El hombre que pagó las cuentas eléctricas morosas de 36 familias en EE.UU. como regalo navideño

Michael Esmond con una tarjeta navideña enviada por la ciudad Derechos de autor de la imagen BBC News
Image caption Michael Esmond dice haberse sorprendido cuando la ciudad envió tarjetas navideñas a los beneficiarios de su generosidad.

El dueño de una empresa instaladora de piscinas, en Florida, Estados Unidos, pagó las cuentas eléctricas atrasadas de 36 familias que estaban en riesgo de quedar sin energía durante las festividades.

Después de recibir su propia cuenta del servicio eléctrico, Michael Esmond tuvo la idea de "alivianar un poco el estrés" de la temporada a sus vecinos.

Se comunicó con las autoridades del suburbio Gulf Breeze de Pensacola, donde vive, para indagar sobre cómo ayudar a todos los que tenían cuentas atrasadas.

Dice que estuvo motivado por su propia experiencia de una temporada festiva hace años, cuando se quedó sin calefacción.

El plazo encima

Cuando fue a pagar su cuenta de gas, y agua, a comienzos de este mes, Esmond, de 73 años, dijo haberse dado cuenta de que el plazo para pagar era el 26 de diciembre y que el servicio se cortaría si no se pagaba para entonces.

"Eso realmente me pasó en los años 80", le contó a la BBC, explicando que, en ese entonces, había tenido problemas haciendo malabares entre el pago de cuentas y los costos de los regalos de Navidad.

"Nos cortaron el gas durante todo el invierno", recordó, añadiendo que coincidió con uno de los inviernos más fríos registrados en la zona de Pensacola.

Joanne Oliver, la supervisora de facturación de Gulf Breeze, dijo al canal local WEAR-TV que lloró cuando Esmond le propuso la idea.

"Para que alguien como él, un veterano, llegue con ese grandioso gesto, me tocó el corazón", expresó.

En total, Esmond pagó US$4.600 para ayudar a 36 familias en su comunidad de unos 6.000 residentes.

Image caption La generosidad de Esmond fue titular del diario local.

Lo que no llegó a saber, sino más tarde, fue que la ciudad envió tarjetas navideñas a los beneficiarios de su generosidad que decían: "Es un honor y un privilegio informarles que sus cuentas atrasadas del servicio han sido pagadas por Gulf Breeze pools & Spas (la empresa de piscinas de Esmond)".

Y el mensaje continuó: "Pueden tener un poco más de tranquilidad en este temporada festiva sabiendo que tienen una cuenta menos que pagar".

Esmond se sorprendió de la reacción que obtuvo por su gesto.

"Creo que toqué un punto sensible con muchas personas. La gente no se da cuenta de que hay personas en este momento que no tienen calefacción ni electricidad ni nada en sus casas y están pasando la Navidad sin eso", observó.

"Mi teléfono no ha dejado de sonar con mensajes y correos durante días", afirmó. Muchas de las personas que lo han contactado le prometen que responderán con la misma bondad hacia otros, haciendo obras de caridad inspiradas en sus acciones.

"Es alucinante para mí", reconoció.

Esmond dice que ya está pensando en qué hacer el año entrante, pero asegura que definitivamente no será el mismo tipo de gesto de bondad.

"La gente me pregunta '¿vas a hacer lo mismo el año entrante?', y mi respuesta es que si la gente supiera que lo fuera a hacer, nadie pagaría su cuenta", señaló.

"Todos esperarían que yo las pagase", dijo riendo. "Voy a tener que idearme algo".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado