Death Stranding: el videojuego que surgió "como reacción a Trump y al Brexit"

Sam en Death Stranding. Derechos de autor de la imagen Sony
Image caption El actor Norman Reedus interpreta a Sam, el protagonista del juego.

Sam Porter Bridges está asustado. Una lluvia ácida mortal está cayendo de las nubes y necesita encontrar refugio. Sin sus paquetes, Estados Unidos no puede salvarse.

Norman Reedus, el actor estadounidense que interpreta a Daryl Dixon en la popular serie The Walking Dead, es también Sam, el protagonista del videojuego.

Sam tiene un futuro lleno giros. Su trabajo en el juego es entregar mensajes y conectar al mundo.

La cooperación es el tema central de Death Stranding("La muerte varada"), el último trabajo del aclamado diseñador japonés de videojuegos Hideo Kojima.

"El individualismo es lo que define esta era", le dijo Kojima al programa de radio de la BBC Newsbeat desde su estudio en Tokio.

"Quizás estemos conectados a internet más que nunca, pero lo que sucede ahora es que las personas se atacan unas a otras precisamente porque estamos muy conectados", continuó el también creador de la popular saga Metal Gear Solid, de la empresa Konami.

Image caption Hideo Kojima le explicó cómo creó "Death Stranding" al programa Newbeat.

Un mensaje a la sociedad moderna

Los miembros del equipo de Newsbeat acompañaron a Kojima durante tres días en su estudio de producción, para ver las horas finales de la creación de Death Stranding, que fue finalmente lanzado este viernes 8 de noviembre.

En el interior del estudio, más de 100 empleados verificaban que todo en el juego funcionaba como debía a pocos días del lanzamiento.

Estar allí nos permitió tener una visión única de un título que ha tenido a la comunidad de jugadores frotándose las manos desde que se anunció por primera vez en 2016.

Algo que nos quedó claro es cuál es el mensaje que su creador quiere queel juego transmita a la sociedad moderna.

Derechos de autor de la imagen SONY
Image caption Los actores Norman Reedus y Lea Seydoux son las estrellas del videojuego.

"El presidente estadounidense Donald Trump quiere construir un muro", dijo Kojima.

"Por otro lado, está el Brexit, el proceso de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, y uno tiene la sensación de que hay un montón de muros y de personas que solo piensan en sí mismas alrededor del mundo", prosiguió.

En Death Strandingusamos puentes para representar la cooperación. Existe la posibilidad de usarlos o romperlos. Todo se trata de hacer pensar a las personas sobre el significado de la cooperación".

Kojima insistía en que el mensaje de su videojuego no se basa en ningún país o comunidad: unir a las personas es un tema universal.

"Al estar conectados, tenemos una responsabilidad para con los demás. Pero las redes sociales no parecen reflejarse esa responsabilidad, por ejemplo. Cuidar el uno del otro nos hace sentir bien. Siempre fuimos así en el pasado. Quiero que la gente recuerde eso y lo sienta en mi juego", dijo el creador japonés.

Kojima también reconoció que él "es muy proclive a la soledad" y que hay "gente similar en el mundo, especialmente entre los jugadores de videojuegos".

"Cuando jueguen a Death Stranding se darán cuenta de que hay otros como ellos en el mundo. Saber que aunque estamos solos, hay otros como nosotros, nos hace sentir a gusto. Eso es lo que me gustaría que sintieran al jugar".

Derechos de autor de la imagen SONY
Image caption En "Death Stranding" se premia a los jugadores que colaboran entre ellos.

Esta es la primera creación de Kojima desde que abandonó Konami para crear su propio estudio. Antes, había revolucionado la industria con la saga Metal Gear, que popularizó los juegos de sigilo, en los que los jugadores no deben ser detectados para terminar la misión con éxito.

Las expectativas ante el juego han sido mixtas.

Los tráilers del juego mostraban imágenes de animales muertos en la playa o un bebé dentro de una botella de plástico. Muchos se han preguntado de qué trata este juego.

Los usuarios han esperado durante años para averiguarlo, y ahora el juego ya está aquí.

Pero los juegos de cooperación no son tan simples como suenan. Las comunidades de jugadores han sido cuestionadas por el comportamiento tóxico de algunos de sus miembros.

Algunos desarrolladores de videojuegos, Kojima entre ellos, han estado trabajando en cómo resolver esto en los últimos años.

Image caption Hideo Kojima ha estado muy involucrado en todos los aspectos de la creación de Death Stranding.

La solución de Kojima para este juego es ofrecer solo intercambios positivos.

"Interactúas con otros jugadores levantando pulgares o dando 'me gusta'. No hay forma de interactuar negativamente", explica.

"Muy al principio del juego empiezas a recibir las gracias de varios lados del mundo por colocar artículos que otros jugadores pueden usar. Comenzarás a pensar en los demás cuando juegues y en cómo podrías ayudarlos".

¿Funcionará esta estrategia? Hasta que los jugadores no empiecen sus aventuras, no se podrá saber con exactitud.

Derechos de autor de la imagen SONY
Image caption El juego toma lugar en un Estados Unidos postapocalíptico.

¿Qué tan bueno es este juego?

Después de que me adelantaran una copia del videojuego, lo exploré durante 40 horas. La experiencia muy diferente a la que tuve con otros juegos.

Y lo fue, principalmente, porque es difícil de clasificar. Mezcla viajes, aventura y juegos de rol.

Tiene momentos de gran drama que te mantienen en tensión y envolverte por ese ambiente online compartido puede ser realmente gratificante.

Pero la mecánica del juego, el de entregar mensajes cruzando por un terreno irregular, especialmente dado el tamaño y la escala del mapa, puede resultar repetitiva y frustrante para los jugadores que quieren o están acostumbrados a juegos con más acción.

Esta es una experiencia que recompensa la paciencia y la inversión.

Derechos de autor de la imagen SONY
Image caption El juego se lanzó este 8 de noviembre.

Durante nuestro tiempo en el estudio, quedó clara la influencia de Kojima en todos los aspectos del videojuego: desde el propio concepto a la dirección de actores y la edición del tráiler.

No se equivoquen, este es un título moldeado por la visión de un hombre: un enfoque muy diferente al de otros juegos, que para desarrollarlos se subcontrata una serie compañías.

Cuando Kojima presentó su proyecto al equipo, recibió comentarios negativos. "Sucedió igual cuando propuse crear el género de los juegos de sigilo a comienzos de los 90", dice Kojima.

Pero cuando el equipo aceptó probar Death Stranding e interactuó con él, dice el creador que "entendieron de qué se trataba el juego".

Kojima no solo quiere que los jugadores "la pasen bien, se emocionen o se sorprendan", también que "reutilicen sus experiencias con el videojuego en el mundo real".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado