Cómo serán los meses en los que se acabará la guerra en Colombia y las FARC dejarán las armas

Guerrilleros de las FARC Derechos de autor de la imagen NAtalio cosoy / bbc mundo
Image caption Los guerrilleros de las FARC se concentrarán en 23 zonas veredales y ocho campamentos, en diferentes zonas del país.

Es otro paso fundamental de cara al fin del conflicto entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que en 52 años (el más largo de su tipo en el hemisferio occidental) ha dejado más de 220.000 muertos, decenas de miles de desaparecidos y 6,9 millones de desplazados internos

Este viernes en La Habana, los equipos negociadores de ambas partes, junto a los países garantes del proceso y representantes de la misión de observación y verificación de Naciones Unidas presentaron los 23 protocolos y dos anexos que regirán el cese el fuego bilateral y definitivo y la dejación de armas por parte de las FARC, proceso que comenzará una vez que se firme el acuerdo final entre las partes.

Colombia y las FARC: "No se va a acabar la violencia; se va a acabar el conflicto armado interno"

Allí se establecen las fases de planeamiento y ejecución que permiten el despliegue del mecanismo de monitoreo y verificación, la adaptación de dispositivos de la fuerza pública en el terreno y el funcionamiento de las 23 zonas veredales transitorias de normalización (en los que habrá campamentos) y 8 puntos (o, simplemente, campamentos), que serán donde se concentren las FARC durante seis meses una vez iniciado el cese el fuego.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El presidente colombiano Juan Manuel Santos y el líder de las FARC Rodrigo Londoño alias Timochenko acordaron un cese el fuego bilateral e indefinido el pasado 23 de junio, que todavía está por comenzar.

Las zonas veredales serán de libre acceso para los ciudadanos y los medios de comunicación, mas no los campamentos que se encuentren dentro de ellas y donde vivan los guerrilleros.

Los protocolos también contienen una lista de acciones prohibidas.

Entre ellas, por ejemplo, las FARC no podrán realizar actividades ilícitas como extorsión, narcotráfico o minería ilegal; o no adquirir o fabricar armas no comprendidas en los acuerdos (es decir, a no incorporar nuevo armamento al arsenal que ya poseen); o ejercer violencia contra la sociedad civil.

Y las fuerzas del Estado no podrán realizar vuelos por debajo de los 1.500 metros en las zonas donde esté concentrada la guerrilla, ni atacar a los rebeldes, ni hacer propaganda contra las FARC.

Mecanismo tripartito

En una conferencia de prensa en Bogotá, el jefe de la misión de la ONU, el francés Jean Arnault, ya había explicado el martes pasado que su equipo tendrá dos funciones fundamentales.

Por un lado la verificación del cese el fuego y hostilidades bilateral y definitivo, en el que la misión, que tendrá a su vez un rol de coordinación, será parte de un mecanismo tripartito del que también participarán el gobierno colombiano y las FARC.

Derechos de autor de la imagen Misión de la ONU en Colombia
Image caption Jean Arnault, jefe de la misión de la ONU en Colombia: "Pretendemos ser una garantía para las partes y para los colombianos".

Por otro lado, la misión de la ONU tendrá la responsabilidad exclusiva de verificar en forma directa la dejación de armas por parte de las FARC.

Según informó el jefe de la misión de la ONU, en cada zona veredal habrá unos 18 de sus observadores (además de los del gobierno y las FARC), y algo menos en cada uno de los ocho campamentos.

El mecanismo tripartito tendrá presencia permanente (24 horas, siete días a la semana) en las zonas veredales y los campamentos.

Seguridad

"Pretendemos ser una garantía para las partes y para los colombianos", dijo Arnault respecto a la misión de la ONU, cuyos miembros no estarán armados.

La misión tiene un papel preventivo importante, de acuerdo con Arnault y la idea es que se puedan hacer rápidas correcciones de eventuales incumplimientos, para evitar que se caiga en un violación.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez, dijo que se capacitará a los integrantes de equipos de las FARC y gobierno antes de iniciar cualquier proceso.

