“Se fue una parte de mi familia”: la despedida de miles de mexicanos al cantante Juan Gabriel

Hombre sostiene un cartel que dice "te veré en el cielo Juan Gabriel". Derechos de autor de la imagen Alberto Nájar
Image caption Miles de personas en México despidieron los restos del artista Juan Gabriel.

Un cartel en forma de paloma habla por Rubén Banda, quien asegura tener más de 100 años. "Te veré en el cielo, Juan Gabriel", reza la figura.

Entre la multitud que espera despedir las cenizas del mexicano más conocido en el mundo, el mensaje del anciano llama la atención.

No es un aviso. Más bien una forma de lamentar la repentina muerte del cantante.

"Le reclamo, ¿por qué te fuiste? No te querías ir y yo sí pero te marchaste primero. ¿Qué te pasa?", cuenta Rubén a BBC Mundo.

"Espero pronto convencer a Dios. Por eso le digo a Juan Gabriel: allá te veo".

Image caption Miles sintieron la muerte de Juan Gabriel como algo muy cercano.

Rubén ha esperado toda la mañana para participar en el homenaje en el Palacio de las Bellas Artes, el recinto más importante de la cultura mexicana.

Hace 26 años el cantante ofreció un primer concierto, que para muchos representó el reconocimiento pleno de la cultura popular mexicana.

Ahora regresa para despedirse. Miles de personas aguardaron durante horas, algunas incluso la noche anterior, para ver unos segundos la urna con sus cenizas.

La fila para entrar al recinto serpentea por la Alameda, un parque de unas dos hectáreas de terreno en el centro de Ciudad de México.

El ingreso de las personas no se detiene un segundo. Niños, adolescentes, adultos y ancianos caminan lentamente.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El cuerpo del artista Juan Gabriel fue cremado en Estados Unidos.

Muchos llevan su teléfono móvil en la mano para registrar sus pocos segundos frente a la urna funeraria.

La Secretaría de Cultura cree que unas 750.000 personas acudirán al homenaje.

Más del doble de quienes hace dos años despidieron, en el mismo Palacio, a Gabriel García Márquez.

"No creo que esté muerto"

El domingo que murió Juan Gabriel fue soleado en la capital mexicana. Pero el lunes de la despedida es gris, copado de nubes y con lluvia por momentos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Juan Gabriel fue un ícono de la música en México y América Latina.

Como si el clima se hubiera puesto de acuerdo para acompañar los sentimientos encontrados de la multitud.

"Era mi amor, mi corazón, mi todo", confiesa Mary Gómez a BBC Mundo, mientras sostiene varias fotos del cantante.

"Qué tristeza. Cuando murió me sentí muy mal, sentí feo en el pecho y me puse a llorar, la verdad".

Cuando pase frente a sus cenizas "le voy a decir: allá nos vemos, que Dios te bendiga mucho".

Marina Luna se lamenta. "Lo queremos mucho, ojalá hubieran traído su cuerpo", dice a BBC Mundo.

"Pero aunque sea con las cenizas, con eso estamos contentos de que haya venido".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los restos de Juan Gabriel son velados en el Palacio de Bellas Artes.

Ofelia Curiel Arenas compensa su tristeza. "Se fue espiritualmente pero mientras escuchemos sus canciones jamás morirá", dice a BBC Mundo.

Y otros como Rigoberto López Valencia conservan la esperanza. Con su armónica toca la música de "La diferencia", escrita por el artista en 1980.

"No creo que esté muerto. Es como el mito de Pedro Infante, que no se murió. Juan Gabriel quiere permanecer en el anonimato", asegura a BBC Mundo.

La fiesta

Image caption Muchos improvisaron sus canciones en el homenaje.

El tenor Fernando De la Mora abrió el homenaje. Cantó "Amor eterno", una de las canciones más emblemáticas de Juan Gabriel.

La escribió tras la muerte de su mamá, Victoria Valadez Rojas, pero en México es casi como un himno para festejar el Día de las Madres.

Es también una despedida frecuente en los funerales, como ahora que se repite a lo largo del homenaje.

Son dos escenarios. En el recinto y la explanada cantantes reconocidos y el coro de Bellas Artes interpretan algunas de sus canciones, que se transmiten en vivo por televisoras y en internet.

