: hacerse amigo de individuos vulnerables y conseguir que cambiaran sus testamentos.

"Ben Field solo se preocupa de Ben Field, y de nadie más", aseguró Mark Glover, quien dirigió la investigación policial sobre sus crímenes.

Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption Peter Farquhar y Ann Moore-Martin eran solitarios y vulnerables.

Field ha sido condenado por asesinato y fraude después de un juicio de 10 semanas. La policía lo describió como un "hombre frío, calculador, manipulador, controlador, malo".

En el tribunal se dijo que Field se fijó como objetivo a dos vecinos solitarios que vivían a escasos metros entre ellos en el pueblo de Maids Moreton, en el condado inglés de Buckinghamshire.

Peter Farquhar, de 60 años, había sido profesor invitado en la Universidad de Buckingham, donde Field había estudiado literatura inglesa.

Ann Moore-Martin, de 83, era una directora de escuela retirada. Ambas víctimas eran muy religiosas, solteras y sin hijos.

Hipnotizada

Farquhar tenía un amplio círculo de amigos y conocidos y había viajado mucho, pero también estaba solo. Siendo homosexual, había tenido problemas con su sexualidad, considerándola incompatible con su fe anglicana.

Moore-Martin era católica y también iba frecuentemente a la iglesia. Ella, como su vecino, tenía muchos amigos pero era muy reservada. Era muy cercana a su sobrina, tanto que se veían a sí mismas como madre e hija.

Field sedujo a sus dos víctimas y ambas se enamoraron de él. Farquhar pensó que había encontrado a alguien a quien amar y con quien envejecer, mientras que la cuñada de Moore-Martin dijo que esta parecía hipnotizada por él, como "una adolescente enamorada".

El acusado les propuso matrimonio a ambos e incluso celebró una ceremonia de compromiso con Farquhar en marzo de 2014.

Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption Farquhar y Field celebraron una ceremonia de compromiso en 2014.

Mientras Farquhar escribió en su diario, "es uno de los momentos más felices de mi vida. Han desaparecido los temores de morir solo", los motivos de Field eran puramente económicos y también estaba viendo a otras personas.

Si iba a heredar la casa de Farquhar, su víctima tenía que morir. Y si quería salirse con la suya, su muerte tenía que parecer un accidente o un suicidio.

Field lo drogó y le puso a escondidas en la comida y en la bebida un cóctel de sedantes y alucinógenos comprados en internet.

Se los administró de varias maneras: en las tostadas, en el té y en chocolate. Un video muestra al académico exhausto y luchando para poder completar una frase.

Antes de su muerte, Farquhar les dijo a sus amigos que sufría de terrores nocturnos, alucinaciones y episodios de sonambulismo.

También les dijo que pensaba que estaba volviéndose loco y se comparó con el Rey Lear de Shakespeare.

Manipulación psicológica

Field construyó una historia para explicar el comportamiento de Farquhar. Comentó que estaba enfermo o que bebía más de lo habitual.

La fiscalía dijo que, en aquel momento, a Field lo trataban como la persona que cuidaba de Farquhar.

En el juicio, Field admitió haber drogado a Farquhar y explicó que lo hizo porque su compañero a menudo estaba despierto a media noche y activo en la casa, lo que le interrumpía su sueño.

Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption Farquhar se caía a menudo tras ser drogado por Field.

Durante meses, Farquhar estuvo atormentado por su "enfermedad misteriosa".

Vio a varios médicos, incluido un neurólogo, y se hizo varias pruebas. Pero Field llamó a las líneas de urgencia y mintió a los sanitarios, diciéndoles que el profesor retirado se caía con frecuencia y que probablemente tenía demencia.

Field "enloqueció mediante engaños" a ambas víctimas, manipulándolos psicológicamente para que acabaran dudando de su propia memoria y estado mental.

Field movía cosas por la casa para que Farquhar se irritara y se sintiera confuso al no poder encontrarlas, y luego él parecía encontrarlas sin problema.

