Así fue el sorpresivo encuentro de Donald Trump con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto

Enrique Peña Nieto saluda a Donald Trump Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Peña Nieto invitó a Donald Trump a sostener un diálogo en privado. El presidente mexicano aseguró que la invitación también fue hecha a la demócrata Hillary Clinton.

Fue un encuentro inesperado a ambos lados de la frontera.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump, se reunieron este miércoles en la residencia oficial de Los Pinos de Ciudad de México.

La celebración de la reunión tomó a muchos por sorpresa, ya que se dio a conocer tan solo unas horas antes de que sucediera.

Y como era de esperar, Trump no ofreció una disculpa al mandatario mexicano por lo que en los últimos meses ha dicho de sus compatriotas que emigran a EE.UU., a los que tachó de "delincuentes y violadores".

En una conferencia de prensa posterior al encuentro, Peña Nieto y Trump explicaron que hablaron, entre otros asuntos, de la seguridad entre ambos países, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), de los que su respectivos países son firmantes, e incluso del muro fronterizo que el candidato republicano quiere levantar entre ambas naciones.

Trump, quien defiende que México debe financiar ese muro, aseguró que no hablaron de quién pagará por él, algo que posteriormente fue desmentido por el presidente mexicano en un mensaje en Twitter.

"Al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará por el muro", escribió el mandatario en la red social.

Y en ello insistiría también horas después, en una entrevista ofrecida a Televisa.

Pero en el discurso que Trump dio en Arizona en la noche de este miércoles y en el que delineó la que será su política migratoria si llega a la Casa Blanca, el magnate volvió a insistir en que "México pagará por el muro".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption EE.UU. construyó un muro fronterizo de 1.100 kilómetros desde la década de 1990, pero Trump espera completar los 3.000 kilómetros de toda la frontera.

"Personas maravillosas" y "cambio de tono"

Más allá de esta importante discrepancia, en la rueda de prensa que ofreció junto al magnate tras su encuentro en Los Pinos, peña Nieto aseguró: "Podemos no estar de acuerdo en diversos temas, pero su presencia aquí, señor Trump, muestra que tenemos una coincidencia fundamental: nuestros respectivos países son muy importantes el uno para el otro.

"El pueblo de México se había sentido agraviado por comentarios que se habían formulado. Pero que yo estaba seguro que su interés genuino es por construir una relación y darle a nuestras sociedades condiciones de mayor bienestar", señaló el mandatario mexicano.

Además, en una entrevista ofrecida posteriormente al canal Televisa, Peña Nieto habló de un "cambio de tono" en el discurso del candidato republicano a la presidencia de EE.UU.

"Sí aprecio un cambio de tono, un reconocimiento a la importancia de México, el interés por que trabajemos juntos en temas de seguridad, en cuidar la seguridad de la región de Norteamérica".

Por su parte, el republicano dijo que llevó al presidente mexicano sus "puntos de vista sobre el comercio y las políticas de inmigración".

"Hablamos sobre el muro (fronterizo), no hablamos sobre quién pagará el muro. Eso será para una reunión posterior", señaló el magnate estadounidense.

También dijo que los mexicanos son personas "maravillosas" y "espectacularmente trabajadoras", lo que contrasta con su descripción de que los inmigrantes mexicanos son "violadores" y "criminales" que ha hecho en el pasado.

También indicó que la invitación al diálogo estaba abierta a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

El diálogo privado

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Peña Nieto resaltó que México y EE.UU. comparten un intercambio comercial de US$500.000 millones y una frontera por la que transitan legalmente un millón de personas todos los días.

En la conferencia de prensa que ofrecieron en Los Pinos, tanto Peña Nieto como Trump hablaron sobre el diálogo de poco más de una hora que sostuvieron en privado.

Peña Nieto dijo que hablaron para "aclarar y superar malos entendidos", en una "conversación abierta y constructiva" en la que no estuvieron de acuerdo en algunos puntos.

El mexicano aseguró que está dispuesto a "modernizar" el TLCAN, y a trabajar con EE.UU. para establecer una frontera "eficiente y segura".

Por su parte, Trump insistió en que tiene "mucho respeto" por las comunidades mexicanas en Estados Unidos, pero señaló que hay aspectos de la relación bilateral con los que no está de acuerdo.

"Nadie gana donde los traficantes de personas y drogas toman a personas inocentes, cuando los carteles comenten delitos violentos, cuando las armas ilegales y los flujos de dinero entran a México", dijo el republicano.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump cambió el tono de sus mensajes sobre los mexicanos y dijo que son personas "maravillosas". con fuertes valores familiares.

Relación difícil

La relación de Trump con México ha sidocomplicada: en los últimos meses describió a los indocumentados mexicanos en EE.UU. como "criminales" y "violadores", y sostiene que los gobiernos mexicanos "estafan" a los estadounidenses.

El republicano también ha prometido sellar la frontera común con un muro fronterizo pagado por México, lo que ha sido visto por el gobierno mexicano como una idea "absurda".

De ahí que el encuentro entre Trump y Peña Nieto causara reacciones de extrañeza.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Peña Nieto consideró que hubo "malinterpretaciones" y "afirmaciones"en la campaña de Donald Trump que han "lastimado y afectado" a los mexicanos.

Podría ser un intento de "establecer canales con quien quiera que vaya a ser el siguiente presidente", dijo Andrew Selee, del Centro Woodrow Wilson, al diario The New York Times.

"Que Peña Nieto invite a Trump a México demuestra que (Trump) ha sido forzado a modificar parte de su retórica y a tomar a México más en serio".

Otra lectura, es que Peña Nieto cree que un encuentro con Trump puede ayudarle a mejorar la mala imagen que la mayoría de sus conciudadanos tienen de él.

Además de las críticas en redes sociales contra la visita de Trump, algunas personas realizaron protestas con mensajes como "pide perdón y márchate" y "no eres bienvenido".

Temas relacionados

Contenido relacionado