Starliner: la nave de Boeing para transportar astronautas de la NASA al espacio (y por qué fracasó su prueba final)

Starliner Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption El vuelo de prueba de la Starliner, que no está tripulado, debía durar 26 horas hasta la Estación Espacial Internacional.

Lo que debía ser el ensayo final para volver a transportar astronautas estadounidenses al espacio terminó en fracaso.

La empresa Boeing lanzó este viernes la misión Starliner, una cápsula que la empresa diseñó para la NASA con el objetivo de transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional, algo que Estados Unidos no ha hecho desde hace ocho años cuando suspendió su programa de cohetes.

La nave despegó con éxito desde Cabo Cañaveral en Florida, pero posteriormente, cuando salió de la atmósfera de la Tierra, se vio en problemas técnicos.

La Starliner, que no estaba tripulada, tenía programado viajar a la Estación Espacial Internacional (EEI). Pero no encontró el trayecto correcto para continuar a su destino.

La nave quemó demasiado combustible por error. Ahora se espera que regrese a la Tierra el domingo en lugar de pasar una semana en la estación espacial.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La nave despegó el viernes de Cabo Cañaveral, Florida.

Anomalía

El administrador de la NASA, Jim Bridenstline, dijo en una conferencia de prensa que la Starliner había sufrido "una anomalía".

Esto llevó a la cápsula automatizada a confundir en qué momento estaba en su secuencia y la llevó a iniciar un encendido incorrecto del motor.

Los controladores de vuelo se dieron cuenta del problema, pero no pudieron intervenir lo suficientemente rápido porque la cápsula estaba pasando entre enlaces satelitales.

Sin embargo, Bridenstine se mantuvo optimista sobre los eventos del día.

"Muchas cosas salieron bien", dijo. "Es por eso que probamos".

Y sugirió que si los astronautas hubieran estado en la cápsula, podrían haber reparado la falla y haber redirigido la nave hacia la estación espacial.

Nuevo modelo de negocios

Se esperaba que si el vuelo de prueba se completaba con éxito, la nave podría empezar a transportar astronautas a la EEI el próximo año.

La cápsula tiene un diámetro de 4,56 metros y está diseñada para transportar hasta siete personas.

Puede permanecer en órbita siete meses y ser reutilizada hasta en 10 misiones.

Estaba planeado que la misión de la Starliner durara una semana.

El viaje a la EEI tomaría 26 horas y una vez que llegara allí la nave permanecería acoplada hasta el 28 de diciembre para reingresar a Tierra y aterrizar en Arenas Blancas, Nuevo México, cinco horas después de abandonar la EEI.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La nave espacial Boeing CST-100 Starliner, sobre un cohete Atlas V, despega para una prueba de vuelo orbital sin tripulación a la Estación Espacial Internacional desde el complejo de lanzamiento en Cabo Cañaveral.

Estados Unidos no ha realizado vuelos tripulados al espacio desde 2011 cuando fueron retirados los cohetes.

Desde entonces los astronautas de ese país han viajado a bordo de las cápsulas rusas Soyuz.

El Starliner, y otra cápsula llamada Dragon de la compañía SpaceX, se han desarrollado para restablecer la capacidad.

Sin embargo, el modelo de negocio será diferente del pasado, explica el corresponsal de ciencia de la BBC Jonathan Amos.

En lugar de poseer y operar las nuevas cápsulas, la NASA simplemente comprará asientos en la nave. Y Boeing y SpaceX también serán libres de vender cualquier capacidad adicional a otros, a otras agencias espaciales y empresas comerciales.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado