Qué esperan las víctimas del régimen militar en Argentina de los documentos que va a desclasificar la Iglesia católica

El titular de la Conferencia Episcopal Argentina, cardenal Mario Poli, fue quien dio a conocer los detalles de la desclasificación. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El titular de la Conferencia Episcopal Argentina, cardenal Mario Poli, fue quien dio a conocer los detalles de la desclasificación.

"La complicidad de la Iglesia con la dictadura militar ya está probada y documentada", dice Hebe di Bonafini, fundadora de Madres de Plaza de Mayo.

Bonafini, que es una de las caras más visibles en la lucha por la verdad y los desaparecidos que dejó el régimen militar de los años 70 en Argentina, celebra el anuncio del Vaticano que este martes dijo haber digitalizado más de 3.000 cartas enviadas a la Iglesia durante esos años.

"Es un cambio profundo importante, que no era fácil de esperar, pero el papa Francisco se la está jugando por Latinoamérica", señala Bonafini a BBC Mundo.

"Pero que los curas cobraban sueldos de la dictadura, que nos escondían a nuestros hijos, que usaban calzado del ejército… todo eso ya está", asegura.

La Iglesia no especificó cuándo, pero informó que víctimas y familiares directos de los desaparecidos y detenidos, así como religiosos afectados, tendrán acceso exclusivo a las cartas que enviaron miles de argentinos a la Iglesia durante el régimen.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Hebe de Bonafi es una de las caras visibles de las Madres de la Plaza de Mayo. Según ella, "la complicidad de la Iglesia con crímenes atroces ya está probada".

"No tenemos miedo"

"La Iglesia no le tiene miedo (a los documentos). Siempre la verdad ilumina, aunque duela", dijo el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, cardenal Mario Poli, quien dio a conocer el anuncio.

Y recordó que en el año 2000 la Iglesia pidió perdón por los "silencios responsables" y la "participación efectiva" de muchos de sus miembros durante los años de "la violencia guerrillera y la represión ilegítima que enlutaron a la patria".

"En diferentes momentos de nuestra historia hemos sido indulgentes con posturas totalitarias, lesionando libertades democráticas", dijo en su momento la Iglesia en alusión a su rol en el régimen militar, que duró de 1976 a 1983.

Por otro lado, Poli informó que "el periodismo de investigación y la ciencia histórica deberán esperar un tiempo para sus consultas".

El cardenal explicó que se ha privilegiado el acceso a las víctimas "por un sentido de reparación para ellos".

Di Bonafini dijo a BBC Mundo que está de acuerdo en que ellos sean los primeros en acceder a las cartas, "para que no empiecen a escribir toda clase de libros e impidan la investigación seria".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El papa Francisco ordenó en octubre la digitalización y desclasificación de los documentos, que ahora es un hecho.

Algunos creen que con este tipo de gestos se está cumpliendo con una deuda que tiene o tenía la Iglesia con las víctimas del gobierno militar.

"Hubo muchos religiosos que dieron la vida por los pobres y fueron asesinados o desaparecidos por la dictadura militar, pero la institución por arriba tuvo una actitud atroz", asegura Ernesto Lejderman, miembro de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, una organización con base en Buenos Aires.

"El Papa es valiente al hacer algo que otros no quisieron hacer, porque hay intereses políticos y económicos que quieren impedir la publicación de estos documentos", señala a BBC Mundo.

"Pueden servir para algunas familias"

Sin embargo, algunos especialistas manifestaron preocupación por el acceso limitado de los documentos.

"Este no es un acceso irrestricto", le comenta a BBC Mundo Gastón Chillier, director ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), organización de Buenos Aires que ha investigado este tema.

Chillier comparó esta desclasificación a la que hizo recientemente el Departamento de Estado de Estados Unidos, que permitió el acceso libre a miles de documentos secretos que emitieron sus delegaciones durante el régimen.

"Las víctimas tienen derecho a satisfacer la verdad e impulsar las causas, pero la sociedad también tiene derecho a investigar y discutir cuál fue el papel de la Iglesia en la dictadura", señala a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Kerry visitó a Macri recientemente en la Casa Rosa.

El fundador del CELS, Emilio Mignone, publicó en 1986 "Iglesia y dictadura", un emblemático libro que documentó la complicidad de la Iglesia con el gobierno militar.

"Pero hoy, aunque se haya digerido en su momento, es un tema del que no se habla en Argentina", dice Chillier.

Chillier aseguró que se espera que las cartas de la Iglesia permitan a varias familias de desaparecidos esclarecer casos y con suerte encontrarlos, como ya ocurrió con 121 jóvenes, que fueron separados de sus padres durante la persecución oficial que dejó entre 9.000 y 30.000 desaparecidos, según la fuente que se consulte.

Es lo que también espera de Bonafini, quien dijo que los documentos pueden servir para casos puntuales que no se han resuelto.

Aunque reiteró: "Si alguien quiere saber lo que hizo la Iglesia, que venga a nuestros registros, porque desde el primer día empezamos a escribirlo todo".

Temas relacionados

En otros sitios BBC