La policía de Brasil solicita cargos de corrupción y lavado de dinero contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva

Luiz Inácio Lula da Silva en su despacho Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Luiz Inácio Lula da Silva fue presidente de Brasil de 2003 a 2010.

La Policía Federal brasileña recomendó que se presenten cargos en contra del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por su presunta participación en un esquema de corrupción relacionado con un contratista del gobierno.

La acusación está conectada a un lujoso apartamento en el litoral de Sao Paulo.

La policía cree que el gigante de la construcción OAS, al que pertenece el apartamento, hizotrabajos de remodelacióndel mismo para el entonces presidente a cambio de contratos del gobierno.

La defensa del expresidente afirma que este y su esposa, Marisa, cancelaron la compra del apartamento y en realidad nunca les perteneció.

Al igual que Lula, su esposa, y el expresidente de OAS, Leo Pinheiro, están entre los acusados de lavado de dinero, falsificación y corrupción pasiva.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El apartamento en el edificio Solaris se encuentra en la playa Guaruja, a unos 90 kilómetros de la ciudad de Sao Paulo.

Desde que Lula dejó el gobierno, la justicia de Brasil ha estado investigando una trama de corrupción que involucra a altos políticos y ejecutivos de las empresas constructoras más grandes del país, entre las que está OAS.

La investigación ha sido llamada Operación "Lava Jato" (lavado de autos) y en ella ha resultado salpicado el gigante petrolero brasileño de participación estatal Petrobras.

Luego de la recomendación de este viernes de la Policía Federal, la fiscalía dispone de 90 días para determinar si solicita a un juez que se abra un proceso contra los acusados.

A fines de julio se anunció que Lula será juzgado por obstrucción a la justicia junto a otras seis personas.

Los cargos se refieren a supuestos intentos de sobornar a uno de los exdirectivos de Petrobras a cambio de que se negara a cooperar con las autoridades.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Dilma Rousseff, sucesora de Lula da Silva, fue suspendida como presidenta y enfrenta un proceso que la podría retirar del cargo definitivamente para ser enjuiciada por un caso de malversación de fondos públicos.

El anuncio de este viernes de la Policía Federal llega en un momento en el que la atención política del país se centra en el proceso de juicio político en contra de la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, que se inició este jueves en el Senado brasileño.

Temas relacionados

Contenido relacionado