Durante el anuncio de este viernes en La Habana se explicó que en caso de incidentes el grupo de monitoreo la misión de la ONU estará encargada de hacer la evaluación de lo ocurrido y de presentar los informes de verificación; también podrá dar recomendaciones y ayudar a dirimir diferencias.

En caso de haber violaciones importantes, ya había explicado Arnault el martes pasado, habrá sanciones políticas, con pronunciamientos primero de la misión, luego del secretario general de la ONU y, finalmente, del Consejo de Seguridad.

Derechos de autor de la imagen Ministerio de Defensa de Argentina
Image caption El general argentino Javier Pérez Aquino es el jefe de observadores de la misión de la ONU.

Arnault admitió, por otra parte, que la seguridad de la misión de la ONU es un tema de preocupación. Hay, por ejemplo, regiones en las que se establecerán las zonas veredales en las que también hay presencia del segundo grupo guerrillero de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Desde una cuenta de Twitter de ese grupo guerrillero, @MiguelAtal_ELN, indicaron: "Respetamos acuerdos firmados por las FARC pero en algunas zonas estamos también y no tenemos cese al fuego con el gobierno".

Y no descartaron enfrentamientos con las fuerzas militares.

Cronograma

El cronograma definitivo no está tan claro aún, porque los acuerdos de cese el fuego y dejación de armas sólo comenzarán a funcionar una vez firmado el acuerdo final entre las partes (día D).

El acuerdo del 23 de junio pasado señala que un día después del día D, la fuerza pública organizará el dispositivo necesario para que las FARC se trasladen a las 23 zonas veredales y ocho campamentos, algo que ocurrirá cuatro días después.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El jefe del equipo negociador del gobierno colombiano, Humberto De la Calle, desde hace 4 años que dialoga con las FARC.

Este viernes, Humberto De la Calle, jefe negociador del gobierno, agregó que a los ocho días las FARC entregarán al componente internacional toda la información de la cantidad de sus integrantes.

Y que a los diez darán las coordenadas de todos los depósitos donde tengan almacenado armamento inestable, para que la ONU verifique su destrucción.

La dejación del resto de las armas comenzará 90 días después del día D, cuando se colocarán en los contenedores 30% del armamento, a los 120 otro 30% y a los 150 la cantidad restante.

Lo que falta

¿Qué falta para alcanzar un acuerdo final?

Por un lado, faltan cerrar algunos puntos clave, como detalles acerca de la reincorporación de las FARC a la vida civil y cómo harán su ingreso a la política colombiana; y cómo se elegirán los magistrados que encabezarán los tribunales de la Jurisdicción Especial para la Paz, acordada en La Habana en septiembre de 2015, cuando se dio ese famoso primer apretón de manos entre el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko.

Derechos de autor de la imagen Natalio Cosoy/BBC Mundo
Image caption Las cifras del conflicto en Colombia son apabullantes: 52 años de duración, más de 220.000 muertos y 6,9 millones de desplazados internos.

Pero el punto más problemático, que tiene trabado el avance en la mesa de diálogos, tiene que ver con la amnistía para los delitos de rebelión y conexos (están excluidos de la amnistía delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra graves, entre otros).

Falta saber cuándo comenzará a aplicarse: para las FARC debería ser cuando inicie el cese bilateral y definitivo; para el gobierno debería ser una vez se que haya concluido la dejación de armas.

Derechos de autor de la imagen NAtalio cosoy / bbc mundo
Image caption La dejación de armas se desarrollará a lo largo de dos meses.

"Si no hay una ley de amnistía no hay acuerdo final", dijo en conferencia de prensa este viernes Carlos Antonio Lozada, del equipo negociador de las FARC.

Una vez saldado este punto es de esperarse que desde La Habana llegue, finalmente, el anuncio de un acuerdo definitivo.

Derechos de autor de la imagen Natalio Cosoy / bbc mundo
Image caption En Norte de Santander, departamento fronterizo con Venezuela, hay presencia del ELN.

Temas relacionados

Contenido relacionado