Afuera la gente improvisa.

Image caption "Mientras cantemos sus canciones seguirá vivo", dice Ofelia Curiel.

Alguno empieza a cantar y enseguida lo siguen otros hasta formar un coro de decenas de personas que se aplaude, lanza porras al cantante y como solían hacerlo en los conciertos del Divo de Juárez, piden una nueva canción.

Otros llevan flores, fotos, carteles y hasta viejos discos de acetato con sus canciones.

Por momentos el lugar se convierte en una fiesta. Mariachis tocan sus canciones, los cantantes se suceden casi sin pausa, apenas para agradecer los aplausos.

Tardarán un rato en agotar el repertorio. Juan Gabriel compuso más de 1.800 canciones, además de una cantidad desconocida de otras que permanecen inéditas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La gente hace largas filas para despedir a Juan Gabriel bajo la lluvia.

Bajo la llovizna y a escondidas de la policía, decenas de vendedores callejeros ofrecen memorias de USB "con las 2.000 canciones de JuanGa, a veinte pesitos".

Homofobia

Alberto Aguilera Valadez, el verdadero nombre de Juan Gabriel, empezó a cantar profesionalmente a finales de los años 60 en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En las décadas siguientes consolidó su carrera, hasta llegar al momento más importante cuando cantó en el Palacio de Bellas Artes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Juan Gabriel escribió al menos 1.800 temas musicales.

Su concierto causó una intensa polémica. Muchos intelectuales y artistas protestaron porque se abriera el recinto a un cantante "populachero", como le llamaron.

Hubo otros elementos, como los describió el escritor Carlos Monsiváis en una crónica del evento en la revista Proceso.

"A la homofobia se acogen los bravíos articulistas todavía incrédulos ante un individuo con tales modales y tal fama y semejante éxito", escribió.

"La homofobia es el argumento que no requiere de palabras".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Mariachis también fueron a ofrecer su último adiós a Juan Gabriel.

Su preferencia sexual, de la que nunca habló abiertamente, también es parte del homenaje.

Frente a la explanada del Palacio de Bellas Artes, entre la fila serpenteante para ver su urna y en las calles cercanas aparecen jóvenes con la bandera multicolor del orgullo homosexual.

Otros caminan con su retrato y unas flores en la mano, y algunos más visten trajes similares a los que El Divo de Juárez usaba en el escenario.

No falta quien se anime a un "palomazo", como se llama en México a improvisar una canción.

"A muchos nos duele"

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La admiración a Juan Gabriel trasciende generaciones.

Hay miles de jóvenes y adolescentes en el homenaje. Muchos no habían nacido cuando JuanGa, como ahora definen al cantante en redes sociales de internet, ya era un iolo.

Pero aguantan la espera en la larga fila, al lado de los primeros admiradores del artista.

Es una de las razones que explican a los cientos de miles de admiradores reunidos en el centro de la capital mexicana.

"Yo lo escucho casi desde que nací, me ha dejado muchos recuerdos", le dice a BBC Mundo Miguel Ángel García, quien viajó desde el estado de Guerrero para asistir al homenaje.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Juan Gabriel murió hace más de una semana en Los Ángeles, EE.UU. de un ataque al corazón.

Emilio Hernández también creció con su música. Con una bandera mexicana a la que pegó fotografías del cantante confiesa que es su fan, "mi artista favorito".

"Cuando murió pensé: que mala onda, cómo se nos fue a ir nuestro cantante", le dice a BBC Mundo.

"Es muy lamentable, nadie le va a llegar a los talones, él era único".

Pero fue algo más, dice Margarita Garibay. Desde pequeña –tiene 45 años de edad- escuchaba a sus tías cantar a Juan Gabriel mientras se maquillaban para ir a una fiesta con los novios.

Los chicos de entonces ahora son sus tíos. Ella es abuela de gemelos. El Divo de Juárez nunca faltó en la casa familiar.

Esta muerte la siente cercana. "Se fue una parte de mi familia. Pero aquí me siento más confortada, somos muchos con el mismo dolor".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La multitud rodea al Palacio de las Bellas Artes para despedir a Juan Gabriel.

Temas relacionados

Contenido relacionado