Oscar 2020: "1917", la historia en la que se inspiró la aclamada película de Sam Mendes

Globo de Oro Derechos de autor de la imagen Universal Pictures
Image caption "1917" ganó el premio a mejor película drama en la entrega de los premios Globo de Oro.

"1917", la película dirigida por el británico Sam Mendes sobre la I Guerra Mundial, ocurre en apenas dos planos secuencia.

Y esa destreza de cámara contribuyó a que haya sido nominada a 10 premios Oscar, entre ellos el de mejor película y mejor director.

La película trata sobre dos soldados británicos que son enviados, a través de un campo de batalla, para llevar un mensaje que puede salvar la vida de 1.600 integrantes del regimiento de Devonshire durante la batalla de Passchendaele.

Derechos de autor de la imagen David Crotty
Image caption Sam Mendes también ganó el Globo de Oro al mejor director.

Mendes ya había alcanzado los laureles de Hollywood hace 20 años con su crudo retrato de una familia estadounidense en "Belleza americana"(American Beauty).

Pero, ¿qué tan reales son los hechos en los que se basa? ¿Y por qué la mayoría de críticos ya la ponen como una de las favorita de cara a los Oscar?

Basado "vagamente" en hechos reales

La película ocurre en un escenario cierto: la I Guerra Mundial, que transcurrió entre 1914 y 1918 y que tuvo como eje central al continente europeo, especialmente la región del norte de Francia. En el conflicto perdieron la vida unos 17 millones de personas.

De acuerdo a lo que contó Mendes en un podcast de la revista Variety, los hechos narrados en la película están basados en un relato que escuchó de niño de su abuelo, Alfred Mendes.

"Tenía una historia que era un fragmento que me contó mi abuelo, quien luchó en la I Guerra. Es la historia de un mensajero que tiene un recado que llevar. Y eso es todo lo que puedo decir", remarcó el director.

"Esta historia o este fragmento se quedó conmigo y obviamente lo he ampliado y cambiado significativamente, pero tiene eso en su núcleo", añadió.

Derechos de autor de la imagen Universal Pictures.
Image caption La película narra en tiempo real la hazaña de dos soldados durante la I Guerra Mundial.

Alfred Mendes, quien nació en la isla caribeña de Trinidad y Tobago, se mudó a Reino Unido y se unió al ejército británico que luchó en el norte de Francia.

En la película, además de los personajes principales que son el soldado Blake (interpretado por Dean-Charles Chapman, conocido por su papel de Tommen Baratheon en la serie ¨Juego de tronos") y su compañero Schofield (George MacKay), están Colin Firth en el papel del general Erinmore y Benedict Cumberbatch como el coronel MacKenzie.

Pero ninguno de estos personajes existió en realidad. Algunos periodistas han señalado que Blake podría estar inspirado en el abuelo de Mendes, quien escribió un libro de memorias en el que describía su participación en la I Guerra Mundial.

Sin embargo, como señala el portal History and Hollywood, el combate mayor que muestra la pantalla podría ser la batalla de Passchendaele o la Tercera batalla de Ypres, que duró del 31 de julio al 10 de noviembre de 1917.

La técnica

Como el propio Mendes lo señaló en su saludo tras ganar la estatuilla a mejor película, este era un film para apreciar en la pantalla grande.

Y es que una de sus principales características es que se cuenta en dos planos secuencia.

Derechos de autor de la imagen Universal Pictures.
Image caption La película fue filmada en Reino Unido y contó con cerca de 500 extras.

"La audaz estrategia de Mendes detrás de la cámara está recibiendo bastante atención. Filmada en largas tomas y con la menor cantidad de cortes posibles en la edición, el director crea la ilusión de un movimiento continuo mientras los soldados avanzan por campos de lodo y guerra", escribió para la BBC la crítica de cine Caryn James.

Y añadió: "La técnica es deslumbrante, pero es más que un truco: aumenta la tensión y la inmediatez de la imagen, lo que nos permite conectarnos con los dos héroes".

La película tuvo un presupuesto de US$90 millones, contó con 500 extras, dos actores no muy conocidos y fue rodada principalmente en el norte de Reino Unido.

"La historia de mi abuelo no era para nada romántica. No era sobre heroísmo o valentía, sino sobre si un soldado tenía la suerte o no de sobrevivir a la guerra", le dijo Mendes a la revista The Hollywood Reporter.

"Y por eso mi idea siempre fue: ¿por qué no encerramos a la audiencia en esta experiencia de una manera que sienta que no se rompe nunca, en una película que les parezca como el tic-tac de un reloj, en el que experimentemos cada segundo lo que pasa en tiempo real?", añadió.

Pues, al parecer, esa idea le está dando resultado.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado