KSI vs Logan Paul: la millonaria revancha de boxeo entre los dos youtubers (y por qué genera críticas)

KSI y Logan Paul Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption KSI y Logan Paul se enfrentarán este sábado en el Staples Center de Los Ángeles.

"Ninguna otra pelea ha sido tanto una cuestión de dinero y números como esta", explica Steve Bunce, experto en boxeo en BBC.

Bunce está hablando de un acontecimiento llamado a destrozar cifras de audiencia y de dinero, pero que también genera críticas.

Se refiere a la revancha de la pelea de boxeo entre dos de los youtubers con más suscriptores del mundo: KSI y Logan Paul.

Como boxeadores profesionales, también pelearán en un escenario de relumbrón mundial, en el Staples Center, donde el equipo de baloncesto Los Angeles Lakers juega de local en Los Ángeles, California.

La pelea, prevista para este sábado por la noche, ya tuvo un primer éxito al agotar las entradas para ocuparlos 21.000 asientos de ese estadio. Se espera que también congregue a millones de espectadores que la seguirán por televisión bajo el formato pay-per-view.

No es la primera vez que estos dos youtubers se enfrentan. Ya lo hicieron en agosto de 2018 en el Manchester Arena de Reino Unido.

Aquella pelea terminó en empate y fue considerada como "el mayor evento en la historia de internet". En torno a un millón de personas la vieron alrededor del mundo.

Ahora, para esta ocasión, han dado el salto al deporte profesional. La revancha está servida.

De Youtube al cuadrilátero

Pero, ¿cómo estos dos youtubers se convirtieron en boxeadores profesionales?

KSI en realidad se llama William Olajide. Tiene 26 años y nació en Watford, una ciudad al noroeste de Londres, en Reino Unido.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El británico KSI también ha incursionado en el mundo del rap y de la actuación.

Comenzó su carrera en Youtube subiendo videos jugando al simulador de fútbol FIFA y comentando los goles que marcaba. Pero, desde entonces, también se ha convertido en rapero, comediante y actor.

Logan Paul, por otra parte, es estadounidense. Tiene 24 años y vive en Los Ángeles. Se convirtió en celebridad colgando videos en la plataforma Vine, antes de centrarse en Youtube. Su hermano Jake Paul también es un youtuber exitoso.

Tanto el canal de KSI como el de Logan Paul tienen alrededor de 20 millones de subscriptores cada uno.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tanto KSI como Logan Paul se han entrenado para la pelea con disciplina profesional.

Ahora se han convertido en boxeadores con pleno derecho, pasando exámenes médicos y consiguiendo una licencia profesional para pelear.

Usarán guantes de 10 onzas, no llevarán los cascos amateur y la pelea se celebrará en seis rondas de 3 minutos cada una.

Aunque estén ante su debut profesional, Steve Bunce, el experto en boxeo de la BBC, se ha mostrado impresionado con la forma en que KSI y Logan han entrenado para la pelea. De hecho, dijo que la preparación ha sido "mejor que la de cientos de otros" boxeadores que se convierten en profesionales.

Ambos youtubers han ido alimentando las expectativas y creando interés en la pelea al hacer comentarios jocosos sobre el otro, provocándose como dos grandes rivales.

"Todo es cuestión de números"

Algunos estiman que KSI ganó alrededor de US$102 millones en la primera pelea contra Logan Paul.

Eddie Herne, un famoso promotor deportivo en Reino Unido, dijo que este youtuber simplemente "no podía ignorar" el éxito de la primera pelea.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Logan Paul comenzó su andadura como influencer primero en Vine para después centrarse en Youtube. Ahora tiene 20 millones de seguidores.

"Lo vi y pensé que debería involucrarme. Me fascina la forma en que las personas consumen el contenido de Youtube. Habrá una audiencia nueva y enorme en todo el mundo y es nuestro trabajo asegurarnos de que se interesen en el boxeo; luego compran boletos y ven a otros boxeadores", reconoció Herne.

El experto en boxeo de la BBC, Steve Bunce, tenía reservas sobre la pelea inicialmente, pero ahora ve una gran oportunidad para el deporte.

"Si el 10% de sus seguidores ve la pelea, son cuatro millones de nuevos ojos en el deporte. Incluso si tomamos solo el 1%, sigue siendo un número enorme", dijo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Un boxeador británico ha criticado a los youtubers diciendo que más fácil prepararse para una pelea que para toda una carrera como profesional.

"En esta pelea todo se desarrolla alrededor de los números. En el último enfrentamiento, 1,2 millones pagaron por ver el show, que se pagaba a US$9. Todo eso junto son alrededor de US$13 millones", analiza Bunce.

Ahora, el comentarista augura mucho más dinero debido a la mayor promoción que se le ha dado al evento.

"Se estima que cerca de dos millones pagarán por ver esta pelea. Eso lo pondrá en el TOP 20 mundial, incluyendo al Wrestling, la UFC y el boxeo profesional. No es oficial, pero se baraja que eso puede generar entre US$25 millones y US$32 millones", calcula Bunce.

Y la noche no será solo sobre el boxeo. Tendrá música y espectáculo, y se especula con que el cantante Justin Bieber podría asistir.

Críticas

Eddie Hearn, el promotor del evento, reconoce que los aficionados "apasionados" del boxeo no estén muy contentos con su implicación en esta pelea.

"Respeto sus conocimientos sobre el boxeo, pero en esto no puedo seguir sus consejos", explicó.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Ambos youtubers han estado provocándose durante meses.

Jaime Moore, un ex boxeador británico y ahora entrenador profesional, se alegra de que los youtubers hagan "mucho dinero" pero piensa que no debe considerarse como un combate profesional.

"Eso no es realmente boxeo, son dos jóvenes con problemas entre ellos y usan el boxeo para resolverlos", dijo el ex campeón británico.

Moore también reconoce el esfuerzo de ambos youtubers, pero dice que es más fácil entrenarse para una pelea que para crear una carrera en el boxeo.

"Es un corto período de tiempo en el que ponen sus cuerpos a quemar, pero saben que el objetivo final es ganar mucho dinero. Los jóvenes profesionales no tienen ni idea de cuál será la meta", dice.

Sin embargo, Steve Bunce insiste en que los boxeadores profesionales deberían aprender de la forma en que se han vendido y se promocionan KSI y Logan Paul.

"Si fuera un promotor, haría que mis deportistas vieran cómo lo están haciendo estos chicos y chicas en Youtube o Facebook. Si crees que el boxeo no debería estar influenciado por la comunidad en línea, ¿estás viviendo en 1979? Estamos en 2019. Asúmelo", dijo Bunce.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado