Harry y Meghan dejan el título de Su Alteza Real de la monarquía británica

Harry y Meghan Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Harry y Meghan informaron este mes su deseo de no seguir siendo miembros activos de la familia real británica.

El Palacio de Buckingham informó este sábado que el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle ya no seguirán usando el título de Su Alteza Real y no recibirán financiamiento público, pues han dejado de ser miembros activos de la familia real.

La reina Isabel II hizo el anuncio como parte de un acuerdo con la pareja -que entra en vigor en la primavera boreal de este año- el cual responde al deseo de los duques de Sussex de dejar sus responsabilidades con la casa real británica.

"Luego de muchos meses de conversaciones y de discusiones más recientes, estoy alegre de haber encontrado un camino constructivo y de apoyo para mi nieto y su familia", dijo la reina en un comunicado.

"Reconozco los desafíos que han experimentado como resultado del intenso escrutinio en los últimos dos años y apoyo su deseo de una vida más independiente", expresó.

Harry, como hijo del príncipe Carlos y nieto de la reina Isabel II, es el sexto en la línea de sucesión del trono británico.

La pareja anunció el pasado 8 de enero sus decisión de dejar sus responsabilidades en la familia real y tener un "nuevo rol progresivo" dentro de la institución, con independencia financiera y dividiendo su residencia entre Reino Unido y Norteamérica.

El inesperado anuncio no fue bien recibido en un principio por la reina Isabel II, según fuentes del Palacio de Buckingham, pero la monarca expresó su apoyo a su nieto, su esposa y su bisnieto este sábado.

"Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia", dijo Isabel II.

"Mi familia entera espera que el acuerdo de hoy les permita iniciar una nueva vida, feliz y tranquila", añadió.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Harry y Meghan se casaron en mayo de 2018.

La pareja expresó su agradecimiento a la reina y la familia real por su "apoyo continuo" a su deseo de iniciar una nueva etapa en su vida matrimonial, indicó el Palacio de Buckingham.

El anuncio marca la conclusión de las conversaciones sobre el futuro de la pareja con miembros de la familia y funcionarios de la realeza.

El año pasado, Harry y Meghan hablaron sobre las dificultades de la vida en la familia real y la atención de los medios. El duque dijo que temía que su esposa fuera víctima de "las mismas fuerzas poderosas" que llevaron a la muerte de su madre, Diana de Gales.

¿Deja de ser príncipe?

En la monarquía de Reino Unido, los títulos son dados a los miembros de la familia real, ya sea por herencia o por matrimonio.

Su Majestad es el título de la reina Isabel II, mientras que su esposo Felipe ostenta el de Su Alteza Real, el duque de Edimburgo.

Harry tenía el derecho de nacimiento de usar el título de Su Alteza Real, el cual reciben los príncipes y princesas herederos al trono. Este es el que dejará de usar en los próximos meses.

Tanto él como su esposa seguirán siendo duque y duquesa de Sussex, título concedido por la reina el día de su boda, en mayo de 2018. Solo por debajo de la reina están los duques.

Harry seguirá siendo príncipe, al haber nacido como uno. Solo un monarca puede restaurarle su título de Su Alteza Real.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Meghan y Harry se convirtieron en padres en mayo de 2019.

Nuevo estatus

Al dejar de tener funciones de la Casa de Windsor, los duques de Sussex "ya no recibirán fondos públicos por los deberes reales", según la nota difundida este sábado.

"Con la bendición de la reina, los duques de Sussex continuarán manteniendo sus patrocinios y asociaciones privadas".

Y como parte de su nuevo estatus, Harry y Meghan ya no podrán representar públicamente a la reina, además de que dejan sus diversos nombramientos militares oficiales.

Sin embargo, los duques de Sussex "han dejado en claro que todo lo que hagan continuará manteniendo los valores de su majestad".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Casa Real nombra a Consejeros de Estado que puedan ejecutar algunas de las funciones de la Reina en caso de indisposición.

La pareja también decidió reembolsar 2,4 millones de libras de dinero de los contribuyentes, unos US$3.1 millones, que fueron usados en la renovación de su residencia, Frogmore Cottage, la cual seguirá siendo su hogar familiar en Reino Unido.

El palacio real informó que no haría comentarios sobre cómo operará el manejo de la seguridad de la pareja en su nueva vida.

El corresponsal de la familia real de la BBC, Nicholas Witchell, dijo que varias preguntas siguen sin respuesta en la declaración, incluido el estado fiscal y de inmigración de la pareja en Reino Unido y Canadá.

Los funcionarios reales, explicó, no han dado una respuesta clara sobre si Meghan todavía tenía la intención de obtener la ciudadanía británica, lo que implicaría el pasar una cierta cantidad de tiempo en Reino Unido.

Contenido relacionado