El polémico e "inaceptable" gesto de un yudoca de Egipto que se negó a darle la mano a su rival de Israel en las Olimpiadas de Río 2016

  • Redacción
  • BBC Mundo
Or Sasson (izquierda) alarga el brazo para darle la mano a Islam El Shehaby

Fuente de la imagen, AP

Pie de foto,

El público abucheó el gesto de Islam El Shehaby

Los Juegos Olímpicos son una gran fiesta deportiva, de solidaridad y de hermandad entre deportistas de países y culturas distintas. Pero no siempre.

Tras los elogios que generó la fotografía de una deportista de Corea del Norte y de Corea del Sur, se vivió el ejemplo contrario.

El yudoca egipcio Islam El Shehaby se negó a dar la mano al israelí Or Sasson al final del combate, lo que generó los abucheos del público de los Juegos de Río. Y también un debate sobre la intolerancia.

El Comité Olímpico Internacional (COI) expulsó a El Shehaby con una "severa reprimenda" por considerar su comportamiento "contrario a las reglas del juego limpio y al espíritu de amistad propia una olimpiada".

Al parecer, el Shehaby, de 32 años, había recibido presiones en las redes sociales para que no se presentara al duelo con el israelí porque sería una ofensa para el islam.

Fuente de la imagen, AP

Pie de foto,

Islam El Shehaby recibió presiones en las redes sociales para que ni siquiera combatiera

Egipto fue la primera potencia árabe en firmar la paz con Israel en 1979, pero el acuerdo sigue siendo impopular entre muchos egipcios.

Un dirigente del COI señaló que fue el propio presidente del ente, el alemán Thomas Bach, quien decidió la apertura de la investigación a El Shehaby.

"Creemos que el espíritu olímpico debería consistir en construir puentes, nunca en levantar muros", dijo el portavoz del COI, Mark Adams.

"Hay cosas que pasan en el momento que son inaceptables y obviamente recordaremos a todos los competidores los valores olímpicos", agregó.

"No me importa"

Sasson, que finalmente ganó la medalla de bronce en la categoría de más de 100 kilos, no dio importancia al hecho.

"No me importa. Sabía que había una posibilidad de que no me diera la mano", dijo.

El Shehaby no hizo comentarios.

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto,

El israelí no se lo tomó como algo personal y restó trascendencia a lo sucedido.

Nicolas Messner, portavoz de la Federación Internacional de Yudo, dijo que los judocas no están obligados a darse la mano tras el combate, sino sólo a inclinarse, algo que El Shehaby finalmente hizo.

Algunos deportistas libaneses e israelíes tuvieron una discusión la pasada semana sobre compartir o no un autobús que los transportaba a la ceremonia de inauguración.

El equipo libanés admitió que trató de impedir la presencia de los israelíes, pero dijo que la razón fue que el autobús estaba reservado para los miembros de su equipo.

El Comité Olímpico Egipcio se desmarcó de la polémica y dijo que la decisión de El Shehaby fue "personal".