Elecciones en Georgia: los demócratas ganan los dos escaños y recuperan el control del Senado en una trascendental victoria para Joe Biden

  • Redacción
  • BBC News Mundo
Raphael Warnock y Jon Ossoff
Pie de foto,

Raphael Warnock y Jon Ossoff serán los dos nuevos senadores de Georgia.

Los demócratas controlarán el Senado de Estados Unidos al conseguir los dos escaños en disputa en las elecciones del martes en el estado de Georgia.

Los dos candidatos demócratas al Senado lograron vencer a los dos senadores republicanos que ejercían el cargo, según las proyecciones de las televisiones de Estados Unidos y de la BBC.

Raphael Warnock y Jon Ossoff derrotaron respectivamente a los republicanos Kelly Loeffler y David Perdue.

Ahora cada partido tendrá 50 senadores y en caso de empate la vicepresidenta, la demócrata Kamala Harris, tendría el voto decisivo al ser la presidenta del Senado.

Los medios estadounidenses proyectaron primero el triunfo de Warnock sobre Loeffler y este miércoles en la tarde el de Ossoff sobre Perdue en dos ajustadas carreras.

El control del Senado en los primeros dos años del mandato del presidente electo demócrata Joe Biden estaba determinado por el resultado de estas elecciones.

Pie de foto,

Las televisoras estadounidenses proyectan que el demócrata Raphael Warnock se impuso a la republicana Kelly Loeffler.

Los demócratas del presidente electo Joe Biden ya tienen mayoría en la Cámara de Representantes, y necesitaban ganar ambos escaños para tener el control del Senado y, por extensión, del Congreso.

Los republicanos del presidente Donald Trump, por su parte, solo necesitaban un ganador para mantener el control del Senado.

Este control del Senado dará al gobierno de Biden, que asume el 20 de enero, mayores oportunidades de lograr su agenda en temas como salud y cambio climático.

El Senado también tiene el poder de aprobar o rechazar a los nominados de Biden para el gabinete y los puestos judiciales.

Trump recibirá una considerable parte de culpa

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington

Parece que la preocupación de los republicanos en la segunda vuelta de las elecciones de Georgia estaba bien fundada. Los votantes no acudieron a las urnas en los números que esperaban, mientras que los demócratas aparecieron en mayor número.

Condado tras condado Jon Ossoff y Raphael Warnock superaron sus números de la elección de noviembre.

Los dos demócratas por momentos parecían un mismo equipo y complementar las coaliciones del otro. Warnock energizó a los votantes negros, mientras que Ossoff, a los votantes educados de los suburbios alrededor de Atlanta.

Donald Trump recibirá una considerable parte de la culpa por la derrota republicana. El partido que pierde la Casa Blanca lo suele hacer mejor en las siguientes elecciones para el Congreso, no peor.

Y Georgia, a pesar del triunfo de Biden allí en noviembre, todavía es un estado conservador.

Las dos carreras del martes fueron cerradas al tiempo que Trump invertía su tiempo y su energía en disputar la derrota electoral y en atacar a los líderes republicanos de Georgia.

Parece que no fue la estrategia más inteligente y que le costará a los republicanos el control del Senado.

¿Cómo fueron las elecciones?

Ambas carreras fueron muy ajustadas. Warnock venció al senador Kelly Loeffler por 50,7% a 49,3%, según la proyección.

Loeffler, que fue elegida el año pasado para el Senado para llenar una vacante, es leal a Trump.

La otra carrera fue incluso más cerrada. Ossoff se impuso al senador Perdue por 50,28% a 49,72%.

Se esperan más tarde los resultados definitivos, pero las proyecciones ya son una tendencia irreversible.

Pie de foto,

Raphael Warnock (a la izquierda) y Jon Ossoff son los candidatos demócratas que quieren convertirse en senadores pro el estado de Georgia.

¿Por qué hubo una segunda vuelta en Georgia?

En las elecciones de noviembre pasado ambos republicanos ganaron, pero ninguno de los dos obtuvo el 50% de los votos con los cuales, según la ley de ese estado, se podría declarar ganador, así que fue necesaria esta segunda vuelta.

En esta campaña, los demócratas buscaron obtener simpatizantes en las principales áreas urbanas, particularmente en los suburbios de Atlanta y dieron la sorpresa al obtener ambos triunfos.

Un demócrata no había ganado una carrera por el Senado en Georgia en 20 años.

Pie de foto,

Los senadores Kelly Loeffler y David Perdue son los candidatos del partido Republicano.

Acusaciones de Trump

Mientras tanto, el presidente Trump, cuyas afirmaciones infundadas de que fue víctima de un fraude electoral dejaron a los estrategas republicanos preocupados por la participación en la segunda vuelta del Senado de este martes, continuó criticando la integridad de la votación en Georgia.

"Parece que están armando un gran 'vertedero de votantes' contra los candidatos republicanos. ¿Esperando ver cuántos votos necesitan?", tuiteó el presidente el martes en la noche.

Parece que las preocupaciones de los estrategas republicanos en Georgia eran justificadas, según explica Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington DC.

Los republicanos no votaron en las cantidades que se esperaban, mientras que los demócratas aumentaron su nivel de participación.

Si los candidatos demócratas ganan, Trump recibirá una "culpa considerable", dice Zurcher.

Pie de foto,

Trump ha hecho reclamos de fraude electoral sin presentar pruebas.

El partido que pierde la Casa Blanca suele tener mejores resultados en las elecciones legislativas posteriores, y Georgia, a pesar de la victoria de Joe Biden allí, sigue siendo un estado tradicionalmente conservador.

Durante esta campaña para el Senado, Trump pasó la mayor parte de su tiempo disputando su derrota electoral y lanzando ataques contra los líderes republicanos en el estado.

Eso, según Zurcher, "puede que no haya sido una estrategia electoral inteligente y podría costarles a los republicanos el control del Senado".

El sábado, Trump presionó al principal funcionario electoral de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, para que "encontrara" suficientes votos para anular la victoria de Biden en las elecciones presidenciales del estado.

¿Por qué eran tan importantes las elecciones en Georgia?

La cámara alta del Congreso de Estados Unidos, el Senado, ha estado controlada por el Partido republicano desde 2014.

Esa instancia es clave para que se aprueben leyes y se confirmen los nombramientos del gabinete y los jueces de la Corte Suprema, el tribunal de mayor jerarquía del país.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.