También humilló públicamente a Farquhar en el lanzamiento de un libro al hacerle tomar drogas alucinógenas.

Farquhar se había jubilado como director de inglés de una escuela pública en 2004 para concentrarse en escribir novelas. El lanzamiento de su libro atrajo a una gran cantidad de sus amigos.

Los asistentes contaron una historia similar, de un hombre frágil y confundido que se desplomó sobre una mesa, con problemas evidentes para firmar libros, que en un momento pensó que estaba siendo atacado por fragmentos de luz.

En octubre de 2015 Farquhar murió. Fue hallado en su sala de estar con una botella de whisky medio vacía a su lado.

Sus amigos pensaron que se había emborrachado hasta la muerte, al igual que el forense, quien certificó la causa de muerte como intoxicación aguda por alcohol.

Pero, durante el juicio, la fiscalía dijo que Field lo había "asfixiado" cuando estaba demasiado débil para resistir.

Antes de su muerte, Farquhar había cambiado su testamento, dando a Field un interés de por vida en su casa. Cuando se vendió la casa, dividió las ganancias con el hermano de Farquhar.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Farquhar vivía a escasos metros de Moore-Martin.

Farquhar le había presentado a Moore-Martin a Field y el acusado la persiguió de la misma manera, aprovechándose de su soledad y abriéndose paso entre sus afectos.

A pesar de la brecha de edad, de 57 años, desarrollaron una relación sexual. Sin que ella lo supiera, él tomó una fotografía de ella realizando un acto sexual con él.

Durante su testimonio, dijo que pensó que podría usarla para chantajearla si era necesario.

Le dio varias cosas para que ella se sintiera más cerca de él, entre ellas una foto enmarcada de él con las palabras "Siempre estoy contigo" escritas en mayúsculas debajo de su imagen, que ella colocó sobre su tocador.

Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption Field le regaló a Moore-Martin un retrato con el mensaje "Siempre estoy contigo".

Cuando Field quería dinero, mintió sobre que necesitaba un auto nuevo y Moore-Martin le dio más de US$5.000.

También le dijo que su hermano menor, Tom Field, estaba gravemente enfermo con una enfermedad renal y necesitaba una máquina de diálisis.

Era otra mentira, pero ella le dio unos US$32.000.

No ser egoísta

En una grabación de una llamada telefónica que se presentó en la corte, se escucha a Field llamando a su banco y luego entregándole el teléfono para que ella pudiera hablar con el operador sobre liberar un dinero de unos bonos.

"Estoy pensando en retirar todo el dinero que tengo en mis cuentas...", le dijo ella al banco.

"Tengo un amigo muy querido que es hermano de otro amigo querido. Está extremadamente enfermo, tiene problemas renales y es probable que muera si no consigue su propia máquina de diálisis y he estado pensando en una forma en que pueda ayudarlo ".

Terminó la llamada diciendo: "En la vida, uno no debe ser egoísta y guardarse todo para uno mismo".

En su engaño Field llegó a escribir mensajes en el espejo de su víctima, profundamente religiosa, con la esperanza de que ella creyera que eran mensajes de Dios.

En sus libros de bocetos, planificó los mensajes: cómo se verían, qué dirían y qué razones podrían haber para que aparecieran. Algunos de los mensajes decían que le dejara su casa a Field.

Funcionó y ella modificó su testamento.

En febrero de 2017, Moore-Martin se enfermó y sufrió convulsiones. Fue durante su estancia en el hospital que le contó a su sobrina sobre su relación con Field y los mensajes en los espejos. La policía se involucró y comenzó una investigación.

Moore-Martin cambió su testamento para que volviera a beneficiar a su familia y en mayo de 2017 murió por causas naturales en un hogar de ancianos.

