Coronavirus de China: cómo se diagnostica la neumonía de Wuhan (y qué países en América Latina pueden hacerlo)

Una mujer es examinada con un termómetro en un aeropuerto. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La detección de síntomas no es suficiente para saber si la persona está contagiada con el nuevo coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el nuevo brote de coronavirus como una "emergencia internacional" cuya presencia hasta este jueves se había detectado en cerca de 30 países alrededor del mundo.

La enfermedad ha golpeado con fuerza a China, donde tuvo su origen y donde ya se registraron más de 31.000 casos. De ellos, más de 600 acabaron con la muerte de los pacientes.

Fuera de China continental se detectaron más de 260 infectados y hasta este jueves se certificaron dos muertes: en Hong Kong y Filipinas.

Numerosos gobiernos adoptaron de forma acelerada medidas para evitar que se extienda el contagio, como la realización de controles aeroportuarios y el aislamiento en cuarentena de aquellos viajeros sospechosos de estar afectados por el coronavirus.

Sin embargo, una de las dificultades para frenar el contagio tiene que ver con el hecho de que no todos los países cuentan con la capacidad para detectar este brote.

Pero ¿cómo se diagnostica el coronavirus de Wuhan?

Los genes del virus

Carmen Sofía Arriola, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), explica a BBC Mundo que cuando surge este nuevo virus lo primero que se hace es estudiar su código para detectar marcadores genéticos consistentes que permitan identificarlo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El primer paso para diagnosticar la enfermedad es lograr identificar genéticamente el virus.

El nuevo brote de coronavirus causa algunos síntomas similares a los producidos por otros virus, por lo que hace falta una prueba de este tipo para poder diferenciarlo y descartar otras enfermedades.

"Los CDC han desarrollado una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés). Es una prueba de biología molecular diagnóstica en la que se detecta el código genético del virus", señala.

Arriola explica que estas pruebas tienen distintos controles de calidad que permiten determinar si la muestra es positiva o negativa.

Para realizarlas se emplean esputos u otras secreciones respiratorias que se obtienen por mecanismos como los aspirados o lavados nasofaríngeos. Además se pueden usar muestras de suero sanguíneo.

Una vez que las muestras llegan al laboratorio, se puede tener un diagnóstico en pocas horas.

Arriola explica que los CDC publicaron el protocolo para hacer estas pruebas en su página web y que ya se está implementando en varios estados de EE.UU.

¿Y en América Latina?

Hasta hace poco, el número de países que podían realizar el diagnóstico del coronavirus de Wuhan era relativamente bajo.

Esta limitación obedecía principalmente a que no contaban con el material necesario para identificar al virus a través de la prueba del PCR.

En el caso de América Latina, esta situación está empezando a cambiar.

Según explica Marcos Espinal, director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud, en el continente americano hay 29 países con laboratorios capaces de realizar la prueba del PCR.

Señala que esos son los mismos centros en los que se hacen los exámenes de diagnóstico de la influenza, pero que no podían ser usados para detectar el coronavirus de Wuhan debido a que carecían de los materiales específicos para identificar ese brote.

"Estamos recomendando que se usen estos laboratorios y les estamos haciendo llegar los insumos para que puedan hacer las pruebas en sus países", afirma.

EE.UU., Canadá,Colombia, Ecuador, Brasil, Surinam, México, Paraguay y Chile son los países del continente en los que ya se están haciendo exámenes locales para diagnosticar el coronavirus.

Espinal asegura que todos los laboratorios que realizan el PCR tendrán los materiales necesarios hacer la prueba la próxima semana.

"Nuestra región está mejor preparada ahora que cuando tuvimos el SARS en 2002", señala.

"No se trata solamente de detectar los casos en laboratorio. Hay que tener áreas de aislamiento, la vigilancia, la comunicación de riesgos para educar al pueblo", dice.

"La clave no es solo identificar los casos sino además investigar los contactos para evitar la diseminación, cortar la cadena de transmisión", concluye el experto.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado