"Parasite" triunfa en los Oscar: por qué el filme surcoreano hizo historia en los premios de la Academia de Hollywood

Parasite Derechos de autor de la imagen NEON
Image caption Es primera vez que una película surcoreana es nominada al Oscar en la categoría de mejor película.

"¡Ya me está dando un poco de vergüenza sentir que ahora somos los parásitos de Hollywood!"

Con esta frase, el actor surcoreano Lee Sun Gyun desató las risas en la sala de prensa de los premios SAG el pasado enero, en los que la película Parasite ("Parásitos") hizo historia.

Se convirtió en la primera película de habla no inglesa en ganar el premio más importante de los que entrega el Sindicato de Actores de Estados Unidos.

Y lo repitió este domingo al ganar el Oscar a mejor película, algo que ninguna otra cinta de habla no inglesa había logrado en 92 años de historia.

"Estoy sin palabras. Nunca imaginamos que pasaría esto", dijo el productor Kwak Sin-ae al recoger la estatuilla este domingo.

Además, la cinta sumó los galardones de mejor director, mejor guion original y mejor película internacional.

La comedia negra surcoreana, que por momentos juega con el terror, ha tenido un éxito sin precedentes en todas las ceremonias de premiación de Hollywood.

En los SAG el elenco protagonista fue reconocido por encima de otros de películas como The Irishman, Once Upon A Time In... Hollywood y Bombshell.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Es la primera vez que una película de habla no inglesa gana el premio del Sindicato de Actores a mejor elenco.

En los Golden Globes se alzó con la estatuilla a mejor película de habla no inglesa y fue nominada en otras dos categorías.

Y esta noche triunfó de nuevo en los Oscar, donde se volvió a hablar coreano.

¿A qué se debe el gran éxito del largometraje en los premios estadounidenses?

La historia

"¿Qué clase de película es esta?", se preguntaba el crítico Anthony Lane, de la revista The New Yorker, cuando reseñó la película. No fue el único en hacerse esa pregunta.

La premisa es sencilla. Dos familias entrecruzan sus caminos, una es muy adinerada, la otra muy pobre. Sus interacciones muestran las diferencias sociales y dejan en evidencia problemas como el clasismo.

Pero "Parásitos" es un enredo coherente que combina sangre con humor, ternura y devastación en poco más de dos horas.

"A menudo la gente me ha dicho que la historia es muy extraña en el mejor sentido posible", dijo el director Bong Joon-ho recientemente en una proyección del filme en Hollywood.

"Creo que la gente ha disfrutado de lo absurda que es la historia, dicen que es muy difícil de predecir", agregó.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Bong Joon-ho ha dirigido algunas de las películas más taquilleras de Corea del Sur y también ha sido halagado por la crítica.

Efectivamente, si al principio creemos que un joven proveniente de una familia desempleada que vive en un caótico sótano llega a la espectacular casa de una familia a enseñar clases de inglés a la hija, la trama se complica (y bastante).

El joven acaba ideando maneras de que sus nuevos jefes empleen al resto de su familia, sin saber que están relacionados.

Y una atropellada noche termina con un descubrimiento macabro en el sótano de la opulenta mansión.

Pese al absurdo en el que entra la historia, las reflexiones que deja sobre la pobreza y la riqueza adquieren un tono universal.

Un ejemplo es la secuencia en el filme en el que unas intensas lluvias traen devastadoras inundaciones que para la familia humilde implican la destrucción de su casa mientras que para la otra solo la interrupción de un paseo para acampar.

"En cualquier sociedad hay personas que tienen y que no tienen cosas materiales, y estos grupos coexisten entre sí", dijo a los periodistas la noche de los SAG el actor Kang-Ho Song.

Cuando se le preguntó al director Bong Joon-ho recientemente por qué creía que su filme había resonado a nivel mundial, contestó que "todos los personajes habitan en una zona gris. La familia pobre comete acciones malas pero son bastante adorables y la familia es mezquina pero amable al mismo tiempo. No hay villanos".

Excelentes reseñas y taquilla

Cuando se estrenó en el festival de cine de Cannes en mayo del año pasado, los críticos la posicionaron como una clara favorita para recibir la Palma de Oro, el máximo galardón del evento.

Así fue y desde ese momento inició una promoción agresiva del filme, que ha amasado más de US$140 millones en taquilla a nivel mundial y se durante muchas semanas en exhibición en Los Ángeles, algo que no todas las cintas consiguen.

Joon-ho ya contaba con una celebrada trayectoria cinematográfica, considerado como uno de los mejores cineastas del siglo XXI, según el portal especializado Metacritic.

Derechos de autor de la imagen Neon
Image caption En "Parásitos", dos familias entrecruzan sus caminos, una es muy adinerada, la otra muy pobre.

"Parásitos" le hizo merecedor de elogios por parte de la prensa, que calificaron el filme como "elegante y escabroso".

No solo los críticos lo alabaron sino realizadores galardonados, como el mexicano Guillermo del Toro.

"He amado y admirado a Bong Joon-ho desde Memories of murder (2003) y me sorprende, me deleita y me conmueve en cada ocasión. Entonces, decir que esta es su mejor película significa mucho para mí. Y lo es. Un filme lleno de tristeza, ingenio y profundidad. Irreverente pero compasivo. Asombroso", escribió en su cuenta de Twitter.

El cineasta ha trabajado principalmente con dos géneros cinematográficos durante su carrera de casi 20 años, según apunta Metacritic, la ciencia ficción y el crimen, con un toque ocasional de humor.

* Esta nota se publicó originalmente el 20 de enero y fue actualizada tras las ceremonia de los Oscar este domingo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado