Colombia: Santos comienza a negociar posibles cambios al acuerdo de paz con las FARC con los partidarios del "No"

Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos. Derechos de autor de la imagen Presidencia de Colombia
Image caption Uribe y Santos se reunieron por primera vez en más de cinco años.

Luego de seis años sin encontrarse, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el exmandatario Álvaro Uribe volvieron a verse cara a cara este miércoles.

La reunión duró unas cuatro horas y, tras su finalización, Santos explicó que se encuentra en un proceso de "ajustes" al acuerdo de paz negociado con las FARC y que fue rechazado por la mayoría de los electores el pasado domingo.

"Inicié desde el mismo lunes contactos con los diferentes sectores que se pronunciaron por el 'No'. Mi propósito es escucharlos, atender en la medida de lo posible sus observaciones y propuestas de ajuste para encontrar un camino que nos permita no sólo culminar el acuerdo de paz con las FARC, sino fortalecerlo", dijo el mandatario.

Uribe, considerado como un factor clave para el triunfo del "No", asistió acompañado por varios dirigentes de su partido Centro Democrático, incluyendo al excandidato presidencial de esa organización, Óscar Iván Zuluaga.

"Es mejor la paz para todos los colombianos que un acuerdo débil para la mitad de los ciudadanos", afirmó Uribe.

El exmandatario dijo que la reunión sirvió para plantear "proposiciones y ajustes" al acuerdo negociado en La Habana y afirmó que Santos expresó voluntad de lograrlo.

Derechos de autor de la imagen Presidencia de Colombia
Image caption Uribe acudió a la reunión acompañado de varios dirigentes de su partido Centro Democrático.

Diálogo con el "No"

Durante un discurso ante la prensa, Santos agradeció a los asistentes al encuentro su buena disposición y dijo que todas las inquietudes planteadas en estos días serán discutidas a partir de este jueves por las comisiones designadas para ello por ambas partes.

El mandatario también se refirió a la reunión que mantuvo este miércoles por la mañana con el expresidente Andrés Pastrana, así como a otros encuentros con organizaciones cristianas y asociaciones gremiales, al tiempo que anunció que seguirá encontrándose con otros partidarios del "No" en los próximos días.

"Todo esto deberá, como es natural, ser tratado con la delegación de las FARC en La Habana", advirtió Santos.

En ese sentido, el corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Natalio Cosoy, señala que "no ha quedado claro cómo esta negociación con el 'No' funcionará en relación a la mesa de La Habana con las FARC".

"¿Les llevarán lo acordado al final de cada día para saber si los guerrilleros lo aceptan o no?, ¿o compilarán una contrapropuesta de acuerdo completo para volver a firmar? En cualquier caso, las FARC insisten en que el acuerdo está cerrado y no se puede reabrir, por lo que deberían primero cambiar esa posición o ser convencidos por un nuevo pacto que puedan aceptar", explica Cosoy.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Uribe afirmó que presentaron al gobierno ajustes y proposiciones para modificar lo negociado en La Habana

Peligros

Al hablar ante la prensa, Santos se mostró optimista ante la posibilidad de que la paz en Colombia pueda concretarse pero afirmó que hace falta celeridad.

"Estamos muy cerca de lograr la paz. Una paz estable, duradera y con un apoyo ciudadano más amplio. Si todos tienen esa voluntad y contribuyen con responsabilidad, realismo y celeridad, lo conseguiremos", dijo.

"La administración del cese al fuego y hostilidades en las condiciones de incertidumbre actuales, conlleva muchos riesgos", alertó antes de pedir la deposición de los antagonismos y las rencillas para lograr el bien común.

Marcha "por la paz"

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Sólo en Bogotá decenas de miles de personas marcharon "por la paz" rumbo a la Plaza de Bolívar.

En paralelo, este miércoles se realizaron diferentes manifestaciones "por la paz", organizadas por estudiantes universitarios, pero donde también habían militantes y hasta miembros del gabinete presidencial.

Sólo en Bogotá decenas de miles de personas vistiendo de blanco y portando velas marcharon rumbo a la Plaza de Bolívar, un tipo de expresión multitudinaria inusual en Colombia, explica Cosoy.

Andrés Camilo Rodríguez, un joven de 21 años militante del movimiento Marcha Patriótica, dijo a BBC Mundo que marchaba "por la defensa de los acuerdos": "Para poder construir una paz estable y duradera y decirle no a estas fuerzas políticas inclinadas hacia la guerra".

"El gobierno tiene que buscar un gran pacto nacional, que puede ser una convención constituyente, o un gran pacto nacional que incluya a todos, incluso a las otras insurgencias como el ELN".

Pero no todos los que participaron en las manifestaciones pertenecían a movimientos políticos. Diana, una diseñadora gráfica de 24 años que el domingo votó por el "Sí" marchó porque considera importante llegar a un acuerdo.

"Siento que debemos pensar en las víctimas de este conflicto. No debemos pensar tanto en el daño que nos hicieron y en el odio del pueblo, sino más en perdonar".

Temas relacionados

Contenido relacionado