Su sobrina, Anne-Marie Blake, le dijo al tribunal que antes de morir su tía había comenzado a darse cuenta de que había sido engañada y no podía creer que hubiera sido tan estúpida como para caer en las mentiras de Field.

"Se torturaba por eso y le resultaba muy difícil entender la traición", dijo.

Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption Field dejó mensajes "de Dios" para Moore-Martin.

Blake dijo que cuando conoció a Field en casa de su tía después de que esta ingresara en el hospital, pensó que su actitud era "extraña".

Ella lo enfrentó y le preguntó si había estado tomando cosas de la casa de su tía, aceptando dinero de ella y tratando de cambiar su testamento. Él dijo que sí. Ella también le preguntó si estaba enamorado de su tía, a lo que respondió "sí".

Durante su estadía en el hospital, Field intentó visitarla, pero se le negó el acceso.

Se quejó ante la policía y le dijo al operador que atendió su llamada: "Una amiga mía fue ingresada en el hospital y cuando llamé al hospital e intenté visitarla, la seguridad me dijo que no puedo verla y que para obtener más información necesito contactar a la policía".

En la corte admitió que había hecho las llamadas para ver cuánto sabía la policía sobre él y si estaba en problemas.

La investigación policial estableció el vínculo entre Field, Moore-Martin y Farquhar y 19 meses después de la muerte de este último se tomó la decisión de exhumar su cuerpo.

Un segundo examen post mortem determinó que había consumido menos alcohol de lo que se pensaba y que había sedantes en su organismo.

El doctor Brett Lockyer, patólogo forense, aseguró que Farquhar murió como resultado de los efectos combinados del alcohol y el flurazepam, que podrían haber afectado a su respiración.

Dijo que no podía descartar que Farquhar también pudiera haber sido asfixiado con una almohada. El patólogo afirmó que el análisis toxicológico mostró que Farquhar había estado expuesto repetidamente al lorazepam en los dos meses anteriores a su muerte, así como a otros sedantes.

"100 Clientes"

Field fue arrestado y su casa fue registrada. La policía encontró diarios y cuadernos que contenían una lista de nombres de personas con el título "100 Clientes".

Field lo describió en la corte como una lista de "personas que pueden ser útiles para mí, ya sea como blanco de fraude o de otras maneras".

Había miembros de su propia familia, y también aparecía Moore-Martin. También se descubrieron libros sobre el envenenamiento de personas y la planificación de un suicidio.

Aunque negó haber planeado matar a los dos vecinos, admitió estar en relaciones fraudulentas con ellos como parte de un plan para lograr que cambiaran sus testamentos.

Derechos de autor de la imagen Thames Valley Police
Image caption Ann Moore-Martin se comportaba como una "adolescente enamorada", dijo su sobrina.

Field también se declaró culpable de defraudar a Moore-Martin con dinero que dijo que era para un automóvil y una máquina de diálisis, pero fue absuelto de conspirar para matarla.

Fue juzgado junto a su amigo, el mago Martyn Smith, de 32 años, quien fue acusado de asesinato, conspiración para asesinar, fraude y robo. Fue absuelto de todos los cargos.

El hermano menor de Field, Tom Field, de 24 años, también fue absuelto de la acusación de fraude.

Ben Field ahora se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua, pero su confianza inicial de que "se saldría con la suya", grabada secretamente mientras estaba sentado en una camioneta de la policía, no estaba del todo equivocada.

"En términos de la muerte de Peter Farquhar, hay una muy buena probabilidad de que Benjamin Field se hubiera salido con la suya si no hubiera sido por las sospechas que surgieron una vez que Ann Moore-Martin dejó de estar bajo el control de Benjamin", afirmó Chris Derrick, del Servicio de la Fiscalía de la Corona.

"De hecho, para ese momento ya se había salido con la suya. Fue solo debido a los nuevos análisis forenses que surgieron al exhumar el cuerpo, que pudimos construir un caso que indicaba que Benjamin Field había matado a Peter".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado