Por qué la vida de esta mujer corre peligro si gira la cabeza hacia el lado equivocado

Rachel Pighills y su esposo
Image caption Rachel Pighills y su esposo Guy viajaron a Barcelona para que ella pudiera ser operada.

Rachel Pighills es una inglesa de 33 años que no puede girar la cabeza a la izquierda sin poner su vida en riesgo.

Cuando habló con la BBC hace unos días, Pighills tenía planeado volar a España para buscar un tratamiento que le permita volver a llevar una vida normal, la que tenía antes de que su cuello se volviera incapaz de soportar el peso de su cabeza.

Un simple giro a la izquierda podría causar que su columna cervical se disloque, algo que, según cuenta, podría causarle la muerte.

Es por eso que el vuelo a Barcelona la tenía "aterrorizada". Pero, según afirmó, aunque estaba siendo "fuerte" por su hijo.

Este julio Pighills fue diagnosticada con varios males que afectan a su médula espinal y cabeza, entre ellos, invaginación o impresión basilar. Es decir, que su cráneo se hunde sobre su columna vertical, presionando el tronco encefálico.

Según dice, solo tres cirujanos en todo el mundo puede realizar la operación de US$174.000 que necesita y ninguno está en Reino Unido.

De momento, ha conseguido reunir más de US$15.000.

Derechos de autor de la imagen Rachel Pighills
Image caption A Pighills le diagnosticaron varios males en julio de este año.

En este viaje de cuatro días, Pighills se someterá a varias resonancias magnéticas.

"Mi cerebro se desploma sobre mi conducto raquídeo y la parte posterior de mi cabeza es inestable", dijo.

"Se disloca parcialmente cuando giro hacia la izquierda. Si se disloca por completo, eso sería decapitación interna y moriría al instante".

A su vez, solo puede usar un collarín durante cuatro horas al día porque podría perder masa muscular.

Qué tiene y cómo se trata

  • La invaginación basilar ocurre cuando la parte superior de la columna empuja hacia la base del cráneo.
  • Pighills también tiene inestabilidad atlantoaxial (compresión de la médula espinal), lo que le causa dificultades para mover el cuello; platibasia (aplanamiento de la base del cráneo) y síndrome medular cervical, causado por compresión cerebral.
  • Si se somete a una cirugía y tiene éxito, podría curarse.
  • En una primera operación, se eliminaría el hueso de la vértebra del eje, que está comprimiendo su cerebro, mientras que en la segunda se fusionarían su cráneo y cuello.

Pighills, que trabaja como encargada de una cadena de suministro, dijo que subirse a un avión para visitar a su cirujano la había dejado "absolutamente aterrada".

"Pienso en la presión en la cabina, la fuerza del despegue y en estar pegada al espaldar de la silla", contó. "Es que no sé cómo va a reaccionar mi cuerpo".

Derechos de autor de la imagen Sue James
Image caption Guy Pighills dice que quiere que Rachel recupere su independencia.

Su esposo, Guy, de 39 años, afirmó que teme por su esposa cada día.

"Estaré en el trabajo y muerto de miedo pensando en qué voy a encontrar cuando vuelva a casa. ¿Estará bien?"

"Me encantaría que ella se sometiera a la cirugía y recuperase un poco de normalidad e independencia".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado