Victor Vescovo: el mapa que muestra los puntos más profundos de cada océano visitados por el millonario y explorador

Don Walsh y Victor Vescovo Derechos de autor de la imagen Reeve Jolliffe Atlantic Productions
Image caption Victor Vescovo (der) fue felicitado por su hazaña por Don Walsh, quien descendió hasta la fosa de las Marianas en 1960.

Este sitio del océano es tan profundo, que la presión equivale a 50 jets jumbo apilados sobre una persona.

La fosa de las Marianas, en el océano Pacífico, se encuentra casi a 11 km bajo la superficie y es el punto más profundo en las aguas oceánicas del planeta.

Hasta ese y otros rincones en las entrañas de los océanos llegó el estadounidense Victor Vescovo.

El financista y explorador acaba de convertirse en la primera persona en visitar los sitios más profundos en cada océano: el Pacífico, el Índico, el Atlántico, el Antártico y el Ártico.

Y Vescovo también se sumergió hasta los restos del Titanic.

Los sitios más profundos de los océanos son verdaderos tesoros, en gran parte desconocidos, para la ciencia.

Los abismos más profundos

Las fosas oceánicas a mayor profundidad son el resultado de la subducción de una placa tectónica bajo otra.

Estos lugares remotos no han escapado al impacto de la actividad humana.

En la fosa de las Marianas, de más de 2.500 km de longitud y al este de las islas del mismo nombre, Vescovo encontró una bolsa plástica y envolturas de dulces.

La contaminación del plástico ha llegado entonces a un lugar tan profundo que si el Everest estuviera en su base, la cima de la montaña estaría a más de dos km de la superficie del mar.

La fosa de Puerto Rico, a 8.376 metros de profundidad, se encuentra en el límite entre el mar del Caribe y el océano Atlántico y es el punto más profundo en este último.

La fosa tiene una longitud de 1.500 km.

La fosa de las Sándwich del Sur, de una profundidad de 7.434 metros, se encuentra unos 100 km al este de las islas del mismo nombre.

La fosa de Java, de una profundidad de 7.192 metros, es la mayor del océano Índico.

Y el abismo de Molloy, de 5.550 metros de profundidad, se encuentra a unos 160 km del archipiélago noruego de Svalbard.

Cápsula de titanio

Es la tercera vez que los seres humanos llegan a las profundidades de la fosa de las Marianas.

Derechos de autor de la imagen Atlantic Productions
Image caption El vehículo sumergible fue construido por la empresa estadounidense Triton Submarines.

El oficial de la Marina estadounidense Don Walsh y el ingeniero suizo Jacques Piccard llegaron hasta el fondo de la fosa en 1960.

Y el director de cine James Cameron se sumergió a la misma profundidad en 2012.

Pero Vescovo pudo pasar horas explorando la fosa con su sumergible de 4,6 metros de longitud y 3,7 metros de altura.

Derechos de autor de la imagen Atlantic Productions
Image caption El sumergible fue diseñado para bajar repetidas veces hasta grandes profundidades.
Derechos de autor de la imagen Atlantic Productions
Image caption En el corazón del sumergible hay una cápsula recubierta de titanio que puede soportar grandes presiones.

El vehículo llamado DSV Limiting Factor fue construido por la empresa estadounidense Triton Submarines y fue diseñado para bajar repetidas veces a grandes profundidades.

En su centro se encuentra una cápsula recubierta de titanio que puede soportar grandes presiones y acomodar a dos exploradores.

Nuevas especies

"Estas cosas deben hacerse," señaló Vescovo a la BBC luego de completar la última etapa de su expedición en el abismo Molloy.

"Mi filosofía es que no estamos aquí solamente para sobrevivir o vivir cómodamente, sino para contribuir de alguna forma".

"Y el camino que elegí tiene algo de aventura pero también nos ayuda a avanzar como especie".

Derechos de autor de la imagen Atlantic Productions
Image caption "Mi filosofía es que no estamos aquí solamente para sobrevivir o vivir cómodamente, sino para contribuir de alguna forma", señaló Vescovo a la BBC.

El equipo científico de la expedición colocó en las profundidades más de 100 instrumentos que registran la topografía y especies en distintos puntos del fondo del océano.

Los científicos aseguran haber descubierto más de 40 nuevas especies, y una gran cantidad de muestras aún deben ser analizadas en el laboratorio.

Uno de los expertos de la expedición, Alan Jamieson, biólogo marino de la Universidad de Newcastle en Inglaterra, señaló que uno de los logros de la misión son los registros de salinidad y temperatura a grandes profundidades.

"Existen muy pocas mediciones a más de 6.000 metros de profundidad", señaló Jamieson.

Derechos de autor de la imagen Atlantic Productions
Image caption La expedición permitió descubrir nuevas especies, incluyendo varias de crustáceos.
Derechos de autor de la imagen Atlantic Productions
Image caption Los datos de la expedición contribuirán al proyecto que busca mapear el fondo de todos los océanos para 2030.

Los datos también contribuirán a otra iniciativa, Nippon Foundation-GEBCO Seabed 2030 Project, que busca mapear la topografía del fondo de todos los oceános para 2030.

Hasta el momento solamente se ha cartografiado un 20% en buena resolución.

La expedición de Vescovo se reflejará en un documental de Atlantic Productions en el canal Discovery Channel.

Temas relacionados

Contenido relacionado