Por qué la Asamblea Nacional de Nicaragua tiene a un muerto como su presidente

Retrato del presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, René Núñez Téllez Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption René Núñez Téllez seguirá siendo presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua incluso después de muerto.

Para los diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua se trata de un merecido homenaje.

Pero para otros es simplemente el último -y más extremo- ejemplo del aferramiento a sus cargos de los políticos nicaragüenses.

El diputado sandinista René Núñez Téllez fue ratificado el martes como presidente del parlamento de la pequeña nación centroamericana hasta el próximo 9 de enero.

Y eso significa que Núñez, quien falleció el pasado 10 de septiembre a los 69 años, seguirá ocupando el cargo incluso después de muerto.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente Daniel Ortega participó en los homenajes a Núñez Téllez, vinculado desde su juventud al sandinismo.

La medida fue justificada por sus compañeros como un reconocimiento a una labor que el político sandinista ejerció por primera vez de 1985 a 1990 y nuevamente a partir de 2007.

"No es un homenaje más, sino una declaratoria de gran significado a todo el esfuerzo y dedicación que él dio y continua dando a esta Asamblea", explicó su colega de bancada Iris Montenegro.

Y la idea es que sea la propia Montenegro -quien formalmente continuará ostentando el cargo de vicepresidente- la que ejerza de "presidenta por la Ley" hasta el inicio de la próxima legislatura.

El hombre de la reelección

Núñez, quien falleció en Costa Rica por causa de una "afectación pulmonar", ingresó al Frente Sandinista en su juventud y era un amigo personal del presidente Daniel Ortega.

Aunque el parlamentario, que tenía fama de conciliador y era conocido por su sencillez, también era bastante apreciado por políticos de todo el espectro.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Fue con René Núñez como presidente del parlamento que se abolió la prohibición a la reelección indefinida en Nicaragua.

La oposición nicaragüense, sin embargo, ya prácticamente no cuenta con representación en la Asamblea.

Y en un país en el que muchos también denuncian rutinariamente los riesgos del culto a la personalidad y de la reelección indefinida -prohibida en 1990, pero restaurada en 2014 por el parlamento presidido por Núñez Téllez- tampoco faltaron las críticas al insólito nombramiento.

"Kim Il Sung sigue siendo presidente de la República Democrática de Corea. René Núñez sigue siendo Presidente de la Asamblea Nacional", ironizó Jorge Mejía a través Twitter.

"Surrealismo orteguista: muere el presidente de la Asamblea René Núñez, pero en vez de elegir un sucesor Ortega deja al fallecido en el cargo", escribió también ahí el periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro.

Ortega buscará ser electo a la presidencia de la República en cuarta ocasión -y por tercera vez consecutiva- en las elecciones generales del próximo 6 de noviembre.

Y en esos comicios también se elegirán a los diputados a la Asamblea Nacional que se encargarán de designar al sustituto de Núñez Téllez.

Temas relacionados

Contenido relacionado