EE.UU. acusa a 2 exempleados de Twitter de espiar para Arabia Saudita

El perfil de dos hombres con lapton y celular frente a un logo de Twitter Derechos de autor de la imagen Anadolu Agency
Image caption Es la primera vez que ciudadanos sauditas han sido acusados de espionaje dentro de Estados Unidos, según The New York Times.

Dos antiguos empleados de la red social Twitter han sido acusados en Estados Unidos de espionaje a favor de Arabia Saudita.

Las acusaciones, que fueron reveladas el miércoles en San Francisco, California, sostienen que los dos hombres buscaron información de usuarios de Twitter, incluyendo conocidos críticos del gobierno de ese país árabe, y se los ofrecieron a las autoridades de aquel a cambio de dinero.

Los documentos legales nombran a los dos exempleados como Ahmad Abouammo, ciudadano estadounidense, y Ali Alzabarah, de Arabia Saudita.

Un tercer implicado, el ciudadano saudita Ahmed Almutairi, también fue acusado de espionaje.

El diario The New York Times informa que se trata de la primera vez que ciudadanos sauditas han sido acusados de espionaje dentro de Estados Unidos.

¿Cuáles son los cargos?

Se alega que Almutairi actuó como el intermediario entre los dos exempleados de Twitter y funcionarios sauditas.

Abouammo compareció el miércoles ante un tribunal en la ciudad de Seattle y fue puesto en detención preventiva, pendiente de otra audiencia el viernes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Uno de los sospechosos está acusado de acceder a los datos personales de más de 6.000 usuarios de Twitter.

También fue acusado de falsificación de documentos y de dar declaraciones falsas al FBI.

La demanda criminal afirma que le entregó al FBI una factura falsa y con fecha atrasada que le cobraba a un funcionario saudita US$100.000 por "servicios de consultoría".

Se añade que Abouammo dejó su puesto como gerente de convenios mediáticos de Twitter en 2015.

Por otra parte, se cree que Alzabarah y Almutairi se encuentran en Arabia Saudita.

Alzabarah, un exingeniero de Twitter, está acusado de acceder a los datos personales de más de 6.000 usuarios de Twitter en 2015, después de ser reclutado por agentes sauditas.

Una de las cuentas supuestamente infiltradas se incluía en una nota encontrada en la cuenta de correo electrónico del funcionario saudita, lo que revela el nivel de detalle que Alzabarah pudo obtener sobre el usuario.

De acuerdo a la acusación, la nota decía: "Este es un profesional. Es un saudita que utiliza criptología... Lo rastreamos y encontramos que hace 12 días, a las 18:40 UTC el 05/25/2015, accedió sin encriptar a su cuenta desde el IP [tachado]. No usa un teléfono celular, sólo un navegador. Se encuentra online usando Firefox desde una computadora con Windows".

Los supervisores de Alzabarah le llamaron la atención y le dieron de baja administrativa, antes de que huyera a Arabia Saudita con su esposa e hija, según los fiscales.

Ambos sospechosos recibieron cientos de miles de dólares, de acuerdo a la acusación. Uno de ellos también recibió un lujoso reloj Hublot valorado en unos US$20.000, se añade.

Aliado clave de EE.UU.

En un comunicado, Twitter dijo reconocer "los extremos a los que pueden llegar actores corruptos" para tratar de desvirtuar su servicio.

Y añadió: "Comprendemos los increíbles riesgos que enfrentan muchos de los que usan Twitter para compartir sus puntos de vista con el mundo y para fiscalizar a los que están en el poder. Tenemos herramientas para proteger su privacidad y puedan hacer su trabajo".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El presidente Trump ha mantenido relaciones estrechas con Arabia Saudita a pesar de la condena internacional contra ese país árabe.

Arabia Saudita es un aliado clave de Estados Unidos en Medio Oriente.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha mantenido vínculos estrechos con ese reino a pesar de la condena internacional de la que ha sido objeto tras el asesinato del periodista disidente saudita Jamal Khashoggi el año pasado.

Khashoggi fue asesinado, descuartizado y desaparecido durante una visita al consulado saudita en Estambul.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado