Brexit: el primer ministro británico, Boris Johnson, llega a un acuerdo con la Unión Europea

Boris Johnson Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Boris Johnson aseguró que Reino Unido y la Unión Europea (UE) lograron "un gran nuevo acuerdo" sobre el Brexit.

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró este jueves que Reino Unido y la Unión Europea (UE) lograron "un gran nuevo acuerdo" sobre el Brexit.

Ambas partes han estado trabajando en el texto legal de un acuerdo, pero éste aún necesita ser aprobado por los parlamentos de Reino Unido y de Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, confirmó el acuerdo en un tuit.

Boris Johnson tuiteó: "Tenemos un gran nuevo acuerdo con el que recuperamos el control".

Tanto Juncker como Johnson están urgiendo a sus respectivos parlamentos a que apoyen el acuerdo.

Posteriormente, Juncker descartó que ahora se acepte retrasar la fecha de retiro del Reino Unido de la Unión Europea, fijada para el 31 de octubre.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El asunto del "backstop" es el punto de discordia para lograr un acuerdo.

El No del DUP

Pero el Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte, socio vital de los conservadores en el Parlamento de Westminster, ha expresado dudas sobre el acuerdo e indicó que no lo apoyará.

Antes del anuncio de Johnson, el DUP publicó una declaración en la que dice que no apoyará propuestas "tal como están las cosas" y después del anuncio de Johnson dijo que su declaración "sigue vigente".

Las propuestas de Johnson para un nuevo acuerdo del Brexit dependían de deshacerse del controvertido "backstop" o salvaguarda irlandesa -la polémica solución que negoció la antecesora de Johnson, Theresa May, para resolver el asunto de cómo controlar las fronteras de Irlanda del Norte y la República de Irlanda una vez que Reino Unido salga de la UE.

Esto porque Irlanda forma parte de la Unión Europea.

Al retirar el backstop, Johnson esperaba asegurar el apoyo de los que respaldan el Brexit en su propio partido y del DUP, cuyo apoyo es clave para obtener un voto de aprobación en la Cámara de los Comunes.

Sin embargo, se entiende que el nuevo plan propone tratar a Irlanda del Norte de forma distinta del resto de Reino Unido, algo que el DUP, y otros, no aprueban.

El DUP mantiene un acuerdo de "confianza y participación" con el Partido Conservador desde las elecciones de 2017. Con éste trato el gobierno ha logrado, en el pasado, una mayoría parlamentaria.

Pero después de varias renuncias en su partido en semanas recientes, Johnson enfrenta ahora una dura batalla para lograr la aprobación de su acuerdo en el Parlamento.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Actualmente existen muy pocos controles para el comercio entre las dos Irlandas.

Aprobación "rápida"

El primer ministro urgió a los legisladores a apoyar el acuerdo este próximo sábado.

Esto significa que Johnson tendrá 48 horas para tratar de ganar el apoyo del DUP y posteriormente lograr la aprobación en el Parlamento.

Si no logra ese apoyo, la aprobación dependerá de legisladores del Partido Laborista, de oposición, que se están rebelando contra su propio partido.

En un tuit Johnson dijo: "ahora el Parlamento debe aprobar el Brexit el sábado para que podamos pasar a otras prioridades como el costo de la vida, el NHS (Seguro Social), los crímenes violentos y nuestro medio ambiente".

Por su parte, Jean Claude Juncker dijo en un tuit: "Donde hay voluntad, hay un acuerdo - ¡nosotros ya tenemos uno! Es un acuerdo justo y balanceado para la UE y para Reino Unido y es testamento de nuestro compromiso para encontrar soluciones".

"Recomiendo que el Consejo Europeo apoye este acuerdo", indicó.

Análisis de Norman Smith

Subeditor de asuntos político, BBC

¿Es una jugada astuta de parte de Boris Johnson? Asumo que realmente está tratando de ejercer presión sobre el DUP para que lo respalden.

Pero la hora de la verdad será cuando el primer ministro lleve su acuerdo a la Cámara de los Comunes (se espera que sea este sábado).

Hay muchos legisladores que no están contentos con la forma como (Johnson) ha apresurado al Parlamento a llevar a cabo una votación cuando ni siquiera tienen el texto para estudiarlo y saber qué es lo que van a votar.

También hay otra batalla emergente. Hemos escuchado que es cada vez más probable que el Partido Laborista apoye el llamado referendo confirmatorio.

Esto quiere decir que sólo aprobarán un acuerdo si éste es sometido a un referendo.

Algo que me han dicho es que Boris Johnson no someterá su acuerdo a una votación a menos que esté seguro de ganarla.

De manera que nos estamos dirigiendo a lo que será un monstruoso enfrentamiento.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado