Las brutales críticas a "Cats", la película que ya muchos consideran "una de las peores del año"

Taylor Swift in Cats Derechos de autor de la imagen Universal Pictures
Image caption La cantante Taylor Swift aparece en la película.

Las críticas que se han publicado en las últimas horas sobre "Cats", la que era una de las películas más esperadas del año, no han tenido piedad, haciendo que ya sea considerada "una de las peores películas del año".

"Cats -la película basada en el famoso musical que se estrenó esta semana- ha sido lo peor que le ha pasado a los gatos desde los perros", escribió el crítico de cine Edward Douglas en la revista Comic Beat.

"Cats es una orgía de pelos en un basurero", escribió por su parte Mark Collider en la revista Collider.

"No es posible considerarla una buena película. Pero no quiero invitar a que se la odie. Es un animal callejero feo que huele mal y que sin duda no debe ser invitado a casa. Sin embargo, es en su especie un tipo de criatura viviente, digna de al menos cierta compasión básica", escribió el crítico de Vanity Fair Richard Lawson.

Derechos de autor de la imagen Universal Pictures
Image caption La ganadora del Oscar, Judi Dench, es una de las estrellas del filme.

Una tras otra se han repetido las implacables críticas sobre la versión cinematográfica de "Cats" ("Gatos", en español), el famoso musical creado por Andrew Lloyd Webber -basado en un poema de TS Elliot-, que es el más exitoso en la historia de Broadway.

Medios como el The Guardian bitánico o el Los Angeles Times estadounidense no han tenido piedad con el filme, igual que la mayoría de revistas de cine especializadas de Hollywood.

La publicación hace unos meses de las primeras imágenes de "Cats" ya hizo que muchos usuarios de redes sociales expresaran sus malos presentimientos sobre la calidad de la producción.

La película, que se estrena en varios países este viernes, cuenta con un elenco estelar liderado por las ganadoras del Oscar Judi Dench y Jennifer Hudson, acompañadas por James Corden, Ian McKellen, Rebel Wilson y la cantante Taylor Swift

Y pese a que además está dirigida por otro ganador del Oscar, Tom Hooper (responsable de "Los miserables" y "El discurso del rey"), la cinta no parece gustarle a nadie: apenas logra el 16% de aceptación en el popular sitio de críticas cinematográficas Rotten Tomatoes.

Image caption La película está basada en el famoso musical creado por Andrew Lloyd Webber y que fue estrenado en Londres en 1981.

"La película es menor, con algunos momentos y sin que importe cuán famosas y talentosas son las personas que la interpretan. La historia se demora una eternidad en comenzar y cuando lo hace, finalmente, carece de cualquier convicción o emoción real", escribió el editor de cultura de la BBC Will Gompertz.

Pero, ¿cómo puede ser tan mal una película sobre un musical de éxito probado, con actores reconocidos y con un gran presupuesto?

Las respuestas abundan.

Éxito teatral no es sinónimo de éxito en el cine

"Cats" es un conocido musical que se ha representado en múltiples ciudades alrededor del mundo.

Escrito por el famoso compositor y productor Andrew Lloyd Webber y basado en el poema "El libro de los gatos habilidosos del viejo Possum", del escritor británico T.S. Elliot, desde su estreno en Londres en 1981 ha sido un éxito continuo en Nueva York y Londres.

Y tal vez allí radique uno de sus problemas: la idea de que el éxito teatral pueda replicarse en el mundo del cine.

"La verdad es que la película se siente plástica, no tiene corazón ni alma", escribió Will Gompertz.

Derechos de autor de la imagen Universal Pictures
Image caption Los efectos especiales han sido criticados por darles un aspecto "tenebroso" a los personajes del musical.

"Una razón (de su fracaso) podría ser el material de origen y su inviabilidad para una transferencia del escenario a la pantalla. A pesar de que es un título notable en Broadway, el hecho es que no todo lo que es un éxito en un medio funciona en otro", añadió.

Pero tal vez uno de los mayores problemas esté en los efectos digitales: la mayoría de los protagonistas, que emulan a gatos que habitan en una calle, tienen cuerpos de felinos digitales que han generado rechazo entre muchos espectadores.

"La incredulidad de lo que se está viendo es en parte culpa del maquillaje y de los trabajos de efectos especiales. Uno puede quedar hipnotizado por la sensación de vacío que producen esos gatos, cuyas caras se han digitalizado con un aspecto de atontamiento y sorpresa", escribió Caspar Salmon, del portal Prospect.

Habrá que esperar para ver si todo el ruido sobre la producción hace que el filme sea un fracaso en taquilla.

Pero, solo para tenerlo en cuenta, se estrena el mismo fin de semana que la última película de una de las sagas más taquilleras de la historia: "La guerra de las galaxias".

Los gatos, decididamente, no lo tendrán fácil.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado