Coronavirus: qué pasa con los 3.000 millones de personas sin acceso a agua potable en América Latina y el mundo

  • Boris Miranda (@ivanbor)
  • BBC News Mundo
Mujeres recogiendo agua

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

La Cruz Roja transportó agua a la colonia Los Almendros, en El Salvador, para hacer frente a la escasez en plena crisis sanitaria.

Elvis Vidaurre es consciente de que él, su esposa y sus cuatro hijos deben lavarse las manos con mayor frecuencia debido al brote del coronavirus que tiene al mundo en vilo.

La salud (e incluso la vida) de su familia está en juego y por eso redobla los esfuerzos para garantizar que el agua alcance. Ya no solo para el consumo vital, uso sanitario y la cocina, sino también para el aseo frecuente, que puede ser fundamental para evitar un contagio.

"En mi barrio compartimos dos pilas (grifos, canillas) y con mangueras llenamos nuestros tanques para tener agua. Cuando se acaba hay que esperar el turno para recargar", cuenta a BBC Mundo Elvis, quien vive en el barrio El Manantial, de la ciudad de Tarija, en el sur de Bolivia.

La familia Vidaurre se las arregla para sobrevivir hasta tres días con 900 litros de agua.

Fuente de la imagen, Instituto Costarricense de Acueductos

Pie de foto,

Camiones de distribución de agua circulan en muchas de las principales ciudades latinoamericanas.

Puede sonar a suficiente, pero el consumo diario por persona recomendado por organismos internacionales es de 100 litros y a los miembros de la familia de Elvis solo le tocan 50 por día. El promedio en las capitales latinoamericanas supera los 250 litros cada jornada.

Una preocupación global

De acuerdo al Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de 2019, más de 3.000 millones de personas en el mundo no tienen acceso a redes de distribución de agua.

Es un problema que agencias internacionales alertan hace más de diez años y cuya magnitud está quedando expuesta por el brote de coronavirus.