Neil Parker, el senderista que arrastró su pierna rota durante 2 días antes de ser rescatado

Neil Parker habla con reporteros desde cama del hospital Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption Neil Parker habló con los reporteros desde la cama del hospital en el que se recupera en Brisbane, Australia.

Tras precipitarse por una cascada de seis metros, Neil Parker tuvo que arrastrar su pierna fracturada durate dos días, hasta que fue rescatado.

Le ocurrió cuando caminaba solo por un bosque de Brisbane, una ciudad del oeste de Australia, el domingo.

El senderista de 54 años resbaló y se rompió, además de la pierna, una de sus muñecas.

Durante la caída perdió su teléfono, por lo que pensó que pensó que sería más probable que lo rescataran si caminaba hasta un claro del bosque.

Después de una lenta y angustiante travesía, logró llegar a un descampado y fue avistado por los rescatistas.

"Avanzaba como un metro o metro y medio, y que tenía que parar y descansar", le dijo a reporteros desde la cama del hospital en el que se recupera.

"No podía creerlo. Fueron solo tres kilómetros, pero [me tomó] dos días recorrerlos. Pensé que nunca llegaría".

Estrategia para un "autorrescate"

Parker había planificado una excursión de tres horas por el monte Nebo cuando las rocas sobre las que caminaba se desplomaron ocasionando su caída cascada abajo.

"Resbalé por unos 20 metros, luego rodé hasta estrellarme contra una roca y aterricé en el fondo de la catarata", dijo.

"Luego pensé que la única forma de ser rescatado era autorrescatándome".

Como senderista experimentado, Parker llevaba consigo un kit de primeros auxilios que incluía vendas, que usó junto con sus bastones de montañismo para entablillarse la pierna rota.

También tenía analgésicos y agua, pero poca comida: apenas unos frutos secos y una barra energética.

El excursionista gateó y arrastró la pierna "pulgada a pulgada" para llegar al descampado.

"Tuve que cargar con mi pierna —y las piernas son muy pesadas cuando el hueso está cercenado— sobre las rocas, apoyándome en el brazo sano y en el codo del otro (ya que tenía una muñeca rota). Fue una lucha constante", dijo.

Pensar en su familia fue lo que le dio fuerzas para continuar. "Quiero estar presente para mis hijos".

Parker fue finalmente divisado por un helicóptero que lo elevó hasta un lugar seguro el martes. Luego fue trasladado a un hospital en Brisbane.

La cirujana ortopédica Nicola Ward le dijo a la cadena de televisión Australian Broadcastin Corporation que Parker estaba recuperándose "muy bien".

"Nunca había escuchado de un esfuerzo como este para sobrevivir con dos miembros fracturados", reconoció la especialista, y agregó que le quedan al menos ocho semanas de recuperación.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado