Homo erectus: por qué los antiguos humanos sobrevivieron más de lo que pensábamos

Homo erectus Derechos de autor de la imagen Science Photo Library
Image caption Una reconstrucción del Homo erectus, la primera especie humana conocida que caminó completamente erguida.

Un antiguo pariente de los humanos modernos sobrevivió hasta hace comparativamente poco en el sureste de Asia, según revela un nuevo estudio.

El Homo erectus evolucionó hace alrededor de dos millones de años y fue la primera especie humana que se conoce que caminó totalmente erguida.

Nuevos datos de fechas muestran que este sobrevivió hasta hace solo 100.000 años en la isla indonesia de Java, mucho después de que hubiera desaparecido en otras partes.

Esto significa que aún estaba vivo cuando nuestra propia especie caminaba sobre la Tierra.

Los detalles del estudio fueron descritos en la revista Nature.

Descubrimiento en Java

En la década de 1930, 12 porciones de cráneo y dos huesos de pierna de Homo erectus fueron hallados en un lecho óseo 20 metros sobre el río Solo en Ngandong, en el centro de Java.

En las décadas siguientes, los investigadores intentaron datar los fósiles. Pero esto se dificultó debido a la geología que rodeaba el complejo y a que los detalles de las excavaciones originales se volvieron confusos.

En la década de 1990 un equipo estableció las fechas inesperadamente cercanas de hace entre 53.000 y 27.000 años. Esto condujo a una marcada posibilidad de que los humanos modernos coincidieran con el Homo erectus en la isla indonesia.

Ahora, investigadores liderados por el profesor Russell Ciochon de la Universidad de Iowa, Estados Unidos, abrieron nuevas excavaciones en las explanadas junto al río Solo, volviendo a analizar el sitio y sus áreas circundantes.

Sus resultados revelan lo que describen como una edad definitiva para el lecho óseo de entre 117.000 y 108.000 años de antigüedad.

Derechos de autor de la imagen Tim Schoon/University of Iowa
Image caption El profesor Russell Ciochon con réplicas de cráneos del Homo erectus encontrados en Ngandong.

Esto lo coinvierte en el registro más reciente conocido de Homo erectus en todo el mundo.

"No sé qué se puede datar en el lugar para obtener fechas más precisas que lo que fuimos capaces de producir", le dijo el profesor Ciochon a la BBC.

El profesor Chris Stringer, líder de la investigación sobre evolución humana del Museo de Historia Natural de Londres, quien no estuvo involucrado en el trabajo, comenta: "Este es un estudio muy amplio sobre el contexto deposicional de los famosos cráneos parciales y huesos de espinilla del Ngandong Homo erectus, y los autores establecen un caso sólido de que estos individuos murieron y fueron arrastrados hacia los depósitos del río Solo hace unos 112.000 años".

"Esta es una época muy temprana para fósiles de aspecto tan primitivo de Homo erectus y el hallazgo establece que la especie persistió en Java durante más de un millón de años", agrega.

Los investigadores creen que la colección de restos representa un evento de muerte masiva, posiblemente el resultado de un lahar a contracorriente.

Un lahar -que surge de una palabra javanesa- es un flujo de sedimento y agua que se moviliza desde las laderas de un volcán cuando ocurre una fuerte precipitación fluvial durante o después de una erupción volcánica.

Estos eventos violentos arrastrarían cualquier cosa que estuviera en su camino.

Previamente, uno de los miembros del equipo, Frank Huffman, de la Universidad de Texas en Austin, localizó a los descendientes de los investigadores holandeses que excavaron los restos del Homo erectus en los 30.

Los familiares pudieron ofrecerle fotografías, mapas y cuadernos de la excavación original. Huffman logró resolver gran parte de la incertidumbre que había impedido entender el sitio en los intentos previos.

"Fue capaz de decirnos exactamente dónde excavar", afirma el profesor Ciochon.

