Richard Garriot, el gurú de los videojuegos e inventor de los avatares que cumplió su sueño de llegar al espacio

Richard Garriott Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Richard viajó al espacio en 2008. La aventura le costó US$30 millones.

Richard Garriott es un veterano de los videojuegos y pionero del turismo espacial.

Cuando viajó al espacio en el cohete ruso Soyuz, dice que experimentó "los ocho minutos y medio más intensos" de su vida.

Lanzado desde el centro espacial Baikonur en Kazajistán, el cohete tardó justo ese tiempo en alcanzar los 28.000 kilómetros por hora y ponerse en órbita.

Esto ocurrió en octubre de 2008, cuando Garriott se convirtió en la sexta persona en ir al espacio como turista.

Pasó 12 días en la Estación Espacial Internacional. "Fue una experiencia realmente profunda que me cambió la vida", dice el estadounidense de 58 años.

El viaje fue la realización de una ambición que tuvo toda su vida. Como había hecho una fortuna en la industria de los videojuegos pudo pagar un boleto que le costó US$30 millones.

También le permitió seguir los pasos de su padre Owen, un astronauta que viajó dos veces al espacio con la NASA, en 1973 y 1983.

Derechos de autor de la imagen Richard Garriott
Image caption Comenzó a crear videojuegos cuando era un adolescente.

Cuando era adolescente Garriott también había querido unirse a la NASA, pero esa ambición fue bloqueada porque su vista no era lo suficientemente buena.

Entonces se dedicó a diseñar juegos para computadoras.

Criado cerca de Houston, Texas, Garriott recuerda que la escuela secundaria donde estudió obtuvo su primera computadora a mediados de la década de 1970.

Como él era un excelente estudiante de ciencias, cuenta que los maestros le permitieron usarlo tantas veces como quiso.

Le dijeron: "bueno, tenemos esta computadora con la que no sabemos qué hacer, es tuya haz lo que quieras con ella".

Al descubrir que tenía talento para la programación de computadoras, comenzó a diseñar sus propios juegos.

En 1979, cuando tenía 18 años, uno de sus juegos fue lanzado comercialmente.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde su debut en 1966, el Soyuz se ha convertido en el vehículo de lanzamiento más utilizado del mundo.

Trabajando a tiempo parcial en una tienda de computadoras, Garriott le mostró su diseño de un juego de rol (Akalabeth: World of Doom) a su jefe.

El hombre quedó tan impresionado que le pidió a Garriott que hiciera copias para venderlas en la tienda.

Atrajo la atención de uno de los primeros distribuidores de juegos, quien dijo que quería comercializar el producto en todo el país.

Se vendieron unas 30.000 copias, por las cuales Garriott recibió US$150.000, "por unas pocas semanas de trabajo después de la escuela secundaria", comenta.

Esa cantidad de dinero era casi tres veces el salario anual de su padre en la NASA.

Su familia le dijo que el producto era una buena idea. "Tal vez deberías hacer más", le propusieron.

Y así fue como comenzó su carrera.

Sin embargo, sus padres insistieron en que debía seguir con sus estudios, por lo que se matriculó en la Universidad de Texas en Austin.

Mientras estaba en la universidad, lanzó la primera entrega de su juego de rol "Ultima".

Imagina mazmorras y dragones, caballeros medievales y magos.

Vendió 50.000 copias de "Ultima 1" y finalmente abandonó la universidad para enfocarse en hacer videojuegos a tiempo completo.

Junto a su hermano, creó un negocio llamado Origin Systems para lanzar las versiones posteriores del juego.

Derechos de autor de la imagen Ricchard Garriott
Image caption Richard solía ir a las convenciones de videojuegos vestido como caballero medieval.

La serie Ultima llegó a vender millones de unidades y se hizo famosa dentro de la creciente comunidad de jugadores.

Garriott se conectaba con los seguidores asistiendo a convenciones de fanáticos vestido con trajes medievales, como un personaje del juego llamado Lord British.

Sin embargo, en una ocasión las cosas tomaron un giro oscuro cuando un fanático enloquecido entró en su casa y Garriott tuvo que hacer varios disparos de advertencia con su ametralladora Uzi para defenderse antes de que llegara la policía.

En 1992, Garriott y su hermano vendieron Origin al gigante de juegos Electronic Arts por US$35 millones.

Garriott se quedó trabajando con Electronic durante ocho años, antes de partir para crear un nuevo negocio llamado Destination Games.

Luego fundó otras empresas de juegos, hasta crear su actual compañía, Portalarium, formada en 2008.

Considerado un pionero dentro de la comunidad de jugadores, es ampliamente aceptado que Garriott fue la primera persona en usar el término "avatar", referido a la representación en pantalla de una persona que juega un videojuego.

Cuenta que todavía le encanta trabajar en la industria. "Soy una persona muy alegre".

"Soy un devoto creyente de que el trabajo debería ser divertido. Si no lo es, estás haciendo el trabajo equivocado".

"Tal vez eso sea idealista, y no es justo suponer que todos en la vida pueden tener esa oportunidad", apunta.

"Si puedes disfrutar del trabajo que estás haciendo, tu vida mejora. Y ese es uno de los indicadores del éxito".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Richard Garriott dice que el trabajo debería ser siempre divertido, si las condiciones lo permiten.

Para tratar de cumplir su objetivo de llegar al espacio, Garriott cofundó una compañía llamada Space Adventures en 1998.

A diferencia de los continuos esfuerzos de Virgin Galactic y Space X de Elon Musk, Space Adventures no se propuso construir su propia nave espacial.

En cambio, organizaba que sus clientes se subieran a los vuelos de la agencia espacial rusa Roscosmos.

También se lo propuso a la NASA, pero le dijeron que no.

El primero en llegar al espacio gracias a Space Adventures fue el empresario estadounidense Dennis Tito, quien en 2001 se convirtió en el primer turista espacial del mundo.

El viaje de Richard se produjo siete años después, y aunque es copropietario de la empresa, de todos modos tuvo que pagar el precio completo. Space Adventures, hasta ahora, ha llevado a siete personas al espacio.

Fred Schmidt, consultor de tecnología de Texas, dice que "el rasgo número uno del viaje empresarial de Garriott es la manera en que combina su imaginación ilimitada con su curiosidad insaciable".

Por otro lado, Richard Wiese, presidente del Explorers Club, una sociedad profesional que promueve la exploración científica, dice que Garriott "es a menudo la persona más inteligente y creativa de la sala".

Derechos de autor de la imagen Richard Garriott
Image caption Richard planea regresar al espacio.

"Que Richard encontrara una forma de llegar al espacio cuando parecía imposible, dice mucho sobre cómo él ve lo que es posible", agrega.

"A menudo me pregunto si Richard obtiene el crédito que se merece por ser uno de los pioneros en los viajes al espacio comerciales".

Mirando hacia el futuro, Garriott dice que quiere regresar al espacio.

"Sueño con mis vuelos espaciales pasados y futuros".

"Haber viajado una vez al espacio solo profundiza tu deseo de pasar más tiempo allí", dice.

"Experimenté lo que muchos astronautas llaman 'el efecto de visión general', que hace que tu vínculo y tu interés por la Tierra sean mucho más profundos".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Contenido relacionado