Derechos de autor de la imagen Kira Westaway, Macquarie Univ
Image caption El lugar de la excavación se encuentra a lo largo del río Solo.

Ciochon y sus colegas excavaron parte de un área intacta en una reserva que dejó el equipo holandés en la década de 1930.

Con la información de los registros de las excavaciones originales, el equipo fue capaz de identificar el depósito pedregoso -o lecho óseo- del cual surgieron los fósiles del Homo erectus y de datarlo.

En otras islas en el sureste de Asia, el Homo erectus parece haber evolucionado de formas más pequeñas, como el Homo floresiensis -el "Hobbit"- en Flores, y el Homo luzonensis en Filipinas.

Esto probablemente ocurrió debido a que había recursos limitados de alimentos en estas islas. Pero en Java al parecer había suficiente comida para que el Homo erectus mantuviera su tamaño corporal original.

Cambios en el concepto de evolución

Los especímenes en Ngandong parecen medir entre 1,50 y 1,80 metros de altura, similar a los ejemplos de África y Eurasia.

Los hallazgos resaltan el cambio de pensamiento que este campo de estudios ha sufrido a través de las décadas. Solíamos pensar en la evolución humana como una progresión, con una línea recta entre los simios y nosotros.

Un ejemplo es la llamada ilustración de la Marcha de Progreso en la que una criatura encorvada gradualmente se transforma en el Homo sapiens, aparentemente la cima de la evolución.

En la actualidad, sabemos que las cosas fueron más complejas. Los estudios más recientes subrayan una verdad abrumadora: muchas de las especies que considerábamos como etapas transitorias en este camino evolutivo se solaparon entre sí, en ocasiones durante centenares de miles de años.

Pero ¿por qué sobrevivió tanto tiempo el Homo erectus en Java? En África, esa especie probablemente desapareció hace 500.000 años; en China, se desvaneció hace 400.000 años.

Russell Ciochon cree que probablemente fue superada por otras especies humanas en otras partes, pero que su localización en Java le permitió sobrevivir en aislamiento.

En cualquier caso, los resultados muestran que los fósiles proceden de una época durante la cual las condiciones ambientales en Java estaban cambiando.

Lo que alguna vez fueron bosques se estaban convirtiendo en selvas tropicales. Ciochon cree que eso pudo marcar el punto exacto de la extinción del Homo erectus en la isla.

Derechos de autor de la imagen Russell L. Ciochon, Univ. of Iowa
Image caption Las excavaciones de Ngandong se realizaron en 2010.

¿La última aparición?

El académico explica que no se ha encontrado ningún Homo erectus a partir de esa fecha y que existe un periodo durante el cual no se ha detectado ningún tipo de actividad humana en Java hasta hace unos 39.000 años, cuando apareció el Homo sapiens.

Ciochon piensa que el Homo erectus dependía demasiado de la sabana abierta y era muy inflexible para adaptarse a la vida en la selva.

"El Homo sapiens es la única especie homínida que vive en el bosque tropical", explicó. "Yo creo que se debe principalmente a los atributos culturales del Homo sapiens, su habilidad para crear todas estas herramientas especializadas.

"Una vez que la flora y la fauna de la selva tropical se extiende por Java, llega el final del erectus", agrega.

Pero Chris Stringer advierte que hay que tener precaución.

"Los autores dicen que esta esta es la última aparición conocida de la especie y que eso indica que no hubo solapamiento con el Homo sapiens en Java, pues estos llegaron mucho más tarde", señala.

"No estoy convencido sobre eso pues hay otros materiales supuestamente pertenecientes al Homo erectus, procedentes de lugares de Java como Ngawi y Sambungmacan cuya antigüedad aún no ha sido determinada y podrían ser aún más recientes", dice.

"Por otra parte, también pueden coincidir con la época de los fósiles de Ngandong, pero esa debería ser la próxima etapa de la investigación", añade.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado